Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

4 Funciones de la saliva que quizás no conocías

¿Has notado que las lesiones dentro de nuestra boca se cicatrizan más rápido que las que están sobre la superficie de nuestra piel? Esto es gracias al poderoso fluido viscoso que cada uno de nosotros producimos al masticar y su efecto cicatrizante.

Ideas en 5 minutos te explica para qué sirve la saliva y su rol fundamental para nuestra salud. Además, te dejamos al final del artículo un bono interesante.

1. Favorece la cicatrización de heridas

  • La saliva produce una proteína que se llama nepidermina que le solicita a nuestro sistema que active hormonas para curar lesiones bucales (especialmente las llagas) con mayor rapidez.
  • La lisozima, presente también en la saliva, ayuda a curar las laceraciones dentro de nuestra boca. Gracias a su poder antibacteriano, las hidrata y evita que microorganismos las contaminen.
  • Estudios afirman que el líquido que humedece nuestra cavidad bucal posee un factor de recuperación de la epidermis favoreciendo la cicatrización incluso de lesiones externas, por lo que lamerse las heridas sí ayudaría a sanarlas más rápido.

Quizás has escuchado que aplicarse saliva directamente sobre las espinillas es uno de los remedios caseros más efectivos y la puedes utilizar como ungüento natural para heridas externas, cura de granos, acné o marcas en el rostro.

Pero esta saliva debe ser específicamente la de la mañana, antes de tomar agua o tomar el desayuno, ya que se encuentra en su forma más pura.

Sin embargo, si tu piel presenta un caso severo de acné u otras infecciones, es necesario que consultes con un dermatólogo.

2. Permite la detección de los sabores de la comida

  • Las proteínas liberadas por las glándulas salivales permiten que las partículas sápidas de los alimentos se distribuyan hacia las papilas gustativas de la lengua, produciendo un impulso que llega a nuestro cerebro, donde decodifica la sensación de sabor de cada platillo o snack que ingerimos.
  • Sin la cantidad adecuada de saliva, se te haría difícil tragar, dificultando el trabajo que realiza tu lengua al empujar la comida masticada hacia la garganta.
  • Antes de que los alimentos lleguen a tu estómago, la saliva, con la ayuda de sustancias químicas llamadas enzimas, empieza a descomponerlos mientras aún están en tu boca.

3. Elimina los microorganismos de la cavidad bucal

  • La saliva remueve los residuos de los alimentos que comemos y neutraliza los ácidos producidos por las bacterias en la boca, lo que ayuda a protegerte de los microbios.
  • Las bacterias orales y la inflamación de las encías podrían jugar un papel en algunas enfermedades, como la diabetes y el VIH/sida, según estudios. Estas disminuyen la resistencia del cuerpo a las infecciones, lo que hace que los problemas de salud bucal sean más graves.
  • La saliva facilita el depósito de los minerales sobre los dientes. Actúa como un escudo sobre ellos evitando que se acumule el sarro y desgaste su esmalte. De esta manera, equilibra en pH de la boca.

4. Lubrica nuestra boca para que podamos hablar de manera fluida

  • Este líquido, compuesto por 99 % de agua, interviene en el habla, ya que mantiene hidratada nuestra boca y todos los componentes que participan en la emisión de la voz.
  • Por eso es importante tomar agua especialmente si vas a hablar en público, los nervios causan que tu boca se reseque y se te hará difícil pronunciar correctamente las palabras.

Bono: cómo estimular más saliva

Algunos medicamentos, como los descongestionantes, los antihistamínicos, los analgésicos, entre otros, pueden disminuir el flujo de saliva, lo que produciría que tus encías se inflamen constantemente. A continuación, te ofrecemos unos consejos para que estimules la producción de la misma.

  • Mastica goma de mascar sin azúcar o chupa caramelos duros sin azúcar por 20 minutos, especialmente si estos productos contienen xilitol, ya que también ayudaría a prevenir las caries.
  • Hidrátate para combatir que tu boca se reseque. Toma 2 a 3 litros de agua diarios, especialmente mientras comes, de este modo te resultará más fácil masticar y tragar. Ten en cuenta que gran parte de la composición de la saliva es agua.
  • Cepilla tus dientes por al menos 2 minutos después de las comidas. Mantener tu boca saludable es de suma importancia para la producción de saliva. Esta debe estar muy limpia, sin restos de alimentos en los dientes y la lengua, especialmente luego del desayuno y antes de ir a dormir. Recuerda usar también el hilo dental.

Si la producción de saliva es extremadamente baja, te recomendamos buscar ayuda médica para tratar el problema.

Ideas En 5 Minutos/Salud/4 Funciones de la saliva que quizás no conocías
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos