Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué estilos de pizza existen

La pizza es uno de los platillos más famosos de origen italiano. Su forma actual se originó en el siglo XVIII o a principios del siglo XIX en Nápoles. Posteriormente, los inmigrantes italianos la llevaron a los Estados Unidos, donde el platillo rápidamente se hizo famoso y se extendió por todo el mundo. Con el paso del tiempo, aparecieron numerosos tipos y estilos. Unos difieren en relleno y otros en características y forma de la masa. En este artículo precisamente hablaremos del segundo tipo.

Ideas en 5 minutos te contará sobre los 8 estilos principales de pizza y en qué se diferencian.

1. Pizza napolitana

La pizza napolitana es la única cuyo arte de preparación está incluido en la lista de patrimonios culturales inmateriales de la Unesco.

Para esta pizza, la masa se hace a mano o con una batidora de baja velocidad. Para prepararla, se utiliza harina de trigo entero, levadura, sal y agua. La base se forma a mano y, al mismo tiempo, su grosor no debe superar los 3 mm. La pizza se hornea solamente en un horno de leña durante 60–90 segundos a una temperatura de 485 °C.

Por lo general, las pizzas al estilo napolitano son la “Margarita” (con jitomates, queso mozzarella, albahaca y aceite de oliva) y la “Marinera” (con jitomates, ajo, aceite de oliva y orégano).

2. Pizza romana

La pizza romana es un estilo originario de Roma, y actualmente se ha vuelto popular en la parte central de Italia. Se prepara en 2 versiones:

  • La pizza tiene forma redonda con una base fina, la cual a menudo se sirve en los restaurantes. La masa se prepara de la misma forma que para la pizza napolitana, solo que con la adición de aceite de oliva. Esto hace que la base sea más crujiente y sabrosa.
  • La pizza tiene forma rectangular, por eso es cómodo cortarla y llevarla. La base suele ser más gruesa que la de una pizza redonda y se parece más a una focaccia.

El relleno de la pizza romana puede ser muy variado: desde jitomates y mozzarella clásicos hasta una mezcla de embutidos.

3. Pizza siciliana

La pizza siciliana es originaria de Palermo, la capital de Sicilia. En la parte continental de Italia se le denomina sfincione, y en Sicilia es sfinciuni.

El modo de preparación de esta pizza varía de una a otra provincia de la isla, pero normalmente su base es una masa rectangular gruesa. Para el relleno se utilizan hierbas, cebollas, anchoas, jitomates, queso duro y salsa de jitomate. A veces, la salsa se coloca encima del relleno para que no se absorba en la masa espesa.

En una provincia italiana, Siracusa, la pizza siciliana se distingue un poco de la clásica, dado que normalmente es de forma redonda y se parece a la napolitana. En otra provincia, Catania, al relleno se le pueden añadir papas, embutidos y brócoli.

4. Calzone

Calzone es una pizza cerrada originaria de Nápoles del siglo XVIII. Durante el proceso de preparación, la masa de levadura salada se rellena con una variedad de ingredientes. Por ejemplo, con jitomates, jamón, salami, anchoas, huevos, aceitunas, cebolla, pescado, col, carne molida, así como con quesos como parmesano, pecorino, ricottamozzarella.

Por lo general, la base del calzone se extiende con un rodillo, se rellena, se dobla a la mitad y se hornea. A diferencia de otros estilos de pizza, esta no contiene salsa de tomate.

5. Pizza neoyorquina

La pizza neoyorquina viene de la napolitana. La base delgada también es algo peculiar para ella, y el relleno tradicional consta de salsa de jitomate y queso mozzarella. Sin embargo, en comparación con la napolitana, la neoyorquina tiene tamaño grande: de 45 a 60 cm de diámetro. Por lo general, se corta en 8 trozos y se vende por pedazos anchos para llevar.

La corteza de esta pizza es gruesa y crujiente alrededor del borde para que sea más fácil agarrarla, pero aun así es suave y flexible, lo suficiente para doblarla a la mitad y comerla. Se cree que la masa original de esta pizza adquiere su característica crujiente debido al uso de harina con alto contenido de gluten y minerales que se encuentran en el agua de la llave de la ciudad.

Al igual que otras pizzas, la neoyorquina tiene sus propias variaciones. Asimismo, además de los ingredientes tradicionales, se pueden usar parmesano y peperoni en el relleno y el orégano, la albahaca y el chile como condimentos. Vale la pena destacar el estilo jumbo slice. Se trata de una pizza gigante al estilo neoyorquino con un diámetro de 90 cm, cuyos pedazos individuales pueden tener hasta 30 cm de largo.

6. Pizza estilo Chicago

La pizza estilo Chicago es horneada en un molde profundo. De este modo, obtiene un borde grueso y alto, que le proporciona mucho espacio en el interior para poner mucho relleno. Debido a esto, el platillo se parece más a una tarta que a una pizza.

La pizza estilo Chicago se prepara de la siguiente manera. Al principio, en el molde colocan una capa gruesa de masa, luego agregan una capa de queso, una de relleno, y encima le agregan salsa de jitomate. El relleno puede contener carne, embutidos, peperoni, cebolla, champiñones y pimiento morrón.

Se suele hornear en una sartén redonda de hierro o acero previamente engrasada. La de acero facilita sacar la pizza lista y ayuda a dorar un poco el exterior de la masa.

7. Pizza estilo Detroit

Por lo general, la pizza estilo Detroit suele tener forma rectangular con una masa crujiente de 3,8 cm de grosor. A menudo se hornea en bandejas rectangulares de acero, que originalmente se usaban como paletas o para almacenar pequeñas piezas industriales en fábricas. Este estilo surgió a mediados del siglo XX en Detroit, y se hizo popular en otras regiones de los EE. UU. en los 2010.

El relleno tradicional de la pizza de Detroit es salsa de jitomate y queso del estado de Wisconsin. un queso semiduro, de color amarillo pálido, cuya forma se asemeja a un bloque. Normalmente no tiene bordes y el queso llega hasta la orilla de la pizza.

La pizza estilo Detroit posee unas variaciones. Una consiste en agregar peperoni como relleno. La otra se llama red top y se trata de colocar una capa extra de salsa de jitomate encima del queso. A la tercera se la denomina frico, y se distingue por otra capa de queso alrededor de los bordes de la pizza, que se carameliza y le da una corteza crujiente.

8. Pizza argentina

A fines del siglo XIX, los inmigrantes italianos llegaron a Argentina. Pronto, los habitantes de Nápoles y Génova abrieron las primeras pizzerías del país. En uno de esos establecimientos, la Pizzería Banchero en la zona de La Boca, Buenos Aires, se elaboró la fugazza.

En el dialecto genovés, a la focaccia se la denomina fugazza. La pizza al estilo del mismo nombre se prepara con una base de masa gruesa (3 cm como mínimo), sobre la que se pone un relleno de queso mozzarella, diferentes tipos de cebollas (roja, verde y dulce), orégano, queso parmesano y, a veces, aceitunas. La masa de la fugazza suele ser esponjosa, y para prepararla se usa más agua que para hacer una pizza napolitana.

¿Qué estilos de pizza conoces más?

Ideas En 5 Minutos/Vida/Qué estilos de pizza existen
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos