Mitos y verdades sobre los beneficios y las desventajas del aceite de palma

El aceite de palma es un producto muy común y controvertido, pero periódicamente hay muchas discusiones y mitos relacionados con él. La pregunta más importante es: ¿se pueden consumir alimentos con este elemento?

Ideas en 5 minutos estudió mucho y decidió compartir algunas conclusiones acerca del daño y los beneficios del aceite de palma.

Qué es el aceite de palma

El aceite de palma se obtiene de los frutos de las palmas de aceite Elaeis guineensis. Se usa mucho en el mundo debido a que esta planta es muy resistente, siempre da una excelente cosecha y no requiere una gran cantidad de pesticidas y fertilizantes.

Estas palmas producen 2 tipos de aceite: no refinado, el cual posteriormente se refina y se convierte en el que comúnmente se llama aceite de palma, y el palmiste. El no refinado se obtiene exprimiendo la pulpa de los frutos, y el palmiste surge del aplastamiento de las semillas.

La palma de aceite es una planta que originalmente crecía en África, aunque hace aproximadamente un siglo se introdujo en el sudeste asiático como cultivo arbóreo decorativo. Actualmente, Indonesia y Malasia producen el 85 % del aceite de palma en el mundo. Al mismo tiempo, 42 países más se dedican a su producción.

El aceite de palma es versátil. Muchas de sus propiedades son muy valoradas:

  • Permanece semisólido a temperatura ambiente y se puede untar.
  • Es resistente a la oxidación, por lo que puede prolongar la fecha de caducidad de los alimentos.
  • Permanece estable a altas temperaturas, por lo que puede dar una textura crujiente a los productos cuando se fríen en él.
  • El aceite de palma no tiene color y aroma, por eso no cambia el sabor ni la apariencia de los productos a los que se añade.
  • En Asia se usa ampliamente al igual que el aceite de girasol o el de oliva en Europa.

Por qué el aceite de palma se difundió ampliamente

La respuesta es sencilla. La palma de aceite es un cultivo increíblemente bueno.

De un mismo terreno puede obtenerse mucho más aceite de palma que cualquier otro aceite vegetal, ya sea de girasol, colza, soya, coco, entre otros. Al mismo tiempo, para producir la misma cantidad de producto que no sea de palma, sino de otro tipo de aceite vegetal, se necesitan de 4 a 10 veces más terreno.

Si alguien decidiera reemplazar completamente el aceite de palma por otro, se necesitaría mucho más terreno. Esto podría convertirse en una seria amenaza para el ecosistema de la Tierra y la existencia de algunas especies.

Qué productos contienen aceite de palma

Prácticamente todos los productos contienen aceite de palma, y el 50 % de los alimentos envasados ​​que encontramos en los supermercados también lo poseen. En particular, artículos como:

  • Labial
  • Desodorante
  • Champú
  • Pasta de dientes
  • Mantequilla de cacahuate
  • Helado
  • Fideos instantáneos
  • Pizza
  • Pan
  • Mantequilla
  • Margarina
  • Galletas y bizcochos
  • Chocolate
  • Biocombustible

Cuándo los humanos comenzaron a producir el aceite de palma

Se ha producido mucha controversia en torno al aceite de palma, ya que tiene tanto defensores como opositores. Y dado que todo esto está sucediendo en la actualidad, es difícil creer que el producto tenga una larga historia.

En el siglo XIX, arqueólogos pudieron demostrar que la gente consumía y comercializaba aceite de palma en Egipto hace más de 3000 años. Lograron encontrar un sedimento aceitoso de la palmera Elaeis guineensis en una de las ánforas halladas durante las excavaciones.

Por supuesto, en aquella época la escala de producción no podía compararse con la actual. A mediados del siglo XIX, el aceite de palma se producía principalmente en Sudáfrica para las necesidades locales. Pero con el progreso de la revolución industrial, este producto también apareció en Europa. Entonces comenzaron a aparecer más plantaciones de palma de aceite. A partir de entonces, su producción se ha vuelto masiva.

Por qué muchas personas tienen miedo de que el aceite de palma perjudique su salud

El aceite de palma y otros aceites tropicales tienen una mala reputación debido a su alto contenido de grasas saturadas.

La grasa saturada es un tipo de grasa en el que todas las cadenas de ácidos grasos tienen enlaces simples. Debido a su alta temperatura de fusión, permanece sólida a temperatura ambiente. En la vida cotidiana, los alimentos con un alto contenido de grasas saturadas suelen distinguirse por esta característica.

Qué productos contienen una gran cantidad de grasas saturadas:

  • Chocolate blanco y de leche, caramelo, pasteles, pudín y galletas
  • Panecillos y tartas
  • Carne grasosa, filetes de borrego
  • Carne procesada, embutidos, hamburguesas, tocino y carne asada
  • Mantequilla, manteca de cerdo, mantequilla clarificada, margarina y grasa de ganso
  • Aceite de palma y de coco
  • Productos lácteos tales como crema, yogur, leche, crema fresca y queso

    El aceite hidrogenado es un aceite cuya estructura molecular se ha modificado industrialmente. Por ejemplo, para convertirlo de sólido en líquido. Los alimentos elaborados con aceite hidrogenado contienen grasas saturadas y grasas trans.

Al mismo tiempo, las grasas de las plantas y los peces no son saturadas.

Se recomienda reducir el consumo de grasas saturadas para fortalecer la salud y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y de diabetes.

Las grasas son necesarias para el organismo, ya que están involucradas en procesos vitales. La mayoría de los alimentos contienen grasas saturadas y no saturadas. Y es completamente normal tener estos productos en tu dieta. Lo más importante es la cantidad. Es mejor elegir alimentos con menos cantidad de grasas saturadas. Hay que tener en cuenta que una gran cantidad de ellas pueden hacerte daño.

Las más peligrosas son las grasas trans, que en la mayoría de los casos aparecen durante la hidrogenación artificial. En este caso, el más beneficioso es el aceite de palma. Su contenido de grasas saturadas es de 49,3 por 100 g. Es menor que el de los aceites de palmiste y de coco (el aceite de palmiste posee 81,5 g por 100 g y el de coco 82,5 g) y menor que en la mantequilla (50,5 g por 100 g de producto). El aceite de palma no requiere hidrogenación artificial porque permanece semisólido a temperatura ambiente y puede convertirse en aceite de cocina líquido.

El aceite de palma resultó ser una gran solución para los restaurantes y fabricantes de alimentos que buscaban evitar el alto contenido de grasas trans en sus productos.

Cuáles son los resultados de los estudios

La reputación y la ciencia son dos cosas diferentes. No hay una respuesta definitiva sobre si el aceite de palma realmente tiene un impacto negativo en la salud. Existe una serie de estudios que se han realizado en diferentes países. Algunas de estas naciones producen aceite de palma y otras no. Los efectos del producto solo pueden estudiarse tras analizar toda la dieta y la presencia de grasas saturadas y trans en ella. Algunos estudios no especificaron la diferencia entre los aceites de palma y el de palmiste y sus fracciones.

Al haber analizado varios estudios, los científicos concluyeron que el principal argumento en contra del aceite de palma es el contenido de ácido palmítico saturado, que debería conducir a un aumento de los niveles de colesterol. Sin embargo, se han realizado estudios tanto en animales como en humanos, y algunos de ellos mostraron claramente que el consumo de aceite de palma no aumenta los niveles de colesterol en el suero sanguíneo.

Cómo reducir los riesgos

Dado que no existe una posición claramente demostrada con respecto al efecto del aceite de palma en el organismo, solo una cosa puede decirse con certeza. Es aconsejable reducir el consumo general de las grasas saturadas y las trans, alimentarte de forma equilibrada, mantener una dieta saludable y hacerse chequeos regulares con un médico.

Por supuesto, nos referimos solo a los aceites que han sido producidos por fabricantes honestos. Es importante que el aceite de palma que se compra y se vende sea ecológico y certificado.

Cuáles son los beneficios del aceite de palma

La buena noticia es que el aceite de palma tiene propiedades beneficiosas, aunque no se suele hablar mucho de eso.

  • Contiene ácidos oleico y linoleico, que son monoinsaturados y poliinsaturados.
  • Contiene vitaminas A y E, que son poderosos antioxidantes.
  • Se usa para prevenir y tratar la deficiencia de vitamina A.

Las virtudes sociales y ecológicas.

  • Al cultivar la palma de aceite, no se requieren tantos pesticidas o fertilizantes como en otros cultivos.
  • La producción de aceite de palma les brinda empleo a las personas que viven en pobreza en los países en desarrollo.

Es difícil dudar del daño del aceite de palma

  • El principal daño que causa el aceite de palma al medioambiente es la deforestación y la quema de bosques. A menudo, por el trabajo poco responsable por parte de los fabricantes se arruina el hábitat natural de especies que ya están en peligro de extinción. Por ejemplo, el orangután, el elefante enano y el rinoceronte de Sumatra.
  • Existe evidencia de que se violan las normas laborales al trabajar en las plantaciones e incluso a veces utilizan mano de obra infantil.
  • Hay fabricantes poco responsables, que agregan aceite de palma a sus productos para ahorrar dinero y tratan de ocultarlo. De esta forma, existe una serie de nombres que indican que un artículo contiene aceite de palma.
Compartir este artículo