Cómo usar el hilo dental

El hilo dental, también conocido como seda dental, ayuda a eliminar los restos de comida y placa bacteriana entre los dientes antes de que se endurezca y sea muy complicado removerla. Un cepillo de dientes habitual no puede lidiar con esta tarea. Sus amplias cerdas no pueden acceder profundamente en el espacio entre los dientes, especialmente si se encuentran muy cerca el uno del otro.

Ideas en 5 minutos ha preparado instrucciones ilustrativas acerca del uso del hilo dental, cuyo uso regular reduce la probabilidad del desarrollo de caries y mejora el estado de la higiene dental.

Qué tipos de hilo dental existen

  • Hilo estándar de nailon. Es muy delgado, lo que le permite acceder fácilmente en el espacio entre los dientes.

  • Hilo dental encerado. Es un poco más grueso y plano que el hilo estándar. Está cubierto de cera, gracias a lo cual se desliza mejor entre los dientes que se encuentran densamente pegados el uno al otro.

  • Flosser. Es un hilo dental adaptado a un arpa de plástico con mango. Está listo para su uso inmediato.

  • Superfloss. Se usa para la limpieza cuando se tienen aparatos de ortodoncia, puentes dentales y espacios amplios entre los dientes. Consta de 3 componentes: punta rígida, amplio filamento esponjoso para los aparatos dentales e hilo dental habitual.

Cómo elegir un hilo dental

  1. Grosor del hilo. Elige un hilo delgado si tienes separaciones pequeñas entre los dientes y uno más grueso si tienes huecos visibles. El hilo superfloss es apto para los huecos amplios.

  2. Elige varios tipos de hilo dental. Si entre unos dientes tienes un pequeño espacio y entre otros es más amplio, tiene sentido elegir dos diferentes hilos dentales y utilizarlos alternadamente.

  3. Hilo encerado / sin encerar. Esta es una cuestión de preferencia. Pero, en general, un hilo encerado facilita el deslizamiento entre los dientes cuando están muy pegados o cuando tienes frenillos.

  4. Flosser con aroma. A veces, los hilos dentales están impregnados con un extracto de mentol. Esto refresca el aliento cuando, por ejemplo, se utiliza el flosser después de comer. Antes de la compra de este hilo, asegúrate de no tener una alta sensibilidad al mentol.

Cómo utilizar el hilo dental

1. Corta de 40 a 45 cm de hilo dental. Enrolla un extremo alrededor del dedo medio de la mano izquierda y el otro alrededor del dedo medio de tu mano derecha.

2. Presiona fuertemente el hilo con tus dedos pulgar e índice de ambas manos.

3. Con cuidado, inserta el hilo dental en el espacio entre tus dientes y muévelo suavemente de abajo hacia arriba. Asegúrate de que el hilo no se enganche en tu encía y, en la medida de lo posible, que no la toque.

4. En cuanto el hilo apenas toque las encías, muévelo ligeramente hacia atrás y dóblalo en forma de una letra c. Insértalo cuidadosamente en el espacio entre la encía y el diente.

5. Frota cuidadosamente cada lado del diente, moviendo el hilo dental desde la encía con movimientos de arriba a abajo. Repite lo mismo con el resto de los dientes.

Cuándo utilizar el hilo dental

Utiliza el hilo dental una vez al día antes de lavar tus dientes por la mañana o por la noche con pasta de dientes. No existe un límite máximo al respecto, este método de limpieza se puede usar cada vez que sientas que hay pedazos de comida en tus dientes y te causen incomodidad.

Compartir este artículo