Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cuál es la diferencia entre los brákets y los aparatos removibles de ortodoncia

La odontología moderna puede resolver incluso problemas muy complejos del crecimiento de los dientes. Gracias a diversos dispositivos de ortodoncia, los especialistas han aprendido a corregir la mordida y dientes apiñados y torcidos para que una sonrisa luzca mejor.

Ideas en 5 minutos te contará sobre las ventajas y desventajas de los diferentes aparatos de ortodoncia.

❗ Antes de elegir un aparato en particular, tienes que consultar con tu médico. El aparato ideal para tus dientes solo te lo puede recomendar un ortodoncista.

Retenedor acrílico removible

Un retenedor acrílico removible es un aparato de ortodoncia de plástico y metal que se puede poner sobre la mandíbula superior o inferior (en algunos casos, ambas mandíbulas). Utiliza alambres para fijar los dientes en su lugar. Estos mueven los dientes permanentes en crecimiento a su posición correcta y los mantienen en su lugar.

A diferencia de los brákets, el retenedor acrílico removible es un dispositivo extraíble. Puedes quitártelo de la boca mientras comes o te cepillas los dientes y luego volvértelo a poner.

Existen opciones simples y más complejas de retenedores acrílicos removibles. Se pueden usar para corregir la dirección del crecimiento de los dientes, en particular para alinear los dientes superiores que sobresalen.

Cuándo se pueden necesitar:
Por lo general, este tipo de retenedores acrílicos son usados por los niños de escuela primaria (8-10 años) para corregir problemas menores de mordida o dientes apiñados. Los brákets resuelven problemas más complejos de forma más eficaz.

Brákets

Los brákets son un aparato de ortodoncia que consta de pequeñas piezas y arcos metálicos que ayudan a corregir la posición de los dientes. El ortodoncista coloca piezas en los dientes y las fija con un arco metálico. Durante la corrección, el arco se mueve en ciertos lugares, colocando paulatinamente los dientes en la posición necesaria.

Cuándo se pueden necesitar:
Los brákets ayudan a resolver los problemas asociados con los dientes apiñados, la mala mordida y la desalineación de la mandíbula. Con su ayuda, se pueden corregir los dientes torcidos y hacer que la sonrisa sea más uniforme.

Los brákets se pueden usar a cualquier edad. Sin embargo, el mejor periodo para corregir la posición de los dientes es el periodo infantil. Dado que los huesos del niño aún están creciendo, los problemas de mordida o dientes apiñados se pueden tratar de forma más rápida.

Tipos de brákets
1. Metálicos clásicos
Están hechos de acero inoxidable y constan de piezas metálicas, un arco de ortodoncia y ligas elásticas que fijan las piezas en el marco del aparato.
Ventajas:

  • duraderos, no tienden a dañarse;
  • contribuye a la solución de problemas de ortodoncia graves;
  • puedes hacer una versión en color para darle una peculiaridad a tu look.

Desventajas:

  • se notan mucho;
  • no desmontables;
  • es necesario visitar con frecuencia al ortodoncista para apretar las piezas;
  • pueden irritar la cavidad bucal.

2. Cerámicos
Es una alternativa más discreta a los brákets metálicos. Los brákets cerámicos imitan el color natural de los dientes y hacen que el aparato sea menos visible. Se utilizan ligaduras elásticas transparentes para fijar las piezas.
Ventajas:

  • resuelven incluso los problemas más graves de ortodoncia;
  • son más cómodos que los metálicos:
  • el aparato es menos notable;
  • precio asequible.

Desventajas:

  • no desmontables;
  • es necesario acudir con frecuencia al ortodoncista para corregir;
  • son más frágiles que los metálicos.

3. Linguales
Los brákets linguales se colocan en la parte posterior de los dientes, lo que los hace menos visibles, pero aumenta el tiempo de uso.
Ventajas:

  • casi no se notan;
  • no se calcifican como los brákets clásicos.

Desventajas:

  • se necesita más tiempo para corregir los defectos;
  • el proceso de fijación es más complicado;
  • son más costosos que los brákets normales;
  • es necesario acudir con frecuencia al ortodoncista para corregir;
  • pueden irritar la lengua y aparecer problemas con el habla.

4. Autoligables
Son una alternativa menos dolorosa a los brákets tradicionales, aunque desempeñan la misma función y se ven muy parecidos. Tal tipo de brákets tiene un elemento que sujeta el arco con los brákets y no se usan ligaduras para alinear los dientes.
Ventajas:

  • su uso es menos doloroso;
  • corto tiempo de uso (en comparación con los brákets tradicionales);
  • no hay necesidad de visitar con frecuencia al ortodoncista para fijar el sistema.

Desventajas:

  • no son compatibles con todos;
  • cuestan más que los brákets normales;
  • se notan más que los otros tipos de brákets:
  • se requiere una atención especial a la higiene de la cavidad bucal y el uso de dispositivos especiales para la limpieza dental.

Alineadores

Los alineadores son un aparato de plástico transparente que se fabrica de acuerdo con moldes individuales y se ajustan firmemente a la superficie de los dientes. El paciente debe cambiar los alineadores con bastante frecuencia y ponerse un nuevo alineador aproximadamente una vez cada 2 semanas, moviendo así lentamente los dientes a la posición deseada.

Cuándo se pueden necesitar:
Los alineadores están indicados para corregir defectos menores que no están relacionados con problemas mayores. Los casos más complejos suelen requerir el uso de brákets.
Ventajas:

  • cómodos de usar;
  • prácticamente invisibles;
  • aparato desmontable;
  • fáciles de cuidar;
  • el tiempo de uso es corto en comparación con los brákets clásicos.

Desventajas:

  • no son compatibles para resolver los problemas dentales graves;
  • cuestan más que los brákets;
  • hay que quitarse los alineadores a la hora de comer y tomar y cepillar los dientes cada vez después de comer.

Brákets vs. alineadores: cuál elegir

Los brákets y los alineadores tienen características similares, pero aún difieren en estructura, duración de uso, apariencia y una serie de otras características.

Para elegir la mejor opción con su ortodoncista, puedes familiarizarte con las ventajas y desventajas de ambos aparatos de antemano.

  • Apariencia
    Los brákets son bastante notables, especialmente debido a las estructuras de alambre que se estira de un diente a otro. Algunos ortodoncistas pueden ofrecer ligas de varios colores para mejorar aún más el ajuste.

    Los alineadores son casi invisibles en los dientes, ya que están hechos de un material muy fino y transparente.
  • Comodidad
    Los brákets son un aparato no removible que requiere una higiene bucal diaria intensiva. Además, al usar los brákets, los dentistas recomiendan negarse a comer alimentos duros o pegajosos.

    Dado que el paciente puede quitarse los alineadores, no hay necesidad de seleccionar cuidadosamente los alimentos. Sin embargo, para los usuarios de los alineadores, es obligatorio cepillarse los dientes después de cada comida.
  • Sensación dolorosa al usar
    Después de ponerse los brákets, los pacientes pueden experimentar una ligera molestia durante un tiempo. Además, pueden producirse molestias después de apretar el sistema, que se realiza cada 3-10 semanas.

    Al usar los brákets, algunas personas también pueden experimentar sensaciones dolorosas causadas por frotar la lengua y las mejillas con este aparato de ortodoncia.

    Los pacientes pueden experimentar una leve molestia al ponerse los alineadores y cada vez que se reemplazan (en promedio, los alineadores se reemplazan por otros nuevos cada 2 semanas).
  • Duración de uso
    El tiempo promedio de uso de los alineadores es de 9 a 18 meses y los brákets, de 18 a 24 meses.
  • Qué problemas pueden resolver
    Los alineadores ayudan a eliminar los dientes apiñados leves o moderados. En casos más complejos, los dentistas suelen recomendar los brákets, que se pueden utilizar para resolver problemas más graves.
Ideas En 5 Minutos/Salud/Cuál es la diferencia entre los brákets y los aparatos removibles de ortodoncia
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos