Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo eliminar la picazón y la irritación después de afeitarse

A veces, afeitarse no resulta tan sencillo como se anuncia. Puede producirse irritación, picazón en la piel y manchas rojas dolorosas. Una técnica de afeitado inadecuada, el uso de cuchillas viejas o de cosméticos con sustancias agresivas suelen provocar estas consecuencias.

Ideas en 5 minutos recopiló 8 consejos para ayudarte a lidiar con la picazón y la irritación después de afeitarte, además de prevenir su reaparición.

Las recomendaciones para el uso de productos cosméticos son de carácter general. Para una elección específica de artículos para tu tipo de piel, consulta con un cosmetólogo.

1. Enfriar la zona

Aplica una compresa fría y húmeda en la zona irritada para reducir la picazón y la inflamación. Puedes optar por utilizar solo agua o un preparado a base de astringentes. Estos pueden ser:

  • Vinagre de manzana

  • Té negro frío

  • Unas gotas de aceite de árbol del té mezcladas con agua

  • Extracto de Hamamelis

Mantén la compresa fría durante unos 20 minutos y repite en caso de ser necesario. Después, no te afeites durante un tiempo y deja que tu piel se recupere. Esto ayudará a reducir el riesgo de una mayor inflamación, irritación o infección.

2. Utilizar bicarbonato de sodio

Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con una taza de agua potable y aplica sobre la piel con un algodón. Cuando la mezcla se seque, enjuágala. Repite hasta dos veces al día, hasta que la irritación desaparezca.

3. Cambiar las cuchillas regularmente

A la hora de afeitarte, siempre utiliza una cuchilla afilada y limpia. Las herramientas sin filo aumentan las posibilidades de cortes, pelos encarnados, comezón e irritaciones en la piel.

Al afeitarte, enjuaga la cuchilla después de cada uso y, cuando termines, lávala a fondo para eliminar los restos de jabón y de pelos. Si es necesario, límpiala con un desinfectante para evitar la proliferación de bacterias. A continuación, sécala y colócala en una repisa.

La frecuencia de sustitución de las cuchillas dependerá de la regularidad con la que te afeites. Si lo haces a diario, te recomendamos que las cambies cada 1-2 semanas. Si te afeitas cada dos días, entonces cada 2-3 semanas. Si lo haces dos veces por semana, puedes ampliar la frecuencia a 4-6 semanas.

4. Afeitarte después de bañarte

Lava y limpia tu piel de impurezas antes de afeitarte. Esto ablandará el vello, facilitará el procedimiento y evitará reacciones en la piel.

Lo ideal es afeitarse después de un baño o ducha caliente. La exposición prolongada al agua ablandará aún más el vello, vaporizará la piel y la preparará para el afeitado.

5. Usar espuma para afeitar

Evita el afeitado en seco. Si no se usan productos especiales, se crea una fricción adicional entre la piel y la cuchilla, lo que suele provocar irritaciones y erupciones. El gel, la espuma o la crema, por el contrario, forman una barrera entre ellas y permiten que la cuchilla se deslice suavemente.

El gel, la espuma o la crema pueden aplicarse a mano o con una brocha especial para afeitar. Esto ayudará a distribuir el producto a fondo y de manera uniforme en la zona seleccionada.

6. Seguir la técnica correcta

  • Aféitate en la dirección del crecimiento del vello y no en contra. Esto ayudará a evitar los puntos rojos y los pelos encarnados.

  • No ejerzas demasiada presión sobre la cuchilla. En su lugar, realiza movimientos cortos a la hora de deslizarla sobre la piel.

  • No te apresures y no hagas movimientos bruscos para no lastimar la piel sin querer.

7. Hidratar la piel

Inmediatamente después de afeitarte, lava la zona con agua fría para estrechar los poros. A continuación, aplica una loción o crema hidratante creada para pieles sensibles. Evita los productos que contengan alcohol, fragancias y colorantes, ya que pueden causar una nueva irritación.

Como opción, puedes sustituir la loción o la crema por hidratantes naturales que también suavizan y calman la piel después del afeitado. Estos pueden ser:

  • Aceite de aguacate

  • Aceite de coco

  • Aceite de oliva

  • Aceite de almendras dulces

  • Gel de aloe vera

8. Consultar con un especialista

Si la irritación persiste y reaparece después de cada afeitado, y si los puntos rojos parecen tener centros blancos y dolorosos, consulta con un profesional. Este analizará el estado de tu piel y, en caso de ser necesario, te recetará un tratamiento.

Ideas En 5 Minutos/Salud/Cómo eliminar la picazón y la irritación después de afeitarse
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos