Qué son las “moscas volantes”

Al ver el cielo o una superficie de un solo tono, quizás hayas notado cómo aparecen unos puntos no tan preciosos. Pueden parecerse a pequeñas partículas de polvo, vellosidades o puntos, y con el movimiento de la mirada también comienzan a moverse. ¿Qué son? ¿Estas moscas volantes conllevan algún peligro para ti?

Ideas en 5 minutos te explicará el origen de las “moscas volantes” y te contará por qué las vemos.

¿Cómo se ven estas “moscas”?

No existe una descripción clara y definida de las “moscas volantes”. Los objetos pequeños que flotan frente a nuestros ojos pueden tener diferentes formas y ser interpretados por las personas de diferentes maneras. Algunos afirman que ven manchas y puntos (en particular de color negro), otros dicen que periódicamente aparecen pequeños puntos o un tipo de telaraña en sus ojos, un tercer grupo nota “moscas volantes” en forma de pelos finos. Algunas personas pueden decir que han visto amebas flotantes o pequeñas medusas.

¿Por qué aparecen?

Con el paso del tiempo, la sustancia gelatinosa dentro de nuestros ojos que se llama humor vítreo se vuelve más líquida. Al mismo tiempo, las fibras de colágeno más pequeñas comienzan a pegarse y a proyectar su sombra en la retina. Cuando esto sucede, nos parece que algo está flotando, y no es tan fácil distinguir qué es.

¿Es normal ver tales puntos?

De vez en cuando, es absolutamente normal notar moscas volantes. Por lo general, no señalan la presencia de ningún problema, sino que simplemente acompañan los procesos de envejecimiento que ocurren en el ojo. Sin embargo, es importante consultar a un oftalmólogo con regularidad para asegurarte de que tus ojos estén sanos. También es mejor acudir a un médico de inmediato si notas un aumento repentino en la cantidad o el tamaño de las “moscas volantes” o la aparición de destellos. El especialista podrá evaluar el estado de tu vista y darte las recomendaciones adecuadas.

Compartir este artículo