Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo desechar correctamente los residuos

En condiciones favorables, la cáscara de plátano puede descomponerse en tan solo 6 semanas, la ropa hecha con telas naturales, en 6-12 meses. Una lata de aluminio tardará entre 80 y 100 años, un pañal desechable entre 250 y 500 años, y una botella de vidrio necesitará 1 millón de años.

Ideas en 5 minutos te contará sobre las formas correctas de eliminación de varios tipos de desechos. Y en el bono verás cuánto tiempo tardan los diferentes residuos en descomponerse por completo.

Los residuos domésticos se pueden dividir en orgánicos (biodegradables) e inorgánicos (poco susceptibles a los microorganismos). A su vez, los desechos inorgánicos pueden dividirse en poco peligrosos: materiales reciclables, residuos compuestos y desechos inertes (por ejemplo, los de la construcción) y peligrosos: productos electrónicos, desechos médicos, productos químicos, entre otros.

La eliminación correcta de los residuos depende directamente de su tipo y degradabilidad.

Residuos orgánicos

Los residuos orgánicos (biodegradables) son aquellos que, durante el proceso de descomposición, pueden descomponerse en compuestos orgánicos simples. Pueden ser diversos residuos de comida, papel, residuos naturales (hierba cortada, hojas, ramas, entre otros) y plástico biodegradable, así como los residuos generados en el proceso de la vida de un ser humano o un animal.

Una de las mejores formas de eliminar los desechos orgánicos es hacer una composta. No solo te desharás de una gran cantidad de basura, sino también obtendrás un excelente fertilizante.

Residuos que se pueden reciclar

Los residuos reciclables son aquellos que pueden reutilizarse después de un procesamiento adicional. Entre ellos se incluyen el papel, el cartón, las botellas de vidrio y plástico, latas de aluminio y hojalata, productos metálicos, ropa, algunos tipos de plásticos, entre otros. Algunos objetos tardarán varios cientos de años (o incluso más) en descomponerse, por eso lo más correcto sería preparar tal tipo de residuos para el reciclaje. Lo perfecto sería separarlos.

Puedes donar la ropa a orfanatos, tiendas de segunda mano o entregarlas a la tienda de cadenas grandes que tienen un programa de reciclaje. Las revistas viejas, los periódicos, el papel y el cartón, debes llevarlos a los puntos de reciclaje de papel; los libros se entregan a una biblioteca u organización benéfica, por ejemplo, un orfanato o una residencia de ancianos. Los objetos de metal, plástico y vidrio se pueden entregar en puntos especiales.

Además, si tu ciudad tiene contenedores especiales para reciclar, puedes usarlos.

Desechos inertes

Los desechos inertes son residuos generados durante los trabajos de construcción o demolición. Pueden ser piedras, fragmentos de ladrillos, azulejos, hormigón, asfalto, entre otros. Un rasgo distintivo de los residuos inertes es que no se disuelven, no se queman, no se descomponen o y no reaccionan con otras sustancias.

Antes de deshacerte de este tipo de basura, tienes que preguntarte: “¿Necesito deshacerme de ella?”. Lo que pasa es que los desechos de construcción se pueden reutilizar a la hora de hacer pequeñas construcciones (áreas para asar barbacoa o carne, entre otros) así como al hacer caminos de jardín y zonas de flores. Puedes llenar los hoyos en los caminos no pavimentados con las piedras pequeñas, los restos de asfalto o los ladrillos rotos.

Si no necesitas los restos de tales materiales, puedes ofrecérselos a quien actualmente se dedica a la construcción. Asimismo, puedes ir al vertedero y acordar la eliminación de los desechos innecesarios.

Otros residuos que no se reciclan

Algunos artículos no se pueden echar a la composta, reciclar ni reutilizar debido a su composición. Pueden ser cosas que consisten en varios tipos de plástico, artículos de higiene personal usados ​​(almohadillas de algodón, pañales, toallas femeninas), tubos de pasta de dientes, bolsas y envases de botanas, entre otras cosas.

Es extremadamente difícil reciclar tales artículos de manera sustentable. Por lo tanto, simplemente se tienen que colocar en un bote de basura y llevarlo a un vertedero.

Sin embargo, esto no significa que no se pueda hacer nada más en ese caso. Cada uno de nosotros puede reducir la cantidad de residuos no reciclables creando el hábito de usar artículos reutilizables y ecológicos en lugar de desechables.

Desechos peligrosos

Los desechos peligrosos incluyen todo tipo de desechos tóxicos, inflamables, corrosivos y químicamente activos. Pueden contaminar el suelo y hacerles daño a los seres humanos y a la naturaleza, por eso hay que tener mucho cuidado a la hora de tirarlos.

Entre los residuos peligrosos se encuentran numerosos productos químicos domésticos, productos para el control las plagas, fertilizantes, pinturas, residuos médicos y farmacéuticos, baterías, productos electrónicos, lámparas fluorescentes y demás.

Un punto general y muy importante en la eliminación de residuos peligrosos es que no deben desecharse con los residuos normales.

  • Las pilas y las baterías usadas colocadas en un contenedor de basura pueden encenderse y pueden envenenar el suelo y las aguas residuales. Para desechar las baterías de manera segura, las tienes que llevar a uno de los puntos especiales de reciclaje, que a menudo se encuentran en grandes tiendas y centros comerciales. En cuanto a la batería vieja del automóvil, la puedes devolver al distribuidor cuando compres una nueva.
  • Los aceites de motor usados ​​se pueden reciclar. Puedes llevar este tipo de residuos a puntos especiales de recolección de aceite de motor en tiendas de automóviles, gasolineras y centros de servicio. Si no lo desechas correctamente, 4,5 litros de aceite de motor pueden contaminar 4,5 millones de litros de agua dulce. Es importante tenerlo en cuenta antes de tirar un producto de aceite usado al vertedero.
  • Los dispositivos electrónicos incluyen componentes que pueden reutilizarse, así como piezas que pueden causar daños graves al medio ambiente. La forma más sostenible de deshacerse de los aparatos electrónicos viejos es llevarlos a un centro de reciclaje. Muchos fabricantes también tienen programas de reciclaje para sus productos. Puedes acudir con el representante oficial de la empresa para devolver los dispositivos viejos.
  • Los productos de pintura contienen componentes químicos que pueden perjudicar a los seres humanos, los animales y el medio ambiente. Por lo tanto, se clasifican como residuos peligrosos. No hay que tirar los restos de pintura, sino usarlos más tarde para otros fines. Si los frascos de pintura y esmalte están bien cerrados, entonces se pueden almacenar durante 10 a 15 años. Si estás seguro de que no necesitas pintura, entonces dónala a una escuela, un estudio de teatro o una organización benéfica. Puedes intentar devolver frascos enteros de pintura al punto de compra y entregar las latas ya abiertas a las empresas que se dedican al reciclaje.
    En casos extremos, puedes secar los pequeños restos de pintura en el sol, mezclar con arena para gatos y tirar el resto de los residuos de forma normal.
  • Las lámparas fluorescentes contienen una pequeña cantidad de mercurio, por eso no debes de tirarlas junto con la basura doméstica normal. Lleva este tipo de lámparas a un centro donde las reciban.
  • Los termómetros de mercurio contienen aproximadamente 500 mg de mercurio que puede ser perjudicial para la salud si el termómetro se rompe. Para una eliminación segura, tienes que llevar este artículo a una organización que se dedique a un programa de recolección de desechos domésticos peligrosos. Algunas empresas también están dispuestas a reemplazar el antiguo termómetro de mercurio por un aparato electrónico moderno.
  • Si los medicamentos se desechan de forma incorrecta, pueden contaminar las aguas subterráneas, por lo que no vale la pena tirarlos al inodoro o a la basura. Muchos países tienen programas de devolución de medicamentos que recolectan y los eliminan. Trata de encontrar un punto de recolección en el área donde vives. Si esta opción no está disponible para ti, entonces mezcla los medicamentos con arena de gatos y colócalos en un recipiente hermético y solo después los puedes tirar a la basura.

Bono: en cuántos años se descomponen los diferentes tipos de basura

Ideas En 5 Minutos/Vida/Cómo desechar correctamente los residuos
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos