Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo preparar tu vehículo para la temporada fría

En la temporada fría del año, un automóvil debe de trabajar en condiciones muy difíciles: drásticos cambios de temperatura, pavimento húmedo o resbaladizo y el efecto de reactivos químicos, ya que en algunos países utilizan sal y arena en las carreteras. Para que en la temporada fría tu auto no te falle, es mejor prepararlo de antemano.

En Ideas en 5 minutos realizamos una lista de aquello a lo que vale la pena prestar atención al preparar un automóvil para la temporada fría.

Presta atención a los neumáticos

  • Verifica los neumáticos. Comprueba que se encuentren en buenas condiciones. Si hallas defectos (fisuras, raspones, entre otros), averigua la seriedad del problema. Considera la posibilidad de cambiar los neumáticos si los de tu auto ya tienen más de 5 años, dado que después de este tiempo, frecuentemente pierden sus propiedades.
  • Comprueba la profundidad del recauchutado. Durante la temporada fría es muy importante tener unos neumáticos con un dibujo profundo. Te proporcionarán un buen agarre en la carretera y podrás maniobrar con toda seguridad.
    Antes de que llegue el frío tienes que verificar el desgaste del dibujo en los neumáticos de tu automóvil. La profundidad mínima debe de ser 1,6 mm, pero es mejor tener unos neumáticos con más de 3 mm de profundidad para los meses más fríos. De esta forma, podrás garantizar un buen agarre.
  • Piensa en los neumáticos de invierno. Si la región en donde vives tiene inviernos gélidos con una gran caída de nieve, reemplaza los neumáticos de verano por variantes especiales de invierno. Si además de nieve, en las carreteras también se forma una capa de hielo, entonces no dudes en elegir unas llantas con clavos.
  • Comprueba la presión de los neumáticos. Esta disminuye bajo los efectos de las heladas. En invierno, conducir con una presión demasiado baja puede ser peligroso, por eso es importante verificarla de forma regular.
    Puedes consultar la presión recomendada para los neumáticos de tu auto en el manual de uso. Si ves que estos necesitan ser inflados, puedes llevar tu vehículo a una vulcanizadora o utilizar una bomba para inflarlos.

Verifica el estado de los niveles de líquidos en el automóvil

Comprobar a tiempo los niveles de aceite, anticongelante y líquido para el limpiaparabrisas puede evitar algunas desagradable situaciones en la carretera.

  • Reemplaza el líquido limpiaparabrisas. Tienes que estar seguro de que este líquido sea capaz de soportar bajas temperaturas. En la temporada fría, el agua normal no será capaz de lidiar de forma efectiva con la suciedad en el parabrisas. Y si se congela en el interior del vehículo puede dañar el sistema de lavado.
    También verifica el nivel del líquido limpiaparabrisas para garantizar una conducción segura.
    ❗No viertas anticongelante en lugar de líquido limpiaparabrisas para no causarle un daño al revestimiento del auto.
  • Verifica el nivel del anticongelante. El anticongelante ayuda a evitar que el motor se sobrecaliente o se congele en invierno. Para que el líquido funcione a temperaturas de hasta −37 °C, en el radiador debe de haber la misma cantidad de agua y de anticongelante. Puedes comprar de antemano una mezcla ya elaborada en una tienda de autopartes.
    Además, antes de la temporada fría, verifica que el nivel de anticongelante se encuentre abajo del máximo y por encima del mínimo.
  • Comprueba el nivel de aceite. Los automóviles que funcionan con un nivel bajo de aceite en invierno suelen tener fallas. Para evitar problemas serios en el motor, comprueba el nivel de aceite del vehículo y, en caso necesario, agrégale un poco más.

Reemplaza los limpiaparabrisas

Las gomas de los limpiaparabrisas se desgastan mucho más rápido de lo que consideran la mayoría de los automovilistas. Y en la mayoría de los casos tienen una vida útil de un año. Si notas con frecuencia manchas o rayas en el parabrisas, entonces lo más probable es que tengas que reemplazar los limpiaparabrisas. No tardes en comprar una pieza nueva, ya que la mala visibilidad en la carretera es una de las principales causas de accidentes.

✅ Para quitar el hielo de cualquier vidrio utiliza un raspador especial. Y al estacionarte durante una helada, levanta los limpiaparabrisas para que no se congelen en el cristal.

Revisa la batería

En invierno, un automóvil requiere de más energía para encender un motor frío y calentar el interior del vehículo. Por eso consumirá mucha batería de forma activa. Una batería baja o defectuosa puede afectar el rendimiento y hacer que el motor se rehúse a arrancar en la temporada fría.

Antes de que comience la temporada de invierno, verifica el estado de tu batería con una herramienta especial o lleva tu auto al taller para que lo revise un especialista. Si esta tiene más de 5 años, entonces es hora de pensar en la posibilidad de reemplazarla.

Piensa en la protección de tu auto

Para reducir el deslizamiento en condiciones de hielo, frecuentemente se espolvorea arena o sal en las carreteras. Tal método es muy efectivo, pero puede dañar la pintura del vehículo. Las sustancias abrasivas no solo detienen el deslizamiento, sino también, al entrar en contacto con la superficie del auto, pueden dejar muchos daños diminutos.

Para proteger la pintura del auto en invierno, los expertos recomiendan acudir al autolavado con frecuencia, aplicar una cera especial en la superficie del vehículo y también pensar en un lugar cubierto en donde puedas guardarlo a la hora de estacionar.

Ideas En 5 Minutos/Vida/Cómo preparar tu vehículo para la temporada fría
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos