Cómo deshacerte de las venas varicosas: 8 formas

Cómo deshacerte de las venas varicosas: 8 formas

Las venas varicosas aparecen cuando las pequeñas válvulas dentro de las venas dejan de funcionar correctamente y la sangre fluye hacia atrás y se acumula en las piernas en lugar de fluir suavemente hacia el corazón. En este caso, las venas se vuelven azul oscuro o moradas y sobresalen por debajo de la piel.

A Ideas en 5 minutos le gustaría informarte sobre algunos tratamientos que pueden ayudarte a reducir la apariencia y el dolor de las venas varicosas.

Advertencia: habla con tu médico antes de probar cualquiera de los métodos que se mencionan a continuación.

1. Haz ejercicio con regularidad

Qué hacer:

Por qué funciona:

  • Los ejercicios regulares mejoran la circulación sanguínea en tus piernas al empujar la sangre que se ha acumulado en las venas hasta el corazón.
  • También te ayudan a mantener una presión arterial saludable y fortalecer tus huesos y músculos.

2. Cambia tu dieta

Qué hacer:

  • Consume más alimentos con alto contenido de potasio: almendras, pistachos, lentejas, frijoles blancos, papas, verduras de hoja, salmón y atún.
  • Consume más flavonoides: cebollas, pimientos morrones, espinacas, brócoli, frutas cítricas, uvas, cerezas, manzanas, arándanos, cacao y ajo.
  • Consume menos sal.

Por qué funciona:

  • Los alimentos con alto contenido de potasio pueden reducir la retención de agua en tu cuerpo.
  • Los flavonoides mejoran la circulación sanguínea en las venas y reducen la presión arterial en las arterias.
  • Una dieta baja en sal también puede prevenir la hinchazón causada por la retención de agua en las piernas.

3. Usa medias de compresión

Qué hacer:

  • Ponte las medias de compresión tan pronto como te levantes por la mañana y quítatelas solo cuando te vayas a la cama.

Por qué funciona:

  • Las medias de compresión aplican una presión constante en las piernas y ayudan a que las venas y los músculos de las piernas muevan la sangre de manera más eficiente.

4. Elige tu ropa y zapatos correctamente

Qué hacer:

  • No uses ropa ajustada alrededor de tu cintura, piernas o ingle.
  • Evita los tacones altos. En su lugar, elige zapatos de tacón bajo.

Por qué funciona:

  • Usar ropa holgada mejora la circulación sanguínea y no restringe el suministro de sangre a la parte inferior del cuerpo.
  • Usar zapatos con tacones bajos hace que los músculos de la pantorrilla trabajen más, lo cual es mejor para las venas.

5. Eleva las piernas

Qué hacer:

  • Toma al menos 3 descansos durante el día y eleva las piernas por encima del nivel de tu corazón durante 15 minutos.
  • Puedes acostarte con las piernas apoyadas sobre 3 o 4 almohadas o apoyarlas contra la pared.

Por qué funciona:

  • Levantar las piernas reduce la presión en las venas porque la gravedad ayuda a que la sangre regrese de las piernas al corazón con mayor facilidad.

6. Prueba el automasaje

Qué hacer:

  • Masajea suavemente tus piernas con aceite de masaje o humectante.
  • Evita presionar directamente sobre las venas si no deseas dañar el tejido frágil.

Por qué funciona:

  • El masaje ayuda a que la sangre circule por las venas de forma más eficaz.

7. Elige la posición adecuada para sentarte

Qué hacer:

  • Evita sentarte con las piernas cruzadas a la altura de las rodillas.
  • Si es posible, siéntate con los pies elevados sobre una almohada.
  • Si no puedes apoyar los pies, colócalos en el piso o cruza los tobillos.

Por qué funciona:

  • Sentarte con las piernas cruzadas ejerce demasiada presión sobre las venas y restringe el flujo de sangre hacia ellas. La posición adecuada de las piernas, por el contrario, mejorará el flujo sanguíneo en las piernas.

8. No estés parado o sentado por mucho tiempo

Qué hacer:

  • Si tienes que permanecer de pie o sentado durante un período prolongado, intenta moverte al menos una vez cada 30 minutos.

Por qué funciona:

  • Moverte disminuirá la presión ejercida sobre tus venas y mejorará la circulación sanguínea.
Compartir este artículo