Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Con qué frecuencia hay que bañarse

Bañarse regularmente es, sin duda, un hábito saludable. Pero a menudo surge la pregunta de con qué frecuencia se debe hacer esto; por un lado, para mantener la piel limpia, y por otro, para no resecar o dañar su capa protectora natural.

Ideas en 5 minutos explica con qué frecuencia hay que bañarse, cómo hacerlo correctamente y qué ocurre si uno se baña poco o mucho.

Con qué frecuencia hay que bañarse

No hay una respuesta universal a esta pregunta. Para la mayoría de las personas es adecuado ducharse a diario, pero para muchas personas también será suficiente hacerlo 2 o 3 veces a la semana. La frecuencia depende del estilo de vida. Una persona que pasa mucho tiempo al sol, trabajando en el jardín, corriendo o andando en bicicleta probablemente necesite bañarse más a menudo que alguien que pasa la mayor parte del tiempo en una habitación fresca.

También hay otros factores. Si una persona se ensucia mucho en el trabajo o en el transcurso de sus actividades, hace deporte, tiene ciertas alergias o su piel es especialmente grasa, ducharse más a menudo puede ser una buena idea. Por otro lado, para las personas con determinadas afecciones cutáneas, es mejor limitar los baños al mínimo. En cualquier caso, es recomendable lavarse la cara todas las noches para eliminar la suciedad, el maquillaje y la crema solar, que pueden obstruir los poros, y lavarse las manos regularmente para protegerse de las enfermedades infecciosas.

Entre otras cosas, la necesidad de bañarse puede variar a lo largo del año. Para quienes viven en una región en la que hace mucho calor en verano y frío en invierno, una ducha diaria puede ser necesaria solo durante los meses de verano.

Lo que sí se puede afirmar sin lugar a dudas es que ducharse más de una vez al día puede ser perjudicial para la piel. Por eso es aconsejable tomar dos o más duchas diarias solo en casos de necesidad extrema. La exposición excesiva al jabón y al agua, especialmente al agua caliente, puede afectar al equilibrio natural de la piel. El resultado sería una piel seca, escamosa y con picores.

Cómo bañarse correctamente

En general, cuanto más tiempo pases en la ducha o la tina, peores pueden ser los efectos en la piel. Normalmente, entre 3 y 5 minutos son suficientes para higienizar las principales partes del cuerpo: la cara, las axilas y la zona de la ingle. Si no estás muy sucio, no es necesario lavar a fondo cada centímetro de la piel.

La temperatura también es importante. El agua demasiado caliente tiende a resecar la piel, a quitarle sus aceites protectores y a provocar picores, así que procura que el agua esté más bien tibia.

También es aconsejable utilizar jabones y detergentes suaves. Para ello, busca aquellos productos que tengan escrito en su etiqueta “suave”, “para pieles sensibles” o “hipoalergénico”. El jabón se recomienda utilizar solo en zonas específicas del cuerpo propensas a los olores: las axilas, la zona de la ingle, las nalgas y los pies.

Por último, después de salir de la ducha, sécate con una toalla sin frotar la piel y aplica una crema hidratante sin perfume. Para obtener los mejores resultados, hazlo en los 3 minutos siguientes a la salida de la tina o de la ducha.

Qué ocurre si uno se baña con demasiada frecuencia o con muy poca frecuencia

Nuestra piel necesita una capa de aceites naturales y bacterias normales para mantener sus funciones de barrera. El baño frecuente puede hacer que se reseque y pique, sobre todo si el agua está demasiado caliente. La sequedad, a su vez, puede provocar irritaciones y grietas en la piel. Esto destruye aún más la barrera cutánea y crea las condiciones para que se desarrollen infecciones si las bacterias patógenas entran en las grietas que se han formado en la piel.

Los baños poco frecuentes también pueden provocar problemas. Los aceites naturales necesarios para mantener una barrera cutánea sana pueden acumularse en la superficie de la piel. Mezclados con suciedad, pueden irritar, provocar picores y descamación, y pueden ocasionar exacerbaciones de eczemas y acné. Por último, el cuerpo sin bañar desprenderá un olor desagradable.

Ideas En 5 Minutos/Salud/Con qué frecuencia hay que bañarse
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos