Cómo elegir un cepillo de dientes

La limpieza dental es uno de los rituales cotidianos a los cuales nos hemos acostumbrado desde la infancia, y que cumpliremos durante toda la vida. Para que esta actividad sea eficaz, no solo es importante la frecuencia y una técnica correcta, sino también un buen cepillo dental.

Ideas en 5 minutos averiguó a qué se debe prestar atención al elegir un cepillo dental.

Tamaño y forma del cabezal

Los especialistas aconsejan elegir cepillos dentales con una pequeña superficie y una altura no mayor a 2,5 centímetros. Así podrás cepillar tus dientes sin problemas incluso en los lugares de difícil acceso. Frecuentemente, los cepillos grandes no pueden realizar tales tareas. Un cabezal grande no permite maniobrar el cepillo, ni limpiar bien las muelas por todos lados.

Posiblemente, la forma del cabezal tenga poca importancia, pero los dentistas consideran que una forma ovalada cepilla mejor los dientes y las encías, y también hace menos daño a la cavidad bucal.

Forma y largo del mango

El requisito principal para el mango de un cepillo de dientes es su comodidad. Debe caber en tu mano de forma cómoda y tener un largo adecuado.

Un cepillo con un mango recto se considera una variante clásica y simple de usar. Un cepillo con un cabezal inclinado te ayudará a limpiar los espacios interdentales de manera más eficaz, y el cepillo con inserciones en forma de zigzag te ayudará a evitar una presión innecesaria sobre los dientes.

Material de las cerdas

A pesar de que en el mercado cada vez aparecen más cepillos con cerdas naturales, los dentistas aseguran que los cepillos con cerdas sintéticas siguen siendo más seguros para los dientes. Un cepillo natural te puede servir menos de 6 semanas y después se debe reemplazar por otro. Las cerdas de este tipo son menos resistentes. Al usarse de forma regular, sus puntas comienzan a desgastarse y eliminan la placa con menos eficacia. Además, las cerdas naturales son un material poroso, que constantemente acumula bacterias en la cavidad bucal durante el proceso de cepillado de dientes.

Por otro lado, un cepillo de cerdas artificiales tiene una estructura no porosa, es más fácil de limpiar y se seca más rápido, lo cual frena el crecimiento y la reproducción de bacterias. Además, las puntas de las cerdas sintéticas suelen ser más redondas, lo cual evita daños no deseados en las encías. Un cepillo con cerdas artificiales puede durar de 3 a 4 meses. Sin embargo, cuando aparecen los primeros signos de desgaste, se debe cambiar.

Rigidez de las cerdas

Con respecto a la rigidez del cepillo, los expertos aconsejan centrarse en la resistencia del esmalte dental.

  • Los niños con dientes de leche, cuyo esmalte no es demasiado resistente, y las personas con dientes muy sensibles deben preferir usar cepillos con cerdas suaves o incluso extrasuaves. Limpian delicadamente la superficie del diente sin dañar el tejido de alrededor.
  • Las personas cuyos dientes son propensos a la formación de sarro pueden utilizar cepillos de cerdas duras por un tiempo. Sin embargo, no se recomienda el uso prolongado de un cepillo con tales cerdas, ya que puede causar un aumento en la sensibilidad de los dientes y dañar las encías.
  • Los cepillos de rigidez media son adecuados para la mayoría de las personas. Cepillan los dientes y los espacios interdentales de forma suave y eficaz sin dañar las encías ni el esmalte.

Complementos necesarios e innecesarios

Los fabricantes de cepillos de dientes nos ofrecen una multitud de opciones adicionales para una mejor limpieza. Sin embargo, no todos son igual de eficaces.

  • Los científicos han demostrado que las cerdas de diferentes niveles son útiles, ya que ayudan a limpiar los dientes por todos lados.
  • Pero las inserciones de silicona en la superficie no juegan un papel importante a la hora de cepillar los dientes. Son demasiado suaves y elásticas para eliminar eficazmente la suciedad del esmalte.
  • La superficie especial para limpiar la lengua puede ser útil, pero para esto también te pueden servir las cerdas del cepillo. Incluso podrán ser más eficaces para eliminar la placa.
  • Las formas en zigzag en el mango ayudan a reducir la presión sobre los dientes durante el cepillado y los detalles de silicona, a reducir el deslizamiento del mango en la mano.
  • Los dentistas reconocen que una gran cantidad de cerdas ayudan a limpiar los dientes de manera más eficaz. Sin embargo, hay que mantener un sentido de proporción en esta cuestión. Será prácticamente imposible cepillar tus dientes de manera adecuada con un cepillo con muchas cerdas (con frecuencia estos cepillos son demasiado suaves).

Cepillo dental eléctrico o limpieza manual de los dientes

A pesar de que un cepillo de dientes eléctrico simplifica enormemente la limpieza, los expertos están seguros de que no existe una gran diferencia entre el cepillado manual y el eléctrico. Solo es importante utilizar el cepillo con regularidad y cuidar la duración de la limpieza.

A qué vale la pena prestar atención al elegir un cepillo dental para un niño

  • Para que un cepillo garantice una presión uniforme sobre los dientes de los niños y los limpie bien, sus cerdas no deben ser rígidas, ni tampoco muy largas. A la hora de elegir, presta atención a los cepillos suaves con cerdas medianas (hasta 10 mm).
  • El cabezal del cepillo de un niño debe ser pequeño, varias veces menor en comparación con el cepillo de un adulto. Elige una forma de cepillo sin ángulos y con una longitud de entre 2 y 3 dientes infantiles.
  • Es muy importante que el mango del cepillo del niño sea cómodo, que no se deslice y que se ajuste perfectamente a la mano. Es bueno que posea elementos de goma.
  • La apariencia es un criterio importante al elegir un cepillo de dientes para niños. Convirtiendo este ritual en un juego, será mucho más fácil enseñarle a tu hijo a cepillarse los dientes con frecuencia. Presta atención a los cepillos con colores llamativos y con sus personajes infantiles favoritos.
Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo