Cuántos días hay en un mes y por qué

¿Por qué en febrero hay 28 o 29 días y 30 o 31 en los otros meses? ¿De dónde vino la división de 12 meses? La historia del calendario gregoriano es muy interesante y hasta cierto punto se basa en las supersticiones de nuestros antepasados.

Ideas en 5 minutos decidió dar respuestas a estas preguntas y también contarte qué trucos puedes usar para ayudar a los niños a recordar cuántos días hay en cada mes.

Algunas palabras sobre la división del año en meses

Un mes es una unidad de tiempo que es aproximadamente igual a la duración del ciclo lunar. Cada mes lunar o sinódico es de aproximadamente 29,53 días (es decir, 29 días, 12 horas, 44 minutos y 2,8 segundos). Estamos hablando del período durante el cual la luna pasa por un ciclo completo de una fase a la misma fase. Por ejemplo, de luna llena a luna llena.

Los arqueólogos han llegado a la conclusión de que la gente contaba los días como parte de las fases cambiantes de la luna desde el Paleolítico.

Nosotros vivimos de acuerdo con un calendario en el que los romanos determinaron los nombres y la duración de los meses. El calendario romano sufrió importantes reformas que dieron como resultado los calendarios juliano y gregoriano. En ambos, el año se divide en 12 meses con un número fijo de días en cada uno, a excepción de febrero:

🔷 Enero — 31

🔷 Febrero — 28 (29 en años bisiestos)

🔷 Marzo — 31

🔷 Abril — 30

🔷 Mayo — 31

🔷 Junio — 30

🔷 Julio — 31

🔷 Agosto — 31

🔷 Septiembre — 30

🔷 Octubre — 31

🔷 Noviembre — 30

🔷 Diciembre — 31

Por qué los diferentes meses tienen distintos números de días

La razón principal de las diferentes duraciones de los meses y un inconveniente para los compiladores de calendarios es el ciclo lunar, que consta de 29,53 días. Hay 365,25 días en un año, y esta cifra no es divisible por 29,53.

En el antepasado más antiguo del calendario gregoriano, el calendario romano, del que se habló anteriormente, había 10 meses, no 12: 6 meses con duración de 30 días y 4 meses con duración de 31 días. El rey romano Numa Pompilio ( 753–673 a. C.) añadió 2 meses más a los meses originales: enero y febrero.

Había una superstición en Roma en ese momento de que los números pares eran de mala suerte, por lo que Numa quería evitar que aparecieran en el calendario. Por eso decidió convertir todos los meses de 30 días en meses de 29 días. Esto ayudó a evitar la superstición, pero no del todo.

En matemática existe la regla de que la suma de un número par (12 meses) de números impares será necesariamente par. Numa no quería que todo el año constara de un número par de días, por lo que decidió “sacrificar” febrero y convertirlo en 28 días. En febrero se decidió realizar rituales de veneración a los muertos, ya que evidentemente el mes era de mala suerte. Como resultado, el calendario de Numa constaba de 355 días.

Como saben, después de eso el calendario cambió, pero febrero aún retuvo el número de días que le asignó Numa.

El número actual de días de los meses lo tenemos gracias a Julio César, quien en el 46 a. C. hizo que el calendario comenzara a alternar entre 31 y 30 días en todos los meses, a excepción de febrero.

Cómo recordar cuántos días tiene cada mes

Para no confundir cuántos días tiene cada mes, hay un truco que siempre podemos llevar con nosotros. Estos son los nudillos de nuestras manos. Es necesario contar los meses de izquierda a derecha sin tomar en cuenta el dedo pulgar. Si contamos por nudillos y “hoyuelos”, resulta que los meses largos caen en los nudillos y los cortos en los “hoyuelos”, como se muestra en la foto.

Puedes utilizar otro método si tienes un teclado de piano a mano. Las teclas, a partir de la nota fa, están ubicadas exactamente como los meses en el calendario. Los meses largos caen en las teclas blancas, mientras que los cortos lo hacen en las teclas negras.

Compartir este artículo