Cómo criar a tu hijo para que sea un buen hombre

Cuando un niño nace en una familia, todos los padres sueñan con convertirlo en alguien fuerte y responsable. Quieren criarlo de una manera que lo lleve a ser un “buen hombre” en el futuro. Pero no todos los adultos saben qué deben hacer para criar correctamente a un hijo. Por lo tanto, Ideas en 5 minutos está aquí para ayudarte a convertirlo en el tipo de hombre que deseas que sea.

1. Ayúdalo a manejar sus emociones

Los niños escuchan frases como “Sé un hombre” o “Llorar es para las niñas” a medida que crecen. Por lo tanto, pueden sentirse incómodos al expresar sus emociones a los demás. Pero reprimir los sentimientos podría dificultarles la creación de relaciones significativas, tanto personales como profesionales.

Esto puede solucionarse dejando que tu hijo hable cuando sienta molestia o cualquier otra emoción. Puedes intentar decir: “Parece que estás de mal humor, puedo ayudarte si quieres”. Si se abre un poco, valida sus sentimientos. Esto le ayudará a expresarse más y a darse cuenta de que no vas a darle un sermón, lo que permitirá crear un espacio cómodo para las conversaciones.

2. Divide las tareas diarias con tu pareja

Las esposas que se quejan de sus esposos son las que se casan con hombres que no invierten mucho en su relación. Por lo tanto, las parejas deben dividir las tareas domésticas y las de crianza para formar una familia feliz.

La pareja debe discutir la división del trabajo al principio de su relación para mantener a raya el resentimiento. Entonces, incluso si ambos están trabajando o si uno es un padre que se queda en casa, esto ayudará a los niños a darse cuenta de que no existe ningún tipo de prejuicio acerca de que muchos trabajos sean masculinos o femeninos. Y también percibirán que los miembros de la familia trabajan en equipo.

3. Infunde respeto por los demás

Rodea a tus hijos de figuras de autoridad que inspiren a otros a obedecer las reglas y a preocuparse por los demás. Esto ayudará a establecer una base para que tu hijo trate a las personas con respeto y, una vez que crezca, este comportamiento se convertirá en parte de su naturaleza.

Si rompe una regla, puedes imponer castigos como no darle su iPad por un tiempo o no salir durante un fin de semana. Cuando eres amable con tu hijo al mimarlo demasiado, puede volverse desinteresado, consentido y apático.

  • Puedes dar el ejemplo teniendo un buen matrimonio, donde ambas partes se respeten. Esto ayudará a tu hijo a comprender cómo funcionan las relaciones adultas felices.

4. Fortalece su autoestima

Para inculcar un fuerte amor propio en tu hijo, trata de no respaldarlo con falsos elogios, como decirle que es el mejor atleta del mundo. Hacer esto hará que él tenga expectativas para las que tal vez no esté a la altura. Debemos ser muy cuidadosos cuando se trata de elogiar sus talentos. Puedes intentar felicitarlo por su esfuerzo.

Los niños se sienten animados cuando se les apoya por el desempeño al hacer sus tareascómo las realizan. Entonces, en lugar de simplemente decir “Estoy orgulloso de ti”, di cosas como: “Bien hecho. Sé que trabajaste muy duro por eso”.

5. Enséñale a asumir responsabilidades

Un buen hombre siempre admite cuando se equivocaasume la responsabilidad por sus acciones. Inculca la misma cualidad en tu hijo para que actúe de esta manera después de una cuidadosa consideración. También debes hacerle entender que responsabilizar a otros de sus malas acciones no es lo correcto.

6. Comprende que el factor “padre” siempre importa

Las mamás seguramente pueden saber cómo ayudar a su hijo a ser un buen hombre, pero los papás realmente pueden mostrarle y demostrarle lo que eso significa. Esto puede hacerse mediante:

  • Pasar tiempo de calidad con los hijos. Esto ayuda a los niños a desarrollar un sentimiento de seguridad interior.
  • Dar el ejemplo mostrándoles cómo tratar a las mujeres. Esto incluye interactuar con ellas, especialmente con tu esposa, sobre cómo asumir la responsabilidad al equivocarse, hablar con respetodisculparse cuando sea necesario.
  • Ponerse un poco físicos luchando amistosamente para ayudar a los hijos a controlar sus impulsos y emociones. También puedes abrazarlos y besarlos, ya que puede ser muy reafirmante para ellos.
Compartir este artículo