Cómo quitar una garrapata correctamente

Cuando las garrapatas encuentran a su presa, pueden deambular por el cuerpo durante mucho tiempo en busca de una zona de piel lo suficientemente suave. Durante ese lapso, es posible encontrarla y retirarla sin dolor, si uno no se olvida de examinarse después de caminar por el bosque o por un parque. Sin embargo, si el parásito ya te picó, no debes entrar en pánico, sino actuar de manera rápida y segura.

Ideas en 5 minutos aprendió 3 formas sencillas y al mismo tiempo efectivas de deshacerse de una garrapata lo antes posible.

Qué hay que recordar

  • Frente a una picadura de garrapata, hay que actuar rápidamente. La mejor opción es buscar la ayuda de un médico que eliminará el parásito y, si es necesario, hará todos los análisis pertinentes. Si esto no es posible, no pierdas el tiempo e intenta quitarte la garrapata tú mismo.

  • Es mejor usar guantes de látex o de goma y limpiar las herramientas con desinfectante antes de cada procedimiento en el hogar.

  • No utilices métodos que se supone que harán que la garrapata se suelte sola. Tu objetivo es deshacerte del parásito lo más rápido posible. Por lo tanto, no uses aceite, esmalte de uñas, pasta de dientes o cualquier otro medio para sofocar a la garrapata, a menos que desees aumentar el riesgo de infección.

  • Después de quitar la garrapata, es importante controlar tu salud durante las próximas semanas. Si observas la aparición de los mismos síntomas que suele dar la gripe, o si ves que la piel alrededor de la picadura está enrojecida y aparece una erupción, consulta a un médico de inmediato.

Método número 1: usar pinzas

Qué necesitarás:

  • Pinzas. Utiliza una herramienta con puntas afiladas. Si son planas, las posibilidades de aplastar a la garrapata e introducir la infección en el cuerpo aumentan drásticamente.

  • Alcohol o cualquier otro desinfectante.

  • Almohadilla de algodón.

Cómo quitarla:

  1. Mira de cerca el sitio de la picadura e ilumínalo. Evalúa con cuánta fuerza se ha adherido el ácaro a la piel. Si no puedes verlo bien, usa una lupa.

  2. Toma unas pinzas y con ellas sujeta a la garrapata lo más cerca posible de su trompa. No aprietes demasiado. Es importante agarrar la cabeza, no el cuerpo. De lo contrario, se desprenderá y se quedará adherida a la piel. Además, si aprietas el cuerpo con demasiada fuerza, la sangre y la saliva de la garrapata entrarán en tu organismo.

  3. Levanta las pinzas. No realices movimientos bruscos, no las inclines ni las gires. Hay que tirar uniformemente hacia arriba hasta sacar la garrapata.

  4. Si queda alguna parte de la probóscide en la herida, quítala con cuidado con las pinzas. Si esto no se puede hacer, no te preocupes, deja todo como está y espera a que la piel sane, pero no olvides revisar si aparecen signos de infección.

  5. Toma un algodón, sumérgelo en alcohol y limpia el sitio de la picadura. Puedes usar agua y jabón para el mismo propósito. Recuerda lavarte bien las manos.

Método número 2: eliminación con un hilo

Qué necesitarás:

  • Hilo. Puedes usar hilo dental.

  • Tijeras.

  • Alcohol o cualquier otro desinfectante.

  • Almohadilla de algodón.

Cómo quitarla:

  1. Toma unas tijeras y corta un hilo mediano.

  2. Haz un nudo alrededor de la probóscide. Mantén el lazo lo más cerca posible de la piel. No aprietes el nudo en el cuerpo de la garrapata, de lo contrario la aplastarás.

  3. Tira del hilo hacia arriba, hazlo suavemente, sin movimientos bruscos. No es necesario girarlo y moverlo de lado a lado. Si haces todo bien, verás cómo la trompa del animal sale de la piel.

  4. Una vez que te hayas quitado el parásito, limpia la picadura con un desinfectante. Lávate bien las manos con agua tibia y jabón.

Método número 3: usar una herramienta quitagarrapatas

Qué necesitarás:

  • Extractor de garrapatas. Similar a unas pinzas, pero con una estructura ligeramente diferente en la base. Se puede adquirir en cualquier farmacia o tienda veterinaria.

  • Alcohol o cualquier otro desinfectante.

  • Almohadilla de algodón.

Cómo quitarla:

  1. Mira la posición de la garrapata y determina dónde está su costado. Mientras presionas el extractor lo más cerca posible de tu cuerpo, muévelo suavemente hacia el costado de la garrapata. El parásito debe quedar atrapado en la hendidura entre los dos ganchos.

  2. Empieza a girar lentamente la herramienta alrededor de su eje. Si has hecho todo correctamente y la herramienta está sujeta con suficiente fuerza, la garrapata también girará. Gira hasta que el parásito salga.

  3. Desinfecta el sitio de la picadura. Lávate las manos con agua tibia y jabón.

¿Qué hacer con la garrapata extraída?

Tienes 2 opciones:

  1. Envía la garrapata a un hospital para que la analicen. Esto ayudará a saber si era portadora de enfermedades infecciosas. Para hacer esto, coloca la garrapata en un recipiente hermético junto con una brizna de hierba para mantenerlo vivo. Ten en cuenta que el análisis tiene un costo.

  2. Deshazte de la garrapata tú mismo. Puedes ahogarla en alcohol o en agua con jabón, tirarla por el desagüe o guardarla en un recipiente hermético. Lo principal es que en ningún caso la presiones con los dedos, ya que esta es otra forma de contagiarte.

Compartir este artículo