Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué alimentos en realidad no son tan saludables como solemos pensar

En el ajetreo diario, a menudo no le prestamos la debida atención a la comida y nos conformamos con bocadillos. Pero no todos los alimentos a los que estamos acostumbrados son buenos para nuestro organismo.

Ideas en 5 minutos te cuenta qué alimentos creemos que son saludables, pero no lo son.

Batidos preparados

Aunque los batidos pueden ser una buena fuente de nutrientes, no todos son igual de saludables. Algunos pueden contener mucha azúcar o grasa, y un batido comprado en la tienda también puede constar de 2 o 3 porciones del producto en lugar de una sola, o ser menos nutritivo que una bebida recién hecha.

Barras de proteínas

Los beneficios de una barra de proteínas dependen directamente de su composición. La mayoría de estos bocadillos combinan los ingredientes “correctos”: frutos secos, semillas, fruta deshidratada, cereales (por ejemplo, avena). Sin embargo, también suelen incluir edulcorantes (azúcar o sustitutos del azúcar) e ingredientes adicionales que mejoran el sabor o la consistencia de la barra, pero no su valor nutricional.

Para evaluar los beneficios de un bocadillo, los expertos aconsejan prestar atención a sus ingredientes y abstenerse de las barras cuyo envase no indica la composición.

Té en bolsitas

Aunque las hojas de  tienen muchos beneficios para la salud, preparar el té en bolsitas no es una buena idea. Los estudios han descubierto que algunas bolsitas de té contienen micropartículas de plástico, que pueden ingresar en la bebida al prepararla. Todavía no se sabe cómo pueden afectar al cuerpo humano, pero no es bueno para el organismo ingerir plástico.

Jugo de frutas

No hace mucho tiempo, el jugo de frutas se consideraba una de las bebidas más saludables. Pero pronto las opiniones de los expertos se dividieron, y hoy en día muchas personas cuestionan su valor nutricional.

Incluso los jugos naturales (no producidos industrialmente) sin pulpa no contienen fibra insoluble, a diferencia de las frutas enteras. Esto, a su vez, afecta la forma en que el cuerpo absorbe y digiere los nutrientes. La fructosa de los jugos se absorbe muy rápidamente, no deja saciedad y puede contribuir a comer en exceso.

Para que la bebida sea más saludable, los nutricionistas aconsejan que preparemos nuestros propios jugos con pulpa y piel de fruta.

Yogures de la tienda

El yogur natural es muy saludable para el organismo. Es una buena fuente de calcio y proteínas y tiene un efecto positivo sobre el sistema inmunitario y la salud intestinal gracias a su contenido de probióticos.

Pero no todos los yogures de la tienda son realmente saludables. Muchos contienen grandes cantidades de azúcar, aromatizantes, edulcorantes y otros aditivos que, como señalan los médicos, no encajan bien con la definición de “alimento saludable”.

Si quieres que el yogur natural tenga un sabor más interesante, añádele fruta fresca o congelada y aromatizantes naturales, como canela o vainilla.

Copos de maíz

Los copos de maíz son uno de los alimentos más populares para el desayuno en todo el mundo. Sin embargo, consumirlos de forma regular no solo conlleva beneficios para el organismo. Los copos de maíz glaseados tienen un alto contenido de azúcar y un elevado índice glucémico, lo que puede provocar un aumento de los niveles de azúcar en la sangre.

Frutas deshidratadas

Aunque las frutas deshidratadas contienen mucha fibra, vitaminas y minerales, también tienen muchas calorías. Esto significa que se deben incluir en la dieta con moderación, ya que pueden causar problemas si se consumen en exceso.
También hay que tener en cuenta que muchas frutas deshidratadas se recubren con jarabe de azúcar antes del secado, lo que las hace más atractivas y menos saludables.

Muesli

El muesli con cereales, frutos secos y semillas puede ser un desayuno nutritivo y realmente saludable. Sin embargo, los expertos señalan que el muesli con frutas deshidratadas puede contener mucha azúcar y ser demasiado calórico. Y el muesli comprado en las tiendas también puede contener aditivos de los que quizás no seas consciente.

Refrescos dietéticos

Gracias a la publicidad, sabemos que los refrescos dietéticos no tienen azúcar ni calorías. Pero las investigaciones muestran que esto no aumenta los beneficios de las bebidas. En cambio, los refrescos con edulcorantes artificiales pueden aumentar el hambre y el riesgo de obesidad a largo plazo.

Ideas En 5 Minutos/Salud/Qué alimentos en realidad no son tan saludables como solemos pensar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos