Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo cultivar ajos

Con su aroma y sabor únicos, el ajo ha sido un antibiótico natural desde la antigüedad, y sus beneficios son innumerables. En lugar de comprarlo en una tienda, puedes cultivarlo fresco en casa. En Ideas en 5 minutos te mostraremos que es posible hacer esto en tu hogar siguiendo unos pasos sencillos.

Las partes del ajo

El ajo es una hierba perenne con una cabeza (bulbo) cubierta de una piel blanquecina parecida al papel. Si la quitas, verás muchos bulbillos también cubiertos de una piel fina parecida al papel. Cada uno de estos bulbillos se llama diente. Antes de que se forme el bulbo, del diente de ajo crecen unos brotes que se llaman ajetes o ajos tiernos.

Qué necesitas

  • Un vaso alto
  • Agua
  • Ajo
  • Tijeras (opcional)
  • Un cuchillo (opcional)
  • Una botella de plástico (opcional)
  • Una taza (opcional)

Instrucciones

1. Pela el bulbo (cabeza) y los dientes sin separar ninguna parte. Ten en cuenta que el tamaño del diente afectará al rendimiento y al crecimiento del ajo.

2. Introduce el ajo en un vaso de agua. Su base debe tocar el líquido. El agua debe cubrir algo menos de la mitad del ajo. Asegúrate de mantener las puntas de los dientes mirando hacia arriba.

3. Coloca el recipiente en un lugar soleado. Asegúrate de que el lugar elegido reciba entre 6 y 12 horas de luz solar al día. Un foco fluorescente o una luz de crecimiento también pueden servir.

Nota: si hay demasiada luz, los brotes se caerán. Si eso ocurre, retira el recipiente de la luz solar durante 2 días. Al principio, en unos 5 días, deberías empezar a ver crecer lentamente los brotes.

4. Renueva el agua periódicamente. Si esta se vuelve marrón, como después de 7 días, rellena el recipiente con agua limpia y mantén su nivel.

5. Los brotes crecerán notablemente hacia arriba, mientras que las raíces se alargarán desde la base. Los ajetes estarán listos cuando hayan alcanzado entre 10 y 18 centímetros. Recuerda que los ajos tiernos son amargos cerca de su base.

Bono: algunas otras cosas importantes

  • También puedes cultivar ajos tiernos a partir de dientes individuales. Para ello, empieza a separarlos, uno a uno, con su piel fina intacta. A continuación, envuélvelos en una servitoalla húmeda. Ten en cuenta que empezarán a brotar en 2 o 3 días si les proporcionas un lugar cálido.
  • Si utilizas un solo diente, un vaso de chupito funcionará mejor. Para varios dientes, puedes utilizar una taza ancha. Para mantener los dientes en posición vertical, puedes pincharlos con palillos de dientes.
  • Asegúrate de añadir suficiente agua para cubrir la base del ajo.
  • Colócalo en un lugar donde reciba suficiente luz solar: una ventana soleada es una buena idea.
  • Asegúrate de renovar el agua cada vez que se vea turbia.
  • Cuando los brotes midan unos 7-8 centímetros de alto, puedes cosecharlos. Recuerda quitar cada vez un tercio del brote.
Imagen de portada 5-Minute Crafts / Facebook
Ideas En 5 Minutos/Vida/Cómo cultivar ajos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos