Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué alimentos son más saludables para comer por la mañana y cuáles por la noche

En cuanto a la alimentación, es importante no solo que nuestra dieta sea equilibrada, sino también en qué momento del día elegimos comer determinados alimentos.

Ideas en 5 minutos te dirá qué es mejor comer por la mañana y qué debe dejarse para la noche.

Qué elegir para comer por la mañana

El desayuno es el momento de potenciar tu energía después de una larga noche y antes de todo lo que te depara el día. Se aconseja desayunar dentro de la primera hora después de despertarse, pero si vas a comer alimentos poco saludables, es mejor saltarse esta comida por completo.

Estos son algunos alimentos con los que es mejor empezar la mañana:

  • Los huevos son ricos en proteínas, colina y otros nutrientes importantes. Proporcionan una sensación de saciedad, por lo que consumimos menos calorías durante el día.
  • Una taza de café por la mañana no es solo una tradición agradable. La cafeína mejora el estado de ánimo y tiene un efecto positivo en la función cerebral, y también es rica en antioxidantes que reducen la inflamación. Se considera que la dosis más eficaz es de 0,3 a 4 tazas al día, dependiendo de la intensidad del café.
  • La avena es la mejor opción para los amantes de las gachas. Tiene un efecto calmante para el estómago y regula los intestinos. Es rica en una fibra única llamada betaglucano, que reduce el colesterol y hace que te sientas lleno. La avena también contiene antioxidantes. Teniendo en cuenta que es baja en proteínas, es mejor cocinarla con leche en lugar de agua o complementarla con huevos revueltos o un trozo de queso.
  • Las semillas de chía son increíblemente nutritivas. Son una de las mejores fuentes de fibra. También son ricas en antioxidantes, que protegen nuestras células de las moléculas inestables, los radicales libres que se forman durante el metabolismo. Sorprendentemente, las semillas de chía absorben el agua, aumentando su volumen y ayudando a que uno se sienta lleno y satisfecho.
  • La fruta es una buena fuente de vitaminas, potasio y fibra. Los cítricos, por ejemplo, son ricos en vitamina C. Una naranja grande aporta más del 100 % de la cantidad diaria recomendada de vitamina C. Si combinas la fruta con huevos, queso, requesón o yogur griego, puedes tener un desayuno equilibrado que te satisfaga durante las próximas horas.
  • El té verde es una de las bebidas más saludables del mundo. Contiene el antioxidante galato epigalocatequina, que es bueno para el cerebro y el sistema nervioso. También tiene un alto contenido en cafeína, que mejora el estado de ánimo y aumenta el ritmo metabólico. Curiosamente, una taza de té verde contiene tanta cafeína como media taza de café.

Qué elegir para comer por la noche

La cena, sobre todo a última hora, puede tener un impacto significativo en nuestro cuerpo y en el sueño. Por eso hay que elegir con especial cuidado los alimentos que vamos a consumir por la noche.

Estos son algunos consejos generales sobre el tema:

  • Trata de evitar los alimentos que excitan el cerebro y el sistema nervioso. Por ejemplo, trata de evitar el café, el té, el chocolate y otros productos con cafeína por la tarde. El hecho es que la cafeína afecta al nivel de energía y atención. Bloquea el efecto de una sustancia llamada adenosina, responsable de la somnolencia. Cabe destacar que la cafeína se encuentra en más alimentos de los que solemos pensar. Por ejemplo, puede formar parte de algunos medicamentos, así que ten cuidado.
  • Da prioridad a una cena ligera. Cuando el cuerpo digiere alimentos pesados y grasos, su temperatura aumenta. Y para un buen descanso nocturno se requiere una temperatura interna relativamente baja, por lo que es aconsejable terminar la cena al menos dos horas antes de acostarse. También debes evitar comer alimentos picantes por la noche, ya que pueden provocar acidez y causar insomnio.

Más concretamente, estos alimentos serían una buena opción para una cena:

  • Los plátanos contienen vitaminas del grupo B que favorecen la producción de serotonina, que a su vez ayuda a regular el sueño. También son ricos en magnesio y aumentan significativamente los niveles de melatonina.
  • Un vaso de leche caliente antes de acostarse no es solo un clásico ritual para dormir. La leche tiene sus ventajas: contiene triptófano y calcio, responsables de un buen sueño nocturno. Por supuesto, esto no se aplica a las personas con intolerancia a la lactosa. En cuanto a los análogos, puedes optar por la leche vegetal con alto contenido en calcio.
  • Palomitas de maíz: los cereales integrales contienen fibra, por lo que serán más beneficiosas que las papas fritas. Así que es una gran opción para un tentempié nocturno, siempre que las palomitas no estén demasiado saladas y cocinadas con mucho aceite.
  • Aunque un tentempié nocturno no es una buena idea, el yogur sería una buena alternativa a las galletas. Es una buena fuente de proteínas y calcio y es igualmente beneficioso en cualquier momento del día. El yogur griego esparcido con bayas sería una gran delicia cremosa.
  • Las bayas no sólo contienen fibra, que alivia el hambre, sino también magnesio, que es excelente para relajarse.
  • Las nueces son conocidas por ser una buena fuente de grasas saludables. ¿Sabías que también contienen melatonina, que garantiza un sueño largo y reparador?
  • Y si te apetece algo crujiente, las verduras frescas son una gran opción baja en calorías. Cualquier combinación de zanahorias crudas, pepino, apio y pimientos puede ser una cena ligera y rica en vitaminas.

Bono: lo que no hay que comer por la noche

Como ya hemos establecido, es mejor evitar la cafeína y los alimentos grasos, pesados y picantes por la noche. Pero para tener una idea más precisa, hemos elaborado una lista de alimentos que es mejor evitar por la noche:

  • Para las personas que sufren a menudo de acidez estomacal, los jitomates de noche no serán la opción más adecuada. Una vez que te acuestas, la fuerza de la gravedad ya no impedirá que el ácido del jitomate entre en el esófago, lo que no es una sensación agradable. Por eso, en parte, la pizza tampoco es una buena opción para la cena.
  • Los frijoles son famosos por su alto contenido en proteínas, fibra y otros nutrientes importantes. Pero a pesar de todos sus beneficios, también pueden ser perjudiciales para el sistema digestivo. Un plato de arroz con frijoles a la hora de acostarse es una ruta directa a la indigestión.
  • Los cereales azucarados, los panquecitos y el muesli tienen un efecto estimulante debido a su alto contenido en azúcar. Las donas son una opción particularmente insidiosa, ya que tienen un alto contenido de azúcar y grasa al mismo tiempo. Esto significa que tienes que lidiar tanto con los altos niveles de azúcar en tu cuerpo como con los problemas digestivos que provienen de los alimentos grasos.
  • El filete de carne no es una buena idea para una cena tardía. La carne tarda mucho tiempo en ser digerida en el estómago, y la sensación de saciedad te mantendrá despierto. Sin embargo, si controlas cuidadosamente el tamaño de las porciones, puedes evitar consecuencias desagradables.
Ideas En 5 Minutos/Salud/Qué alimentos son más saludables para comer por la mañana y cuáles por la noche
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos