Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Guía de cafeteras

A muchas personas nos gusta empezar el día con una buena taza de café caliente, pero esperar en una larga fila para conseguir esta bebida puede ser un poco aburrido y requerir de mucho tiempo. Por eso, algunos se plantean comprar una cafetera. Esta puede ser una gran solución porque puedes experimentar con esta bebida, preparar tu propio café, utilizar los granos que quieras, añadir diferentes sabores, etc. Además, hacer tu propia bebida caliente puede ayudarte a ahorrar algo de dinero.

Tanto si eres un apasionado del café como si solamente quieres tomarlo en la intimidad de tu casa, puedes consultar algunos consejos de cómo elegir la cafetera adecuada en la guía que en Ideas en 5 minutos hemos preparado para ti.

Consejos generales

A la hora de elegir una cafetera, hay que tener en cuenta algunas cosas:

  • Comodidad: puedes obtener tanto una máquina programable para que prepare el café a una hora determinada como una cafetera manual que requiera más de tu tiempo y atención.
  • Tipo de café: las cafeteras de goteo (o de filtro) y las máquinas exprés son diferentes, pero tener dos aparatos de café en la cocina puede ocupar mucho espacio. También puedes conseguir una cafetera híbrida que pueda preparar ambos tipos, pero sacrificando la calidad de la bebida.
  • Tamaño de bebida: algunas cafeteras pueden preparar una sola taza, mientras que otras, más. Elegir cuál comprar puede depender principalmente del número de personas que haya en tu hogar.
  • Tiempo: puedes elegir una cafetera con jarra térmica que mantenga el café caliente durante todo el día, pero en algunos modelos, los elementos térmicos pueden dejar un sabor a quemado en el café que a algunas personas no les gusta.
  • Tamaño: asegúrate de tener espacio para una cafetera antes de adquirirla porque en todo caso ocupan algo de espacio en la encimera. Además, ten en cuenta que las tazas muy grandes no suelen caber en la máquina.
  • Opciones de bebidas personalizadas: puedes optar por una máquina más sencilla que no tenga muchas opciones (excepto añadir más café molido o agua), pero algunos modelos tienen un regulador de temperatura del agua o pueden permitirte elegir los diferentes tipos de tamaños de bebida y su fuerza. Algunas máquinas también tienen la opción de hacer chocolate caliente, té, infusiones o alguna otra bebida caliente.

Cafeteras manuales

Las cafeteras manuales son más pequeñas que las cafeteras eléctricas y se pueden guardar cuando no se utilizan. La mayoría de ellas necesitan agua caliente, por lo que tendrás que prepararla con antelación. Son sencillas de usar, pero necesitan tu atención y tiempo. Aquí está la lista de algunas cafeteras manuales:

  • Prensa francesa (también conocida como cafetera de émbolo): es muy fácil de usar y limpiar. Tiene un filtro incorporado y un émbolo que, al presionarlo, hace pasar el agua caliente a través del café molido. La prensa francesa es portátil, pero hay que tener cuidado porque es de cristal y frágil.
  • AeroPress: este modelo también es apto para viajar, ya que es pequeño y visualmente parece una jeringa. Hay que presionarlo para hacer café y es fácil de limpiar y de usar, pero solo puede hacer una taza a la vez.
  • Cold brew (café en frío): esta cafetera puede preparar café menos ácido y puedes meterlo en el refrigerador si prefieres tomarlo más tarde. Puedes hacer café con hielo o calentarlo y beberlo como café normal, pero tarda entre 12 y 24 horas en prepararse.
  • Vietnamita: solo sirve para hacer café helado y tiene muchas partes que luego hay que limpiar. Si te gusta el café frío, añade leche condensada o crema con azúcar y podrás crear sabores únicos de esta bebida refrescante.
  • Cafetera italiana (moka): prepara un café similar al expreso, por lo que es una excelente alternativa a una cafetera exprés casera, ya que es económica y ocupa poco espacio. Aunque es sencilla, tiene muchas partes que hay que limpiar y solo se puede utilizar en la estufa. Pero eso puede ser una ventaja si te gusta acampar y tomar café recién hecho.

Cafeteras eléctricas

Las cafeteras eléctricas son mucho más cómodas y sencillas de usar. Pueden tener diferentes funciones, como temporizadores o regulación de temperatura, e incluso puedes despertarte con un café ya preparado. Sin embargo, cuestan más y ocupan más espacio en la encimera. Aquí está la lista de algunos tipos de cafeteras eléctricas:

  • De goteo (o de filtro): puedes hacer su propia mezcla añadiendo más o menos café molido para obtener la fuerza deseada de la bebida. La mayoría de estas cafeteras sencillas tienen un interruptor de encendido/apagado que deja que el agua caliente pase por el café molido, pero puedes encontrar modelos más complejos con muchas funciones. Las cafeteras de goteo eléctricas son asequibles y duraderas y pueden preparar café para 1 a 4 personas al mismo tiempo. Una de las desventajas es que la placa de calentamiento sigue cocinando el café que queda en la jarra todo el tiempo.
  • Cafetera térmica: funciona de manera similar al modelo anterior, pero tiene una jarra térmica que mantiene el café caliente sin “cocinarlo”. Aunque es una solución mejor, también es un poco más cara que la cafetera de goteo estándar.
  • Cafetera exprés: hay muchos modelos diferentes entre los que puedes elegir (cafetera italiana, de cápsulas o las que preparan café expreso con granos molidos). Los rangos de precios pueden ser diferentes: puedes encontrar modelos asequibles, pero también algunos muy caros. Esta es una gran opción si eres un amante del espresso y estás dispuesto a gastar un poco más de dinero que en otras cafeteras más básicas.
  • Percoladora: tiene un calentador que se encuentra en la parte inferior, mientras que el café molido se coloca en la parte superior. Cuando el agua empieza a hervir, pasa por un tubo vertical hasta la parte superior y luego por el café y el filtro. Este modelo fue popular en algún momento, pero fue reemplazado por unas cafeteras más sencillas, ya que tiene muchas piezas que hay que limpiar y montar. Aun así, es consistente y fiable.
  • Monodosis: son fáciles de utilizar. Se utilizan con cápsulas o con sachets monodosis que se introducen en la máquina y el café se hace sin ensuciar mucho. Por lo general, la máquina fija la temperatura para cada bebida, pero en algunos modelos, puede establecer una temperatura personalizada. Aunque es fácil de usar, este aparato genera más residuos por taza.
Ideas En 5 Minutos/Vida/Guía de cafeteras
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos