8 Trucos de crianza de bebés para hacer la vida más fácil

Si bien tener y criar un hijo puede ser la bendición más gratificante para un padre, también puede ser un gran desafío. Pero esos desafíos no tienen por qué ser una lucha constante.

En Ideas en 5 minutos reunimos algunos de los trucos más geniales para facilitar tu vida como padre.

1. Pon un flotador de piscina en el andador de tu bebé

Un flotador de piscina actuará como un parachoques que salvará tus paredes de daños y tus tobillos de lesiones. Todo lo que tienes que hacer es hacer un corte en el flotador en un lado, cortarlo en trozos y luego colocarlo alrededor del borde del andador.

2. Evita que el vasito se derrame con la ayuda de ventosas y una cuerda

1. Si el vasito para bebés de tu hijo se cae con frecuencia, este truco evitará que su contenido se derrame por el suelo.

2. Toma una ventosa.

3. Pon un poco de pegamento en la parte trasera de la ventosa como se muestra en la imagen de arriba.

4. Envuelve un extremo de una cuerda alrededor de la parte donde se aplicó el pegamento.

5. Pon un poco de pegamento en el otro lado de la cuerda como se muestra en la imagen de arriba.

6. Luego, pega esa parte de la cuerda alrededor del asa del vasito.

7. Ahora puedes pegar la ventosa en el costado de la silla de tu hijo.

8. Coloca el vasito en la mesa.

9. Ahora, si a tu hijo se le cae accidentalmente el vasito, quedará colgado en lugar de derramar su contenido.

3. Usa un globo para encontrar a tu hijo entre la multitud

1. Si pierdes de vista a tu hijo en un parque lleno de gente, este consejo te ayudará a mantenerlo a la vista.

2. Toma un globo con una cinta atada a un extremo.

3. Ata la cinta alrededor del brazo de tu hijo.

4. Deja que el niño vaya a jugar en el parque. El globo flotante te ayudará a vigilar al niño cuando juegue entre la multitud.

4. Otra forma de no perder a tu hijo es anotar tu número de teléfono en su brazo

Cuando vayas a un lugar lleno de gente con tu pequeño, escribe tu número de teléfono celular en su brazo. Luego explícale que si se pierde en algún lugar y no puede ver a mamá o papá, tiene que pedir a alguien que llame a ese número. También puedes poner una tarjeta con tu número en el bolsillo de tu hijo, dándole las mismas instrucciones.

5. Transforma un paraguas roto en un lindo impermeable para tu hijo

  • Antes de hacer este impermeable para tu hijo, asegúrate de que el paraguas sea lo suficientemente grande para él.
  1. Toma un paraguas roto.
  2. Retira sus accesorios metálicos.
  3. Dóblalo de manera que un extremo se junte con otro.
  4. Dóblalo de nuevo como se indica en el paso 3.

5. Haz un corte en la parte doblada del paraguas como se muestra en la imagen. Esto creará un agujero en el impermeable, por el que el niño pasará la cabeza.

6. Despliega el paraguas por completo.

7. Cose una parte suelta en la parte trasera del impermeable de manera que haga una capucha.

8. Aplica un poco de pegamento en la parte delantera del impermeable.

9. Pega una cuerda en forma de U como se muestra en la imagen de arriba.

10. Estira completamente el impermeable para comprobar si todo está bien.

11. Ponle el impermeable a tu hijo.

12. El material del paraguas es impermeable y evitará que tu hijo se moje.

6. Evita que la puerta se bloquee automáticamente con una liga de goma

1. Abre la puerta que tiene la trampilla de cierre automático y cuelga una liga elástica alrededor de la manija.

2. Gírala de manera que parezca un signo de infinito.

3. Lleva la otra parte de la liga elástica a la manija del lado opuesto de la puerta.

4. Esto mantendrá el pestillo adentro y evitará que se produzca el bloqueo automático.

  • Asegúrate de quitar la liga elástica cuando salgas de casa, ya que puedes poner tu casa en riesgo si dejas la puerta abierta.

7. Enchufes eléctricos a prueba de niños con la ayuda de la tapa del paquete de toallitas para bebés

Una vez que hayas terminado de usar el paquete de toallitas húmedas para bebés, retira la tapa de plástico del paquete y colócala sobre los enchufes eléctricos. Esto cubrirá los enchufes cerrándolos y evitando que los niños pequeños reciban descargas eléctricas.

8. Coloca un malvavisco en el fondo del cono para evitar que el helado gotee

El malvavisco actuará como un tapón blando que absorberá todo el helado derretido y evitará que gotee en la mano.

Compartir este artículo