Qué provoca el llanto cuando estás enojado y cómo evitarlo

----
150

Cuando te enojas puedes sentir que tu garganta se cierra, tu cara enrojece y comienzas a llorar. La ira se suele asociar con gritos o violencia, por lo que puede resultar confusa esta reacción natural del cuerpo, pero existen remedios tanto físicos como mentales que te ayudarán a contener las lágrimas.

Ideas en 5 minutos quiere mostrarte las causas por las que rompes en llanto en momentos de furia y algunos consejos para evitar que las lágrimas corran por tus mejillas.

Causas

El llanto emocional parece ser una actividad única del ser humano, y esta reacción se produce no solo como respuesta a la tristeza, sino también a la ira. Si alguna vez has derramado lágrimas cuando te sientes sumamente enojado, esta puede ser la razón:

  • La ira produce varios efectos físicos dentro de tu cuerpo. Hay un estallido del sistema nervioso y una gran actividad hormonal, por lo que no es de extrañar que uno termine llorando después de un fuerte enojo.
  • Cuando lloramos después de un evento estresante, liberamos oxitocina y prolactina, dos sustancias que bajan el ritmo cardíaco y ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo.
  • También el llorar es una respuesta del cuerpo para auto-calmarnos. Esta conducta sirve para lidiar directamente con emociones no deseadas y reducir dichos sentimientos.
  • Las lágrimas pueden estar relacionadas con la respuesta social que provocan. Lloramos para transmitir un mensaje (ya sea intencional o no) a las personas que nos rodean; así promovemos la empatía de los demás y reducimos la agresión interpersonal.
  • El llanto en sí mismo es una catarsis. La catarsis hace referencia a la liberación de una energía emocional excesiva, en este caso la ira, para brindar alivio y disminuir la tensión.
  • Y en los niños pequeños también se da el llanto por enojo en las rabietas. Estas sirven para regular emociones fuertes y se presentan en diferentes niveles de intensidad, dependiendo de si se trata de tristeza o ira. Los episodios combinan gritos, quejidos y llantos con características acústicas distintas.

Técnicas mentales para contener el llanto

Si quieres dejar de llorar cuando estás enojado, puedes seguir algunos ejercicios mentales para ayudarte a contener las lágrimas y calmar tu enojo:

  • Desvía tu atención a un momento feliz o una escena divertida. Los pensamientos positivos pueden ayudarte a frenar las lágrimas y alejarte mentalmente de cualquier situación.
  • Expresa tus sentimientos con claridad y mantén la calma. La falta de comunicación puede provocar enojo y desencadenar la necesidad de llorar.
  • Distrae tu pensamiento del momento presente con ejercicios mentales como contar hacia atrás desde el número 100, recitar tu canción favorita, o describir el entorno. Esta técnica puede calmar las emociones y evitar que desbordes en llanto.
  • Puedes tranquilizarte a través de tu sentido del tacto. Una pelota antiestrés puede desviar tu concentración en una situación que podría desencadenar en enojo y lágrimas.

Estrategias físicas para evitar el llanto

Otras técnicas para calmarte y ayudarte no solo a dominar el enojo, sino a parar el llanto antes de que comience son:

  • Concéntrate en controlar tu respiración: inhala profundamente y exhala lentamente. Esto puede ayudarte a sentirte más tranquilo, a relajarte, y a reducir las emociones.
  • Aléjate físicamente de la situación estresante que está provocando tu ira como, por ejemplo, una discusión que ha subido de intensidad.
  • Cambia tu expresión facial a un rostro neutral. Esto puede calmarte y hacer que sea menos probable que llores.
  • Parpadea rápidamente, si ya has comenzado a llorar, para limpiar tus ojos y que las lágrimas no corran por tus mejillas.
  • Si sientes que apenas comenzarás, abre bien los ojos y no parpadees para que no se forme el llanto.
----
150
Compartir este artículo