Cómo responder preguntas en una entrevista de trabajo

Prepararse para una entrevista puede parecer muy desafiante, aunque sepas exactamente lo que quieres decirle al gerente de contratación. Sin embargo, el truco aquí es saber qué es lo que realmente quieren escuchar de ti, y definitivamente no es tú leyéndoles tu currículum.

Ideas en 5 minutos decidió compartir contigo cómo puedes responder las preguntas más comunes de las entrevistas laborales, lucir más seguro y aumentar tus posibilidades de ser contratado.

Pregunta 1: háblame de ti

Puede parecer una pregunta simple y un rompehielos, pero el reclutador puede decir mucho sobre ti una vez que escuche tu respuesta. Lo que quieren escuchar de ti es:

  • Un viaje por tu carrera. Por ejemplo: “Empecé con la formación durante el bachillerato... En la universidad participé en eventos... Cuando me gradué comencé a trabajar en...”.
  • Lo que te hizo empezar a trabajar en ese ámbito en primer lugar. Ejemplo: “Mientras tomaba algunas clases sobre codificación, me di cuenta de que ni siquiera el cielo es mi límite...”.

Pregunta 2: ¿qué te motiva?

Una de las mejores formas de motivarse es estar emocionado o apasionado por algo. Entonces, al enfocar la pregunta desde este punto de vista, al empleador le gustaría saber qué es lo que te entusiasma sobre el trabajo. Aquí hay algunos ejemplos de lo que puedes responder:

  • “Me emociona que el lugar en el que trabajaré tenga una visión clara de sus objetivos, eso me mantiene motivado”.
  • “Los objetivos y la misión de la empresa van de la mano con los míos”.

Pregunta 3: cuéntanos sobre tu currículum

No, no quieren que les leas tu currículum. Es tu vida en un papel, lo sabes de memoria y confías en ti mismo. Lo que quieren es un resumen de tu experiencia y trayectoria. Entonces:

  • Empieza por el principio, con tu educación. No entres en detalles, solo cubre brevemente algunos momentos importantes.
  • Luego, habla sobre lo que sucedió después de la universidad. ¿Cuál fue tu primer trabajo?
  • Continúa con el siguiente puesto de trabajo hasta el presente.

Pregunta 4: ¿por qué quieres trabajar aquí?

Esta es la pregunta en la que quieres alinearte con el objetivo de la empresa. Esto significa que debes estar preparado con anticipación. Investiga un poco sobre la empresa a la que te postulas:

  • Descubre cuál es su misión, sus valores y sus metas.
  • Contesta según el resultado de tu investigación. Porque de esta manera ellos tendrán a alguien que tiene el mismo objetivo y tú serás quien les ayude a alcanzar el suyo.

Pregunta 5: ¿cuáles son tus debilidades?

Esta pregunta puede convertirse fácilmente en una trampa para muchas personas. No quieres simplemente hablar de tener mal genio u otras cualidades negativas. Necesitan ver cómo has superado el problema y cómo lo resolviste. Así es cómo puedes responder:

  • Cuenta sobre una debilidad que tuviste en el pasado, pero que ya has superado.
  • Explica cómo lo hiciste.
  • O puedes hablar sobre una debilidad que no esté relacionada con tu puesto de trabajo. Pero, de nuevo, una que tuviste en el pasado y ya superaste.

Pregunta 6: ¿cuáles son tus puntos fuertes?

Esta es otra oportunidad para vender tus cualidades y hablar sobre lo que eres bueno. Podrías ser bueno administrando, hablando con la gente, etc. Sin importar lo que sea, es esencial:

  • Saber exactamente lo que están buscando. Así que lee la descripción del trabajo detenidamente para comprenderlo bien.
  • Conectar tus cualidades con lo que buscan, intentar encajar.
  • Prepárate de antemano preguntándote: “¿En qué puedo ayudar?” o “¿Cómo me ha preparado mi experiencia pasada para este puesto?”.

Pregunta 7: ¿por qué dejaste tu último trabajo?

Puede haber muchas razones diferentes por las que dejaste tu último trabajo, pero solo hay una respuesta razonable que los gerentes de contratación quieren escuchar de ti.

  • Diles que estás buscando un desafío mayor.
  • Explica que estás buscando mejores oportunidades, más responsabilidad y que quieres crecer.

Importante: si fuiste despedido, di la verdad. Pero hazlo de una buena manera, como si de todas maneras el lugar ya te hubiera quedado chico.

Pregunta 8: ¿cuál es el trabajo de tus sueños?

Esta podría ser una pregunta complicada, dependiendo del puesto que estás solicitando actualmente y del verdadero trabajo de tus sueños. Entonces:

  • Si el trabajo de tus sueños está relacionado con la empresa, dilo.
  • Si el trabajo de tus sueños es completamente diferente, debes intentar alinearlo con lo que están buscando.
  • La verdadera respuesta que quieren escuchar aquí es lo que realmente te apasiona. Así que diles qué te emociona, dónde quieres estar y, lo más importante, por qué.

Pregunta 9: ¿cuáles son sus requisitos salariales?

Esta pregunta puede hacer temblar a muchas personas. Probablemente no quieras dar un número muy alto porque tienes miedo de que pueda ser demasiado para ellos. Pero darles un número menor puede hacerles pensar que no sabes valorarte. Lo que necesitas es algo en el medio, que a veces es difícil de ver. Así es como se hace:

  • Si es un trabajo común, puedes tener una idea de lo que se está pagando por ese puesto en tu área. Salary.com es un gran sitio web para eso.
  • También puedes darles un rango de precios como “estoy buscando algo entre 15 000 USD y 25 000 USD”.

Pregunta 10: ¿por qué deberíamos contratarte?

Esta es tu oportunidad de venderte, pero no puedes hacerlo sin saber lo que están buscando. Averigua con qué están luchando en este momento y también a dónde quieren ir, cuál es su misión. Ahora es el momento de identificarte con ellos respondiendo estas preguntas:

  • ¿Por qué les ayudarías?
  • ¿Cómo les ayudarías a crecer?
  • ¿Cuáles son las experiencias únicas de tu trayectoria profesional hasta ahora y cómo puedes relacionarlas con sus necesidades?

Importante: no te preocupes por los otros candidatos y sus calificaciones y experiencia. Preocúpate por ti mismo y por lo que puedes hacer, lo que te hace único.

Pregunta 11: ¿por qué hay un vacío en tu currículum?

Esta es una pregunta muy popular, especialmente si faltan algunos meses o incluso años en tu currículum. No es tan infrecuente, pero es fundamental saber cómo responder. Esto es lo que funciona sin importar en qué campo te encuentres:

  • Les gustaría saber que hiciste algo para mejorar en tu trabajo o para mejorarte a ti mismo. Esto podría ser asistir a seminarios, capacitaciones o incluso simplemente leer libros.

Evita:

  • Decirles que te costó conseguir un trabajo.
  • Explicar que tenías que cuidar a un ser querido enfermo.

Pregunta 12: ¿tienes alguna pregunta para nosotros / mí?

Considera esta pregunta como una oportunidad para obtener más información sobre tus próximos pasos o sobre lo que sea importante para ti. Sin embargo, no te limites a hacer preguntas para tener algo de que hablar. En vez de eso:

  • Haz preguntas que te ayudarán a decidir si realmente deseas trabajar allí, especialmente si tuviste algunas entrevistas más en otros lugares.
  • Pregunta por el salario, la formación, el puesto, un proyecto específico, la ubicación, etc.
  • Pregunta: “¿cuál es el siguiente paso?” para saber cómo será el proceso de contratación. “¿Cuándo debo esperar una llamada de ustedes?”. Esto hará que parezcas interesado en el puesto de trabajo.
  • Pregunta: “¿qué esperan que logre en los primeros 6 meses?”. Esta pregunta es igualmente excelente porque el gerente de contratación podrá visualizarte como parte del equipo y verte trabajando allí.
  • Pregunta: “¿cuánto tiempo lleva el proceso de contratación?”.
  • Pregunta: “¿cuál es la clave para tener éxito en este puesto?”.
  • Pregunta: “¿cómo será mi rutina diaria?”.

Importante: asegúrate de no hacer preguntas que ya se hayan respondido, ni siquiera indirectamente.

Compartir este artículo