Cómo entender las señales de un agente de tránsito

En calles modernas equipadas con señales de tráfico y semáforos, ver a un agente de tránsito no es tan común. Y su presencia a menudo asusta a los conductores y transeúntes, porque muchos simplemente no entienden lo que significan los movimientos de sus brazos.

Ideas en 5 minutos, con la ayuda de ilustraciones claras, explicará cómo recordar las señales del agente de tránsito.

Los brazos del agente de tránsito están hacia abajo o extendidos hacia los lados

  • Si el agente de tránsito se para de frente o de espaldas a ti, se prohíbe el paso de vehículos y peatones.
  • Si el agente de tránsito se para frente a ti de costado, de su lado izquierdo o derecho, si conduces un vehículo (automóvil, autobús, motocicleta, etc.), puedes moverte en línea recta y hacia la derecha. Si conduces un tranvía, solo en línea recta. En este momento, los peatones pueden cruzar la calzada.

El brazo derecho del agente de tránsito está extendido hacia adelante

  • Si te acercas al agente de tránsito en un automóvil (u otro vehículo que no usa rieles) desde el lado izquierdo, puedes continuar conduciendo en cualquier dirección: recto, a la derecha, a la izquierda y de forma opuesta.
    Los tranvías que se acercan al agente de tránsito por la izquierda pueden girar solo a la izquierda. Los peatones que se hayan acercado por el lado izquierdo al agente de tránsito con un brazo extendido pueden cruzar la calzada, moviéndose detrás del agente.
  • Si lo que ves es el lado derecho del agente de tránsito, debes detenerte. Para continuar conduciendo debes esperar otra señal de su parte. Los peatones pueden cruzar la calle solo por detrás del agente de tránsito.
  • Si el agente de tránsito está frente a ti, puedes continuar conduciendo el vehículo solo hacia la derecha. Se prohíbe el movimiento de peatones en esta posición del funcionario autorizado.
  • Si el agente de tránsito te da la espalda, el movimiento de todos los vehículos está prohibido. Los peatones tampoco pueden cruzar la calle en esta dirección.

Un brazo del agente de tránsito está levantado

  • Independientemente de qué lado del agente de tránsito te encuentres y en qué dirección te muevas, el tráfico está prohibido para todos los peatones y vehículos.

    Importante: Puedes continuar conduciendo si el agente levantó la mano cuando ya habías ingresado a la intersección. Las normas de tránsito te permiten hacer esto para no recurrir al frenado de emergencia.

Conclusión

  • Los vehículos y peatones no pueden seguir moviéndose después de que el agente de tránsito levante el brazo.
  • Todos los vehículos y peatones no pueden moverse si el agente de tránsito está parado de espaldas.
  • Los peatones tampoco pueden cruzar la calzada si el agente está parado de frente, independientemente de la posición de su brazo.
  • El movimiento puede ser iniciado por los coches, que son indicados por la mano del agente de tránsito. Si uno o ambos brazos del agente están hacia abajo, imagina que están hacia los lados.
  • Los tranvías siempre se mueven “de un brazo del agente de tránsito al otro”. Si un agente con los brazos extendidos se coloca de lado, los tranvías solo pueden ir en línea recta. Cuando un agente está parado frente al tranvía de costado de su lado izquierdo con el brazo derecho extendido, el transporte puede ir a la izquierda (desde el brazo izquierdo hacia el derecho). Si un agente está de frente con un brazo extendido, el tranvía puede moverse hacia la derecha (del brazo derecho al izquierdo).
  • Cuando un agente de tránsito está parado con los brazos levantados o bajados, los autos que se le han acercado por el lado izquierdo o derecho pueden moverse en línea recta y hacia la derecha.
  • Si el agente de tránsito está parado con el brazo derecho extendido, los autos que se le acercan por el frente solo pueden moverse hacia la derecha. Los que se le acercan por el lado izquierdo pueden moverse en cualquier dirección.
  • Al acercarse por el lado derecho a un agente de tránsito que está parado con el brazo derecho extendido, no está permitido que los vehículos continúen circulando. Los peatones pueden cruzar la calzada solo por detrás del agente de tránsito.
  • Los peatones pueden cruzar la calzada si el agente de tránsito se coloca frente a ellos del lado derecho o izquierdo con los brazos bajados (o extendidos hacia los lados). Si un agente se para con el brazo derecho extendido hacia adelante, los peatones pueden cruzar la calzada detrás de él.
Compartir este artículo