Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo abrir una cerradura de coche congelada

Las ventanillas de los vehículos se congelan con mucha más frecuencia que las puertas. Aunque en condiciones de alta humedad y bajas temperaturas, no es infrecuente que la puerta y la cerradura terminen congeladas. ¿Qué debes hacer si descubres que no puedes entrar en tu coche debido a esto?

En Ideas en 5 minutos te contaremos cómo calentar una cerradura congelada.

Si es posible, intenta arrancar el coche a distancia

Si no tienes prisa y te sobran entre 10 y 20 minutos, utiliza el botón del mando del coche para arrancarlo. El auto se calentará por dentro, y es probable que el hielo de la cerradura de la puerta se derrita.

❗ Ten en cuenta: el método puede no funcionar si ya hay una gruesa capa de hielo en la puerta.

Empuja la puerta congelada

Si puedes desbloquear el coche, pero no puedes abrir la puerta congelada, prueba esto. Apoya el hombro en ella y empújala bruscamente hacia adentro. Esto romperá el hielo alrededor de la puerta y abrirá el coche.

Utiliza agua tibia

Prepara un recipiente con suficiente agua tibia y una toalla. Vierte agua sobre el marco de la puerta y la manija del coche, y también sobre la junta si está congelada. Tómate tu tiempo y deja que el agua derrita el hielo acumulado. Una vez que la capa de este se haya reducido y puedas abrir el coche, asegúrate de secar la puerta con una toalla. Esto ayudará a evitar que se repita la situación.

❗ No utilices agua hirviendo o muy caliente para no dañar los cristales y la pintura del coche. También hay que tener en cuenta que este método no debe utilizarse en caso de frío extremo. Con temperaturas bajo cero considerables, el agua tibia se congelará rápidamente, lo que puede hacer que la puerta se congele aún más.

Intenta usar una secadora de cabello

La secadora de cabello puede ser una buena alternativa al agua tibia (si tienes un lugar donde enchufarla, por supuesto). Mueve el flujo de aire caliente sobre la zona helada, derritiendo el hielo. Asegúrate de que la superficie del coche no se sobrecaliente. Cuando la puerta se haya descongelado, intenta abrirla.

❗ Para evitar que el aire caliente dañe accidentalmente las manijas de las puertas y las molduras de plástico del automóvil, mantén el aparato a una distancia mínima de 7 a 10 cm de la superficie del automóvil.

Compra un descongelador especial

La mejor manera de descongelar las cerraduras del coche es utilizar un descongelador especial para autos. Pulverízalo sobre la zona congelada y espera unos minutos. Este producto no solo derrite el hielo, sino que también ayuda a prevenir su formación posterior.

Utiliza alcohol medicinal o líquido limpiaparabrisas

Si no puedes comprar un producto especializado, puedes utilizar en su lugar líquido limpiaparabrisas o alcohol medicinal. El efecto será similar. Sin embargo, ten cuidado: los líquidos mencionados son altamente inflamables. También ten en cuenta que el uso repetido de alcohol puede dañar la junta de goma.

Calienta la llave

Si no puedes introducir la llave en la cerradura del coche por culpa del hielo, prueba calentarla con un encendedor. Calienta la parte metálica de esta durante unos segundos y luego introdúcela en la cerradura. Realiza algunos movimientos para aflojar el interior de esta. Calienta la llave y luego repite la acción hasta que puedas girarla completamente dentro de la cerradura.

Recuerda: es más fácil prevenir la formación de hielo que eliminarla.

  • Trata de guardar tu coche en un lugar cálido y utiliza una funda para protegerlo de las precipitaciones y las heladas.
  • Antes de dejar el coche en el exterior durante la noche, coloca una bolsa de basura o una toalla entre la puerta y la junta. Esto ayudará a evitar que la puerta se congele y facilitará su apertura por la mañana.
  • Rocía las juntas de las puertas con un espray de silicona especial para protegerlas y evitar que se congelen.
Ideas En 5 Minutos/Vida/Cómo abrir una cerradura de coche congelada
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos