Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Guía de diferentes tipos de válvulas

Las válvulas son herramientas que regulan el paso de líquidos, gases o materiales sueltos a través de una tubería. Cada tipo tiene su propia finalidad. Algunos sirven para realizar ajustes finos, mientras que otros son mejores para cortar el flujo.

En Ideas en 5 minutos hemos preparado una guía para ayudarte a entender mejor cada uno de ellos.

1. Válvula de compuerta

Este tipo de válvulas tiene una compuerta que detiene o libera el líquido, pero no es ideal para regular el caudal. Se utiliza principalmente para tuberías grandes debido a su diseño menos complejo en comparación con otros tipos. También las hay automáticas, con actuadores eléctricos o neumáticos. Sin embargo, las válvulas manuales son mucho más económicas.

2. Válvula de bola

Tienen una bola giratoria en su interior que se acciona girando su mango 90 grados. Estas válvulas son fiables y robustas, aunque no se toquen durante largos períodos. Los líquidos sucios no tendrán ningún efecto en su rendimiento, ya que son más resistentes que otros tipos de válvulas.

3. Válvula de mariposa

Esta es muy similar a una válvula de bola, pero en lugar de un mecanismo redondo en el interior, tiene un disco giratorio que controla el flujo. Son las más adecuadas para servicios de modulación y situaciones de apertura y cierre frecuentes. La válvula de mariposa es popular por su peso ligero, funcionamiento rápido, bajo costo y disponibilidad en tamaños muy grandes.

4. Válvula de retención

Este dispositivo tiene dos puertos y permite el flujo de una sola vía. Su uso principal es prevenir el reflujo. Requiere una mayor presión para un funcionamiento correcto. La válvula de retención (o antirretorno) no tiene manija ni palanca, y se utiliza en lugares donde no se quiere que el líquido fluya hacia atrás.

5. Electroválvula

La electroválvula (también llamada “válvula solenoide”) se controla con electricidad. Tiene bobinas en su interior que se abren y se cierran cuando se crea un campo magnético, y se usa habitualmente para limpiar líquidos y gases. Esta válvula se puede encontrar en aspiradoras, riegos, aire comprimido, lavados de coches y sistemas de calefacción.

6. Válvula de diafragma

Esta válvula, como su nombre lo indica, tiene un disco flexible que toca la parte superior del marco del grifo para formar un sello. El diafragma es un componente elástico sensible a la presión y que transmite la fuerza para abrir, cerrar o controlar la válvula. Son limpias, a prueba de fugas y fáciles de cuidar.

7. Válvula de aguja

La válvula de aguja se utiliza principalmente para ajustar con precisión el gas o el líquido. Los ajustes son suaves y uniformes. Además, se puede utilizar como grifo de cierre. Este tipo de válvulas sirve para caudales lentos, y tiene grandes caídas de presión. Existen dos tipos: las motorizadas y las angulares.

8. Válvula de cierre de tres vías

Esta válvula tiene una entrada y dos salidas. Se encuentra más habitualmente debajo del fregadero de la cocina, y tiene múltiples funciones, como suministrar agua caliente al grifo y al lavavajillas. Se puede encontrar en un par de diseños diferentes: en forma de cruz con dos salidas, algunas con un respiradero en forma de “L” y otras con uno en forma de “Y”.

Ideas En 5 Minutos/Vida/Guía de diferentes tipos de válvulas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos