Cómo distinguir los tipos de pasta italiana

Italia es el hogar de miles de tipos de pasta, desde las conocidas conchas y espaguetis hasta variaciones con rellenos. Para comprender mejor toda la variedad, hay que recordar que una pasta cuyo nombre termina en -ini es una versión reducida de una determinada forma, y en -oni, agrandada. Por ejemplo, una espiral fusillini será con vueltas pequeñas; fusilli, con medianas y fusilloni con grandes.

Ideas en 5 minutos clasificó los tipos de pasta y los dividió en categorías.

Larga redonda

  1. Espaguetis: fideos largos comunes y muy populares. Su densidad es media. Por lo general, se sirve con una variedad de salsas (incluida la marinara), carne (a menudo en forma de albóndigas), verduras y champiñones.
  2. Capellini: productos ultrafinos con un diámetro de 0,85 a 0,92 mm. Al hervir, la pasta resulta muy tierna, el tiempo de cocción es de 2 a 6 minutos.
  3. Capelli d’angelo: una versión más fina del capellini. Diámetro: de 0,78 a 0,88 mm. A menudo se sirve en forma de nidos. Va bien con sopas, mariscos o salsas ligeras. Un nombre alternativo es “cabello de ángel”.
  4. Linguine: espaguetis aplanados. Son similares a los fettuccinetrenette, pero a diferencia de ellos, son elípticos en sección transversal, en lugar de planos. Tienen aproximadamente 4 mm de ancho. El nombre traducido del italiano significa “lengüitas”. Se sirve tradicionalmente con salsas de pesto, tomate o pescado.
  5. Canule: productos ondulados largos. Adecuados para servir con salsas tanto ligeras como pesadas.
  6. Vermicelli: similares a los espaguetis, solo que en las regiones de habla inglesa suelen ser más delgados, y en Italia, por el contrario, son más gruesos. El nombre se traduce como “gusanitos”.
  7. Bucatini: espaguetis gruesos con un agujero en el centro. Se sirven con productos salados como la pancetta guanciale.

Cintas largas

  1. Mafaldine: cintas planas de aproximadamente 1 cm de ancho con bordes ondulados. También conocidos como reginette, Mafalda o pequeñas reinas. Fueron nombrados en honor a la princesa Mafalda de Saboya, hija del rey Víctor Manuel III de Italia.
  2. Tagliatelle: conocidos como tallarines. Son cintas largas y planas de unos 6 mm de ancho. Se pueden servir con una variedad de salsas, aunque la clásica es la combinación con carne o boloñesa. Elaborados tradicionalmente a partir de pasta de huevo en una proporción de 1 huevo por 100 g de harina.
  3. Fettuccine: uno de los tipos de pasta más comunes. Los productos tienen la forma de una cinta de 25,4 cm de largo y 6,35 mm de ancho.
  4. Trenette: tiras planas delgadas y secas similares a los linguinefettuccine. Se sirven tradicionalmente con salsa pesto.
  5. Pappardelle: son como fettuccines anchos. Los recién cocidos alcanzan de 2 a 3 cm de ancho y pueden tener bordes acanalados, mientras que los secos tienen bordes uniformes.
  6. Stringozzi: fideos largos de sección transversal rectangular. Se sirven de trufa negra, guiso de carne o salsa de tomate. El nombre se originó por el parecido con las agujetas.
  7. Lasagna: conocida como lasaña, es una pasta rectangular plana con bordes ondulados. La mayoría de las veces se sirve como una cazuela, que consiste en capas de pasta intercaladas con salsas, quesos y otros ingredientes.

Conchas marinas

  1. Conchiglie: tienen forma de conchas marinas. Están hechos de trigo duro. A veces pueden estar coloreados con pigmentos naturales como extracto de tomate o espinaca y tinta de calamar. La forma de los productos permite que la salsa se les pegue mejor.
  2. Lumache: pasta pequeña en forma de caracol con una superficie ondulada. Esta forma retiene mejor la salsa.
  3. Pipe: tiene forma de lumache y también tiene un orificio aplanado en un extremo. Pero su superficie es lisa. Va bien con salsas de verduras, pesadas de carne y salsas cremosas.

Espirales

  1. Fusilli: una pasta espiralada gruesa originaria del sur de Italia. La mayoría de las veces se sirve con salsa de tomate y queso.
  2. Casarecce: tubos que se enrollan de modo que su sección transversal forme algo así como la letra S. Por lo general, se sirven con berenjena, ricota y mariscos.
  3. Fusilli bucati: tubos largos y huecos retorcidos en forma de sacacorchos. Van bien con salsas espesas que se adhieren bien a una superficie rizada.
  4. Trofie: productos delgados, cortos y ondulados de diversos grados de espiralado. En cocina tradicional se sirve con pesto de albahaca o salsa de tomate ligera.
  5. Gemelli: son 2 hilos trenzados entre sí. El nombre se traduce del italiano como “gemelos”. Esta forma versátil es muy adecuada para ensaladas, guisos y combina bien con salsas ligeras de tomate, mantequilla y leche.

Tubos

  1. Penne: tiene una pequeña forma cilíndrica, cortada en los extremos en ángulo. A menudo se rellena con varios rellenos como espinacas y ricotta. Se sirven con salsas de tomate y cremosas o verduras.
  2. Rigatoni: pasta en forma de tubos grandes con surcos a lo largo de toda su longitud. Un poco más grandes que los penne. Se sirven con guisos de carne y salsas tanto ligeras como espesas.
  3. Macarrón: tienen forma de tubos cortos delgados, pueden estar ligeramente curvados. Suelen utilizarse en platos al horno, sopas, servidos con queso o salsas de verduras.
  4. Ditalini: se ven como tubos pequeños, comparables en tamaño a un grano de maíz. A menudo se les llama macarrones cortos. El nombre se traduce del italiano como “pequeños dedales”. Por lo general, se sirven con requesón o brócoli, son ideales para las sopas.
  5. Paccheri: se fabrican en forma de tubo muy grande. Como regla general, su superficie es lisa, pero también hay una versión acanalada: paccheri millerighe. Se pueden servir rellenos o con salsa de tomate, mariscos o cualquier tipo de plato con un fuerte acento de ajo.
  6. Tortiglioni: son similares a los rigatoni, pero más grandes y con surcos más profundos que corren en espiral. Ideales para salsas cargadas de todo tipo.
  7. Cannelloni: conocidos como canelones, grandes productos cilíndricos, su tamaño permite servirlos al horno con relleno de espinacas, requesón o carne picada. Encima del plato se vierte una salsa, la mayoría de las veces de tomate.

Miniformas

  1. Orzo: se parecen a grandes granos de arroz. Hay muchas formas de prepararlos: solos, en sopas, ensaladas, cazuelas. Se pueden teñir de amarillo, naranja y negro con azafrán, ají y frijoles negros, respectivamente.
  2. Pastina: pequeños productos de 6 mm o menos. La mayoría de las veces parecen granos, pero de hecho pueden tener cualquier forma: estrellas, conchas, tubos. La pasta acini di pepe a veces también se llama pastina. Al igual que orzo, pastina se utiliza en sopas y ensaladas.
  3. Fregula: bolas con un diámetro de 2 a 3 mm, hechas de masa de sémola y horneadas. Tradicionalmente se guisan en salsa de tomate con almejas.
  4. Quadrettini: pequeños cuadrados o triángulos planos. Se usan con mayor frecuencia en caldos ligeros y sopas.
  5. Anelli: anillos pequeños y delgados. Pueden utilizarse en la preparación tanto de sopas como de ensaladas.

Formas inusuales

  1. Farfalle: viene en una variedad de tamaños, pero todos tienen una forma distintiva de pajarita. Por lo general, se hacen a partir de un rectángulo u óvalo con bordes dentados y se comprimen en el centro. La versión acanalada de la pasta se conoce como farfalle rigate. Se puede servir con la mayoría de las salsas, pero van mejor con la de crema y la de tomate.
  2. Rotelle: se distinguen por su forma inusual, que recuerda a unas ruedas. El nombre significa “ruedas pequeñas”. Se pueden combinar con una variedad de salsas a base de nata, verduras, carnes o mariscos.
  3. Corzetti: tienen forma de medallón. Se hace una impresión estampada en la parte superior. Se sirven con carnes, setas, pesto, pescado y nata ligera.
  4. Orecchiette: pasta pequeña que se asemeja a la fora de una oreja. Por lo general, se sirve con grelos o brócoli, salsa de tomate o de carne y requesón.
  5. Foglie d’ulivo: se elaboran en forma de hojas de olivo. Se pueden servir con salsa cremosa de aceitunas o salsa de tomate y albahaca.

Rellenas

  1. Ravioli: conocidos como ravioles, suelen ser cuadrados, aunque pueden tener otras formas, incluso redondas y semicirculares. Se sirven en caldos o con salsa. Se puede usar como relleno carne de res, queso, pollo, salchichas y más.
  2. Tortellini: masa hervida rellena. Tradicionalmente, se rellenan con una mezcla de carne, queso, huevos y nuez moscada. Se sirven en caldo de capón: brodo di cappone.
  3. Casoncelli: se asemeja a un caramelo envuelto. El relleno puede ser de carne, queso, pasas u otros ingredientes. Se sirven con una salsa simple de mantequilla clarificada, tocino y hojas de salvia.
  4. Fagottini: en italiano significa “pequeños racimos”. La apariencia de esta pasta es totalmente coherente con este nombre. El relleno se puede hacer de verduras como judías verdes, zanahorias y cebollas y aceite de oliva.
  5. Anolini: son productos pequeños y redondeados, a veces en forma de media luna. Se suelen rellenar con una mezcla de estofado de res o cerdo, queso grana padano, pan rallado, nuez moscada, sal y pimienta. Tradicionalmente se sirven cocidos en caldo de carne.
Compartir este artículo