7 Consejos para elegir los lentes de sol adecuados para ti

Comprar un nuevo par de lentes de sol va más allá de las diferentes formas del rostro y protección solar. De hecho, se trata de proteger tu visión como un todo y elegir unos que se adapten perfectamente a tu estilo de vida. Deja que Ideas en 5 minutos te guíe para seleccionar el mejor par de lentes de sol y que los puedas aprovechar al máximo.

1. Verifica la protección UV

Cada par de lentes de sol de calidad vendrá con una etiqueta que dirá 100 % protección UV o protección UV 400. Esto proporciona la mejor protección para tus ojos. Así que nunca olvides mirar la etiqueta antes de comprar.

Puedes probar las gafas con una linterna UV. Aplica la luz contra un papel moneda y, cuando se ilumine la marca de agua, coloca los lentes de sol frente a él. Si la marca desaparece, los lentes tienen protección UV.

2. Comprueba si bloquean suficiente luz solar

La función principal de los lentes de sol es restringir la entrada suficiente de luz en el lente. Para comprobarlo, ponte los lentes y mírate al espejo. Si puedes ver tus ojos a través de los lentes, entonces no son los indicados.

3. Compra un par que se adapte a la forma de tu rostro

Una vez que hayas verificado la calidad de tus lentes de sol, es hora de comprar un par que se adapte bien a la forma y el contorno de tu rostro. Estos son los tipos de monturas de lentes que debes elegir:

  • Ovalada: esta forma luce increíble en todos los marcos, pero los tonos rectangulares son los más ideales.
  • Corazón: las monturas de colores claros con marcos delgados o fondos vívidos se ven realmente bien en esta forma de cara.
  • Cuadrada: los marcos redondos, ovalados, con forma de ojo de gato o de mariposa se verían mejor. Además, los que son de semimontura pueden equilibrar bien la línea de la mandíbula.
  • Redonda: para este tipo de formas, busca estilos horizontales, rectangulares y clásicos.
  • Triangular: las formas triangulares van bien con marcos de ojo de gato y aviadores.
  • Oblonga: los marcos profundos y anchos, como los aviadores y redondos, harán que la cara luzca simétrica.

4. Considera también el color del lente

Ahora que has seleccionado la montura para la forma de tu rostro, es hora de elegir el color del lente que se adapte perfectamente a tu estilo de vida. Aquí hay algunos consejos para elegir.

  • Gris: este color es adecuado para conducir y realizar actividades al aire libre, también son ideales para usarlos si vives en zonas soleadas.
  • Marrón / ámbar: estos tonos se ajustan bien si quieres poder mirar a grandes distancias, como cuando practicas deportes como el golf. Pero realmente no se recomienda usarlos en condiciones de clima nublado, así que no te los pongas mientras conduces.
  • Rojo / rosa: son los mejores para las actividades de deportes de invierno, ya que ayudan a ajustar los contrastes a tu alrededor. Además, son imprescindibles para los usuarios de computadoras y los jugadores porque bloquean la luz azul y reduce la fatiga visual.
  • Azul: estos lentes también son apropiados para condiciones invernales, además de que brindan un look realmente moderno cuando los usas.
  • Amarillo: si practicas actividades que requieren que estés en condiciones de poca luz y clima brumoso, los lentes amarillos son la opción correcta. Son una excelente opción para pilotos, tenistas, tiradores al blanco, usuarios de computadoras y jugadores, y muchos más.
  • Verde: dado que estos tonos tienden a atenuar el resplandor al mismo tiempo que iluminan las sombras, son perfectos para deportes acuáticos o de campo, y también protegen tus ojos en días con niebla, nubosidad o poca luz.

5. Aprende sobre el polarizado

Los lentes de sol polarizados eliminan el resplandor reflejado de la luz solar cuando rebota en superficies lisas, como el agua. Asegúrate de que estos lentes también proporcionen protección UV.

6. Ten cuidado con los lentes más oscuros

Estos lentes pueden hacerte pensar que, cuanto más oscuro sea el tono, mejor, pero los lentes de sol deben tener protección UV, independientemente de lo oscuros que parezcan los colores.

7. Prueba los lentes fotocromáticos

Cuando estos lentes se exponen a una luz brillante, se oscurecen automáticamente. Además, también se vuelven más claros cuando se encuentran en condiciones de poca luz. Dado que estos lentes son de la categoría de absorbentes de rayos ultravioleta, tardan unos momentos en adaptarse a las distintas configuraciones de luz.

Compartir este artículo