Por qué los pilotos no deben llevar barba

Los viajeros atentos pueden observar que la mayoría de los pilotos no llevan barba. En cambio, sus rostros están suavemente afeitados o, como mucho, con un ligero vello.

Ideas en 5 minutos te contará por qué los pilotos no deben tener barba y qué tiene que ver la máscara de oxígeno con esto.

¿Por qué los pilotos no deberían llevar barba?

Por la seguridad del pasajero.

El hecho es que los aviones comerciales modernos vuelan a alturas muy elevadas. Por ello, para mantener los niveles óptimos de presión y oxígeno en el interior del avión, las cabinas están herméticamente cerradas.

Sin embargo, los pasajeros y los pilotos deben utilizar una máscara de oxígeno en caso de emergencia, por ejemplo, si se produce una despresurización de la cabina. Pero si el piloto tiene una barba larga, la máscara puede no ajustarse bien a su rostro. Se cree que esto supone un riesgo de hipoxia, una condición en la que el cuerpo sufre de falta de oxígeno. Esto afecta al cerebro y al sistema cardiovascular, y puede llevar a la pérdida del conocimiento. En ese caso, el piloto no podrá desempeñar sus funciones y mucho menos tomar todas las medidas necesarias para hacer frente al accidente.

¿Todas las aerolíneas les prohíben llevar barba?

No todas lo hacen. Air Canada, por ejemplo, llevó a cabo un estudio y descubrió que las máscaras suministraban a los pilotos suficiente oxígeno sin importar lo largo que fuera su vello facial. En la investigación participaron profesionales con barbas ligeras (menos de 0,5 cm), medianas y largas (hasta 40 cm).

Como resultado, Air Canada cambió sus normas para los miembros de la tripulación y ahora permite a los pilotos llevar una barba bien recortada con una longitud máxima de 1,25 cm.

¿Las restricciones se aplican a todos los pilotos?

No. Se trata principalmente de pilotos de compañías aéreas comerciales, que tienen ciertos requisitos en materia de seguridad, así como de apariencia de sus empleados. Los pilotos privados, en cambio, pueden llevar una barba del tamaño que deseen. Además, el vello facial no es una barrera para obtener una licencia de vuelo, aunque sí puede ser un obstáculo si un piloto solicita un trabajo en una aerolínea privada.

Compartir este artículo