Cómo elegir a un dentista: 5 pasos sencillos

Los controles dentales regulares pueden ayudar a mantener los dientes sanos y prevenir el desarrollo de muchas enfermedades, como las caries y la gingivitis. Pero si la sola idea de ir al dentista te produce ansiedad, es poco probable que quieras visitarlo con regularidad. Por eso es tan importante encontrar un dentista con el que te sientas cómodo y en cuya experiencia puedas confiar.

Ideas en 5 minutos ha preparado una guía de 5 sencillos pasos para ayudarte a elegir tu dentista.

1. Haz una lista de candidatos

Prepara una lista de dentistas que puedan ser adecuados para ti. Puedes buscar candidatos de las siguientes maneras:

  • Pide consejo a tu familia, amigos o colegas. Si recomiendan a su médico, pregúntales qué tipo de servicio han buscado, cómo les fue y qué tan contentos están con el trabajo del profesional.
  • Pregunta a los médicos que te atienden. Es posible que puedan recomendar a colegas competentes cuyo trabajo tienen en alta estima.
  • Busca médicos en los servicios especializados. En los ajustes de búsqueda, ordena los candidatos por puntuación e investiga a los dentistas con altas calificaciones de los pacientes.

2. Comprueba la experiencia y las calificaciones

Investiga cada uno de los dentistas de la lista y averigua (en el sitio web, por correo electrónico o por teléfono):

  • qué educación ha recibido y en qué institución;
  • si su certificado médico es válido;
  • a qué cursos de actualización, formación o conferencias ha asistido recientemente. Esto es especialmente importante para los profesionales que realizan correcciones de mordida o tratamientos de conductos;
  • qué técnicas utiliza en su trabajo;
  • qué experiencia tiene en el tratamiento de tu enfermedad, si se trata de un problema concreto.

Además de la experiencia y las calificaciones, pregunta por la especialidad del dentista. Por ejemplo:

  • El terapeuta dental realiza una revisión general, higiene dental y si es necesario, un tratamiento dental. También te aconsejará sobre el cuidado de la salud bucodental y te derivará a otros especialistas si es necesario.
  • El implantólogo asesora y realiza cirugías para sustituir las raíces de los dientes con tornillos metálicos y para reemplazar los dientes perdidos por otros artificiales.
  • El periodoncista asesora sobre las enfermedades de las encías y trata los problemas de estas. Al igual que un implantólogo, también puede asesorar a los pacientes sobre sustituir con implantes las raíces de los dientes perdidos.
  • Un ortopedista ayuda a sustituir los dientes perdidos con prótesis, coronas y carillas. Un dentista ortopédico también se llama prostodoncista.
  • El ortodoncista ayuda a corregir la mordida alineando la posición de las mandíbulas y moviendo los dientes. Para ello utiliza placas, brákets, aparatos de ortodoncia y otros dispositivos ortodónticos.

3. Revisa los comentarios

Busca opiniones sobre los dentistas en los sitios web de las clínicas donde trabajan o en sus páginas en sitios web especializados. Esto te dará una idea de lo que puedes esperar si eliges un dentista en particular. También puedes introducir el nombre y la especialidad de cada candidato en el cuadro de búsqueda y ver si hay comentarios sobre ellos en otros sitios web.

Cuando investigues las opiniones de los pacientes, presta atención a lo siguiente:

  • cuánto confían en el dentista;
  • qué tan satisfechos están con su tratamiento;
  • el tiempo que el dentista dedica a sus pacientes;
  • si responde a sus preguntas;
  • cómo es el entorno de la clínica y del consultorio médico;
  • qué tan cortés y puntual es el médico.

4. Concierta una cita

Elige uno o varios dentistas con la experiencia, formación, especialidad y buenas opiniones de los pacientes. Concierta una cita con ellos.

Antes de concertar una cita, averigua:

  • dónde se encuentra la clínica y cómo llegar;
  • los horarios de apertura y si el médico acepta pacientes los fines de semana;
  • si el médico atiende las urgencias si hay problemas después del tratamiento;
  • cuál es el costo de la consulta y cuánto puede costar aproximadamente el tratamiento.

5. Evalúa la clínica y el trabajo del médico

Durante tu visita al dentista, echa un vistazo a la clínica y al consultorio del médico. Presta atención a lo siguiente:

  • qué tan limpias y ordenadas están las instalaciones de la clínica;
  • si todas las superficies y equipos del consultorio tienen un aspecto limpio;
  • si tu consulta ha comenzado puntualmente o si has tenido que esperar;
  • si el médico y el personal utilizan mascarillas y guantes desechables.

Durante la cita, cuenta al dentista tu situación. Asegúrate de informarle de cualquier cambio o síntoma que hayas notado. Recuerda también mencionar si tienes contraindicaciones para la anestesia o ciertos medicamentos.

Durante la consulta, pregunta activamente al médico y aclara qué opciones de tratamiento está dispuesto a ofrecer. Presta atención a qué tan cómodo te sientes hablando con el médico, si está atento a ti, si agradece las preguntas, o por el contrario, las evita.

Si no estás contento con las respuestas del dentista o te sientes incómodo, considera consultar a otro especialista. Es posible que tengas que ver a varios dentistas antes de encontrar al que acudirás durante años.

Compartir este artículo