Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué hacer si te encuentras en mar abierto

Aunque diferentes cosas pueden afectar el tiempo que una persona puede sobrevivir a la deriva en el océano, el primer paso es mantener la calma, no entrar en pánico y reunir tu ingenio. Hay muchas tácticas de supervivencia y formas de improvisar chalecos salvavidas siempre y cuando lleves puesto algo como un par de pantalones.

Ideas en 5 minutos te dará algunos consejos infalibles para sobrevivir si un día te encuentras solo en medio de un mar abierto.

❗ Este artículo es solo para fines informativos y no reemplaza el consejo profesional. ¡Evita meterte en situaciones peligrosas!

1. Si llevas puesto un chaleco salvavidas

Si estás a la deriva en el agua y tienes puesto un traje de neopreno o un chaleco salvavidas, puedes mejorar tus posibilidades de supervivencia siguiendo pasos específicos.

  • Paso 1. No te asustes. Mantén la calma. Es mejor no mover los brazos y las piernas porque puede causar fatiga, pérdida rápida de calor corporal, hipotermia, etc. Nada solo si te sientes seguro, tienes un dispositivo de flotación puesto o no estás demasiado lejos de la orilla.
  • Paso 2. Aplicar el método S. T. O. P., por sus siglas en inglés: “detenerse, pensar, observar, planificar”. Evalúa tu situación, solo entonces haz tu próximo movimiento. Es normal sentirse impotente si has estado en el agua entre 6 y 9 horas. Aumenta tus posibilidades de supervivencia manteniéndote positivo. Dite a ti mismo: “¡Sobreviviré hoy!”.
  • Paso 3. Adopta la postura llamada H. E. L. P. por sus siglas en inglés, que significa “postura de disminución del escape de calor”. Todo lo que tienes que hacer es cruzar los brazos y las piernas del modo lo más compacto posible y luego permanecer inmóvil. No nades hasta que lleguen los rescatistas. Muévete solo cuando sea necesario. Recuerda que es más fácil para el rescatista detectar tu chaleco salvavidas de colores brillantes.

No se recomienda nadar porque puede acelerar la tasa de pérdida de calor de tu cuerpo. Si permaneces inmóvil, mantienes el calor de tu cuerpo 3 veces más. Además, la cantidad de calor que nuestros cuerpos perderán depende de la temperatura del agua.

2. Si no tienes chaleco salvavidas, pero llevas ropa

Si hay una balsa a tu alrededor, súbete. Si no, necesitas encontrar algo con lo que flotar o mantenerte en la superficie. Todavía puedes sobrevivir si sabes cómo convertir tu ropa en un dispositivo de flotación.

  • Paso 1. Agáchate, quítate los zapatos o las botas y ata los cordones. Luego cuélgalos alrededor de tu cuello.
  • Paso 2. Quítate los pantalones y cierra los botones o cremalleras para limitar el flujo de aire. Luego, ata las partes inferiores de las piernas juntas en un nudo.
  • Paso 3. Debes hundirte unos 60 centímetros por debajo de la superficie del agua. Después de eso, sopla aire en los pantalones. Repítelo hasta que los pantalones estén inflados. Mantén la cinturilla bajo el agua y átala con los cordones de los zapatos para evitar que se escape el aire.
  • Paso 4. Enróllalo alrededor de tu cabeza y “abraza” los pantalones con la bragueta mirando hacia tu cuerpo. Finalmente, adopta la postura H. E. L. P. Quédate quieto hasta que lleguen los rescatistas.

3. Si vas a la deriva en un bote o una balsa

Este es considerado uno de los mejores escenarios. Tu embarcación se convierte en un refugio y un lugar seguro para descansar. Y no solo es útil para ti, sino también para los rescatistas que pueden localizarla desde el agua y el aire. Por lo tanto, quédate siempre dentro si es posible.

  • Paso 1. Debes actuar rápidamente. Asegúrate de que tu bote no esté mojado. Dado que se escapa mucho calor por la cabeza, cúbrela primero. Si tienes un saco de dormir, estás de suerte. Si no, cúbrete con ropa. Para mantener el calor de tu cuerpo, haz pequeños movimientos y ejercicios. Si hace calor, tápate del sol. Si sientes calor, puedes mojar tu ropa.
  • Paso 2. Mantente hidratado, pero no bebas agua de mar salada. Opta por diferentes formas de producir agua potable, como una lona o un sistema de recolección de agua de lluvia impermeable. O simplemente usa tu ropa para absorber el agua de lluvia y escúrrela.
  • Paso 3. Si no tienes comida, puedes probar con los peces, el plancton, las algas, los camarones, los cangrejos, las aves marinas, etc. Puedes crear equipos de pesca usando cordones, cuerdas, hilos o cuerdas. Los ganchos se pueden hacer con latas de aluminio, tornillos o clavos. No hagas salpicaduras, ya que puedes atraer tiburones.
  • Paso 4. Si ves la orilla a lo lejos, rema. Si no puedes controlar adónde vas, confía en la corriente; puede llevarte a tierra. El sol se pone por el oeste y los pájaros se dirigen en dirección a la tierra durante la noche. Escucha las olas rompiendo o golpeando; puedes encontrar una isla de esta manera. Puedes usar una pistola de bengalas para enviar señales a barcos o aviones o conseguir algo brillante, como una pieza de espejo o vidrio.

❗ Recuerda, nuestro cuerpo requiere al menos un litro de agua al día para sobrevivir, y tu cuerpo necesita más agua que alimento.

4. Si no tienes chaleco salvavidas, ropa o bote

Si te encuentras en el agua sin ropa adecuada ni chalecos salvavidas, aún tienes posibilidades de sobrevivir.

  • Paso 1. Dependiendo de la forma de tu cuerpo, puedes nadar. Si tienes un peso medio y estás en forma, en general, puedes nadar hasta 4 horas sin chaleco salvavidas y hasta 10 horas si estás en forma. Tendrás que esforzarte más para mantenerte a flote si eres pesado.
  • Paso 2. Si hay olas constantes y el agua está tranquila, quédate quieto. Acuéstate boca arriba y mantén la cabeza por encima de la línea de flotación. Flota en el agua. Espera hasta que llegue la ayuda.
  • Paso 3. Si hay olas fuertes, mantén la calma y haz una flotación de supervivencia. Descansa boca abajo y con el estómago hacia abajo en el agua, permitiendo que tu cuerpo flote. Mantén la parte de atrás de tu cabeza fuera del agua y levántala cuando quieras inhalar. Exhala lentamente bajo el agua. Repite el proceso.
Ideas En 5 Minutos/Vida/Qué hacer si te encuentras en mar abierto
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos