Qué son los antioxidantes y cómo combaten los radicales libres

A menudo escuchamos: “Este producto es rico en antioxidantes” o “Nuestra crema antiedad contiene antioxidantes que retrasan el envejecimiento”. Pero muchas veces no nos queda claro qué significan estas palabras y de qué tipo de sustancias se está hablando.

Ideas en 5 minutos te contará qué son los antioxidantes, qué clases de ellos hay y dónde se pueden encontrar.

Qué son los antioxidantes

Los antioxidantes son sustancias que previenen la oxidación de una célula viva en el cuerpo. La oxidación está asociada con la producción de sustancias químicas inestables, llamadas radicales libres, que dañan las membranas celulares y otras estructuras, proteínas, lípidos y ADN.

El cuerpo puede lidiar con una pequeña cantidad de radicales libres por sí solo. Pero si son muchos, con el tiempo el daño puede volverse irreversible y provocar ciertas enfermedades. Por ejemplo, enfermedades del corazón y el hígado, cáncer, inflamación de las articulaciones y daño a las células nerviosas del cerebro. Además, los efectos de los radicales libres se han relacionado con un envejecimiento acelerado.

Cómo se forman los radicales libres

Los radicales libres son átomos que contienen un electrón desapareado. Una vez en el cuerpo humano, encuentran un electrón adecuado y se lo quitan a una molécula de una célula viva. La molécula, de la que se tomó el electrón, comienza a buscar un reemplazo. Así comienza una reacción en cadena, que provoca el envejecimiento del cuerpo y puede conducir al desarrollo de enfermedades.

Algunos radicales libres se forman durante el metabolismo normal, por ejemplo, cuando los nutrientes se descomponen para crear energía que permite que el cuerpo funcione. Pero las causas de su aparición también pueden ser los malos hábitos, la exposición a la radiación ultravioleta, la contaminación del aire y otros factores. Así termina habiendo demasiados radicales libres y se produce el llamado estrés oxidativo. Y este último inicia un proceso que daña las células del cuerpo.

Los antioxidantes neutralizan los radicales libres de dos maneras: descomponiéndolos para hacerlos inofensivos o dándoles algunos de sus propios electrones. Esto ayuda a romper la reacción en cadena que puede afectar a otras células del cuerpo.

Dónde se encuentran los antioxidantes

La mayoría de los antioxidantes son productos vegetales y animales. Suprimen la formación de los radicales libres y ayudan a reducir el daño que pueden causar al cuerpo. Se cree que esta es una de las razones por las que una dieta rica en verduras y frutas se asocia con un menor riesgo de desarrollar muchas enfermedades.

Los antioxidantes se encuentran en:

* vitamina A (batatas, zanahorias, yemas de huevo, hígado y leche);

* vitamina C (naranjas, grosellas negras, kiwi, mango, brócoli, espinacas, pimientos y fresas);

* vitamina E (aceites vegetales, aguacates, nueces, semillas y cereales integrales);

* betacaroteno (calabaza, mango, albaricoques, zanahorias, espinacas y perejil);

* licopeno (tomates, sandías y pomelo rosado);

* luteína (maíz, verduras y hortalizas de hoja);

* selenio (mariscos, carnes magras y cereales integrales);

* manganeso (mariscos, carnes magras, leche y nueces);

* flavonoides (té de hojas, cebollas, manzanas, frutas cítricas);

* catequinas (té de hojas);

* polifenoles (tomillo y orégano).

Los antioxidantes realizan diferentes funciones y no son intercambiables, por eso es tan importante tener una dieta completa y variada y asegurar la ingesta de antioxidantes de los alimentos. Esto se debe a que la eficacia de la ingesta de suplementos nutricionales no se ha demostrado, y el uso de algunos de ellos puede incluso dañar el organismo.

Cómo obtener más antioxidantes de los alimentos

Aquí hay algunos consejos:

* Agrega verduras a las ensaladas, los guisos y los guarniciones de las comidas principales.

* Usa hierbas y condimentos al cocinar. Por ejemplo, el jengibre, el romero, la cúrcuma, el perejil, el tomillo y el orégano tienen una alta actividad antioxidante.

* Elige el té verde como bebida.

* Dale preferencia al chocolate amargo en lugar del chocolate con leche.

* Come bayas y frutas dulces en lugar de postres, como manzanas, melón, cerezas, kiwi, papaya, uvas rojas y fresas.

* Consume nueces y frutas secas como bocadillos. De estas últimas, las ciruelas pasas y las pasas son especialmente ricas en antioxidantes.

Qué antioxidantes se utilizan en los cosméticos

Muchos cosméticos contienen antioxidantes como ingredientes activos. Como agentes tópicos, pueden interrumpir reacciones en cadena, eliminar los productos intermedios de los radicales libres e interferir con otras reacciones de oxidación. Esto puede proteger la piel de los efectos nocivos del medio ambiente causados ​​por los radicales libres.

Los cosméticos antioxidantes suelen contener combinaciones de diversos extractos de plantas: té verde, romero, semilla de uva, arándano, tomate, semillas de acerola, corteza de pino y cardo mariano, entre otros. Estos extractos contienen antioxidantes naturales: polifenoles, flavonoides, carotenoides y otros.

Además, se pueden añadir a los cosméticos determinadas sustancias con propiedades antioxidantes. Estos incluyen, por ejemplo, la vitamina C, la vitamina E, coenzima Q10 y niacinamida.

Compartir este artículo