Qué es la vitamina D y para qué sirve

Las vitaminas, junto a otros nutrientes, permiten que nuestro cuerpo se desarrolle de forma adecuada en la niñez. A la vez, estas juegan un rol muy importante para que el organismo trabaje de forma adecuada y sus múltiples funciones se lleven a cabo correctamente a lo largo de otras etapas de la vida.

Ideas en 5 minutos te explicará qué es la vitamina D, para qué sirve y dónde encontrarla.

Funciones de esta vitamina en nuestro organismo

La vitamina D es un nutriente cuya tarea principal es ayudar al organismo a incorporar el calcio proveniente de los alimentos que se consumen, lo que permite el correcto desarrollo y mantenimiento de los huesos.

Entre otras, algunas de sus funciones son:

  1. Ayudar en la función muscular.
  2. Aportar a la salud del sistema inmune para combatir y prevenir enfermedades.
  3. Contribuir en la actividad de las células cerebrales.

Maneras de producirla y consumirla

1. Mediante la exposición al sol

El cuerpo produce vitamina D al exponer la piel directamente al sol. Sin embargo, deben tenerse en cuenta algunas precauciones debido a la radiación ultravioleta y sus efectos dañinos.

En general, los expertos recomiendan:

  • En verano, exponerse de 10 a 15 minutos como máximo, tres veces por semana, de 10:00 a 16:00 horas.
  • En invierno, de 20 a 25 minutos, tres veces por semana, de 10:00 a 16:00 horas.
  • Exponer antebrazos, brazos, cara piernas. Sin embargo, si alguna de estas zonas es demasiado sensible, debe utilizarse protector solar o prendas que cubran la piel.

Recuerda que esto puede depender del lugar donde vivas y de la salud de tu piel, por lo que se aconseja acudir a un dermatólogo y consultar cómo tomar sol adecuadamente sin que esto signifique un problema.

2. A través de alimentos ricos en este nutriente

La vitamina D puede encontrarse en muy pocos alimentos, por lo que algunos productos vienen fortificados con este nutriente, lo que permite complementar su consumo. Se aconseja mirar las etiquetas de información nutricional para saber cuánta vitamina D otorga cada artículo.

También es posible integrarla naturalmente a la dieta a través de pescados grasos como la trucha, el salmón y el atún, las yemas de huevo y los champiñones.

3. Por medio de suplementos

Es posible encontrar una gran variedad de suplementos de vitamina D en el mercado. Sin embargo, estos deben consumirse siempre de acuerdo con una prescripción médica emitida por un especialista, quien determinará la dosis adecuada según tu edad, condición de salud, etc.

Bono: Cantidad que debe consumirse

En personas sanas, la cantidad de vitamina D que debe ingerirse está directamente relacionada con la edad, aunque es aconsejable acudir a un médico para conocer tal dosis y también descartar que exista un déficit o patologías que dificulten su absorción.

En la tabla de arriba puede observarse la cantidad recomendada en microgramos (mcg) y unidades internacionales (UI).

Compartir este artículo