Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo utilizar un mingitorio

Los mingitorios, por lo general, están en los baños públicos para hombres y son muy cómodos, ya que se usan de pie. Asimismo, suelen ser más higiénicos, ya que no hay riesgo de que haya materia fecal en su superficie y, al no ser cerrados, tampoco hay que tocar una manija que estuvo expuesta a bacterias. Otras ventajas son que no ocupan tanto espacio ni usan mucha agua, y son más rápidos de usar. Sin embargo, aunque son prácticos, también tienen sus inconvenientes, como el riesgo de salpicarse.

Para evitar salir del baño con manchas en los pantalones, en Ideas en 5 minutos preparamos algunos consejos para ayudarlos a usar el mingitorio correctamente.

1. Reduce la distancia

Tu posición es importante. La mayoría de los hombres se para a unos 25 centímetros, pero lo mejor es estar lo más cerca posible. Parecerá contraproducente, pero en realidad será menos probable que te salpique orina. Cuando se desplaza por el aire, el chorro de orina se abre en pequeñas gotas hacia el final, lo que crea una salpicadura. Eso significa que cuanto más corta sea la distancia, menos gotas habrá.

2. Busca el ángulo adecuado

El mejor ángulo para hacer pis en un orinal es hacia abajo. No salpicará tanto, ya que las gotas que rebotarán contra la pared bajarán directo por el desagüe. Apunta el chorro para que caiga en la parte posterior del mingitorio, así habrá menos gotas, porque el impacto será menor.

3. Apunta hacia la izquierda o la derecha

Como el ángulo es importante para evitar salpicaduras, busca dirigir el chorro hacia los lados. Te recomendamos evitar los ángulos rectos, de 90°. Mejor intenta apuntar en un ángulo inferior.

4. Apunta el chorro hacia la trampa

Intenta dirigir el chorro hacia las trampas que se colocan en los orinales para reducir las salpicaduras. Si no hay una, puedes poner un poco de papel higiénico para absorber el pis.

5. Superficies verticales vs. horizontales

Se ha demostrado que es mejor apuntar a las superficies verticales que a las horizontales, ya que esto puede disminuir el ángulo de impacto, lo que hará que haya menos salpicaduras.

6. Evita los charcos

Aunque quizá creas que los charcos pueden suavizar el impacto, en realidad es todo lo contrario. Cuando el chorro caiga sobre el agua, provocará una salpicadura, así que es mejor evitar apuntar en esa dirección.

Nota: Los productos que se utilizan para limpiar los mingitorios también pueden aumentar las salpicaduras debido a que reducen la tensión de la superficie. Esto significa que, en realidad, un urinario sucio salpica menos.

¿Conocías alguno de estos trucos? ¿Te animarás a probarlos la próxima vez que vayas a un baño público?

Imagen de portada depositphotos.com
Ideas En 5 Minutos/Vida/Cómo utilizar un mingitorio
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos