Qué puede saber hacer un bebé en sus primeros meses de vida

El cerebro de un bebé comienza a desarrollarse en el útero y, al nacer, contiene alrededor de 100 mil millones de neuronas. En los primeros meses de vida, con ayuda de los órganos sensoriales, un pequeño ser humano obtiene nuevos conocimientos activamente y adquiere habilidades necesarias.

En Ideas en 5 minutos hemos investigado qué habilidades podría poseer un bebé en los primeros meses de su vida y te contaremos sobre ellas.

❗ Este artículo es de carácter informativo y describe las habilidades aproximadas que un bebé debería adquirir en el primer año de su vida. Solo un especialista puede estimar el desarrollo individual de tu bebé.

El primer mes

  • Los reflejos primitivos están desarrollados, como chupar, agarrar, tragar, entre otros.
  • El bebé hace movimientos de empuje bruscos con las manos, aprieta los dedos en forma de puño y se los lleva a la boca y los ojos. Al estar acostado, puede girar la cabeza.
  • El bebé es capaz de captar el ritmo y la melodía del habla, reconocer la voz de su mamá y algunos otros sonidos, saltar por ruidos fuertes o agudos.
  • El bebé puede detener su mirada en un objeto que se encuentra a una distancia de 20–30 cm y observar un objeto que se mueve lentamente.
  • El bebé ya reconoce el olor de la leche materna y utiliza el llanto para llamar la atención, el cual hasta ese momento siempre suena igual.

2 meses

  • El bebé presta atención a los rostros, puede voltear la cabeza al escuchar una voz u otro sonido; si le sonríes, también te sonreirá como respuesta.
  • Los movimientos se vuelven más suaves y menos bruscos. El bebé ya puede levantar la cabeza en posición acostada y levantarse un poco mientras está acostado bocabajo.
  • Ya no aprieta los dedos en forma de puños de forma constante, las palmas pueden estar abiertas aproximadamente un 50 % del tiempo. Por lo general, durante este mes, el bebé puede sostener un sonajero en la mano.
  • El bebé abre la boca al ver el pecho o un biberón, reconoce a su mamá, observa objetos grandes y de contraste y puede chuparse el dedo.
  • Un bebé a los dos meses puede tararear, es decir, pronuncia sonidos vocálicos.

3 meses

  • El bebé levanta la cabeza y el pecho estando bocabajo, sostiene la parte superior del cuerpo y se apoya sobre las manos. Al estar acostado bocabajo o bocarriba, puede estirar las piernas y hacer movimientos de empuje con ellas. Al tocar la superficie con los pies, las intenta empujar.
  • Al tercer mes de vida, puede abrir y cerrar fácilmente los dedos de las manos. El bebé a menudo se lleva las manos a la boca, trata de alcanzar objetos frente a sus ojos. Toma sonajeros con la mano y los sacude.
  • A esta edad, el bebé se vuelve más atento y comunicativo. Observa de forma muy atenta los objetos que se mueven, mira los rostros de quienes lo rodean, reconoce personas y objetos. Le gusta jugar con adultos y puede llorar, expresando su descontento en caso de que el juego se haya detenido. Al hablar con un bebé, puede que te responda tarareando.
  • Algunos bebés comienzan a reír a los 3 meses.

4 meses

  • Frecuentemente, el bebé sonríe, copia ciertos movimientos o expresiones faciales de los demás. Por ejemplo, una sonrisa o un ceño fruncido de alguien. Balbucea de forma activa, usando la mímica y trata de repetir los sonidos que escucha.
  • El bebé se vuelve más emocional, ya que llora de formas diferentes a la hora tener hambre, sentir dolor o tener fatiga, expresar activamente su estado de ánimo y muestra apego.
  • A los 4 meses, el bebé puede sostener su cabeza por sí solo, darse la vuelta de bocabajo a bocarriba y estar sentado solo con la ayuda de alguien.
  • Se vuelve cada vez más consciente al realizar acciones. El bebé ya puede alcanzar un juguete con una mano y al mismo tiempo muestra su perseverancia. Observa con mucha atención un objeto que se mueve de un lado a otro, mira detenidamente las caras nuevas.
  • El bebé examina cuidadosamente la cara y el cuerpo de su padre: sus ojos, sus manos, su boca.
  • Al estar solo, puede “hablar” consigo mismo, reír mucho y calmarse cuando escucha la voz de sus papás.

5 meses

  • A los 5 meses, el bebé puede permanecer sentado con poco apoyo, ayudarse a sí mismo con las manos, pasar objetos de una mano a otra y llevarlos a la boca.
  • A partir de los 5 meses, el bebé ya puede reconocer y reaccionar a su nombre, expresar descontento con otros sonidos además del llanto.

6 meses

  • El bebé ya puede dar vuelta en ambos sentidos. Al estar acostado, puede transferir el peso a una mano y comienza a permanecer sentado sin apoyo.
  • A los 6 meses, el bebé es capaz de “mantener una conversación”, ya que puede escuchar cuando un adulto le habla y responderle cuando se detiene. Puede reaccionar a los sonidos produciendo los suyos a la vez y responder cuando escucha su nombre. Comienza a pronunciar los primeros sonidos consonantes (como “m” y “b”) y combinarlos con vocales (“aj”, “ej”, “oj”).
  • A los 6 meses, el bebé ya reconoce a las personas cercanas, puede identificar con precisión a un extraño y manifestar preocupación por esto. Le gusta mirarse en el espejo.
  • A los 6 meses, el bebé comienza a mostrar curiosidad de forma activa. Por ejemplo, mira objetos ubicados cerca del uno al otro, trata de alcanzar un objeto con una mano y agarrar el biberón. Asimismo, puede sostener un objeto en una mano y el otro en la otra.

7 meses

  • Puede estar sentado sin apoyo más establemente. A la edad de 7 meses, el bebé desarrolla la vista de color. Distingue bastante bien objetos a la distancia y sigue claramente los objetos en movimiento.
  • El bebé ya no solo reacciona a su propio nombre, sino que también sabe distinguir las emociones por el tono de voz, responde al rechazo, balbucea “palabras” de consonantes. Asimismo, usa activamente su voz para expresar alegría o descontento.
  • El bebé escucha música con mucho gusto, mira a la persona cuando ella lo llama. Puede mover la mirada de un objeto hacia su padre y viceversa en caso de que necesite ayuda. Por ejemplo, para darle cuerda a un juguete. Hace todo lo posible para agarrar los objetos que le interesan, pero que están fuera de su alcance.

8 meses

  • Frecuentemente, a los 8 meses el bebé ya está gateando, puede ponerse de rodillas y estar sentado de forma independiente.
  • El bebé puede realizar acciones simples con objetos: sostener su biberón, sacar un cubo de un bote, entre otras.
  • A esta edad, el bebé presta atención a dónde mira el adulto. Por ejemplo, cuando su padre mira hacia otro lado, entonces el bebé también lo sigue. Además, un bebé ya sabe buscar un objeto que se ha caído al suelo, mover la cabeza para mostrar rechazo, buscar miembros de la familia con su mirada y responder preguntas sencillas. Por ejemplo, “¿dónde está tu mamá?”, entre otras.

9 meses

  • A los 9 meses, la mayoría de los bebés pueden repetir los sonidos que escuchan, copiar el ritmo de la voz de otra persona, decir palabras sencillas como “mamá” y mover con su mano al despedirse cuando se lo piden. Incluso pueden señalar con el dedo un objeto que les parezca interesante.
  • Un bebé puede tener miedo a los extraños y estar muy apegado a los adultos conocidos. Por lo general, a los 9 meses ya tiene juguetes favoritos.
  • El bebé gatea, intenta levantarse solo y puede estar parado con ayuda de un soporte.
  • Puede tomar objetos pequeños con sus dedos, jugar con gestos. Por ejemplo, “cucú”. Asimismo, jugar con varios objetos: golpear cubos entre sí, tocar una campana, jalar una cuerda, entre otros.

10 meses

  • Por lo general, a los 10 meses, el bebé puede gatear bien, caminar alrededor de los muebles, sujetándose con ambas manos y estar parado solo teniendo una mano como apoyo adicional. Con la ayuda de un adulto y con el apoyo de ambas manos, los bebés ya pueden caminar distancias cortas.
  • Frecuentemente, a esa edad, los bebés ya están usando activamente el dedo índice para indicar varios objetos y pueden beber de una taza y no de un biberón.
  • Durante un juego, el bebé puede encontrar un juguete escondido debajo de la tela y espiar a un adulto. Puede reaccionar a frases como “¡adiós!” o “¡hasta luego!”, con movimientos activos de su mano.
  • Algunos bebés a los 10 meses identifican a cada uno de sus padres, correlacionando la palabra y la persona. Pueden comenzar a cumplir pedidos sencillos. Por ejemplo, “dame un juguete”. Otros lo aprenderán a hacer un poco más tarde, aproximadamente a los 12 meses.

11 meses

  • A los 11 meses, el bebé ya puede dar vuelta en una posición sentada y moverse, agarrándose de los muebles con una mano. A esa edad, muchos bebés ya pueden estar parados solos durante unos segundos y caminar, agarrándose de la mano de uno de los padres (apoyo de una mano).
  • Durante el juego, el bebé puede lanzar objetos, dar uno de ellos a sus padres cuando ellos se lo pidan.
  • A los 11 meses, el bebé comienza a mostrar interés en las imágenes de los libros, a moverse activamente siguiendo el ritmo de la música y a “cantar” canciones utilizando la vocalización.
  • Además, a esa edad, muchos bebés pueden dejar de hacer algo con solo decirles “no”.

1 año

  • Al cumplir 1 año, el bebé ya tiene cosas favoritas y adultos preferidos con los que trata de pasar más tiempo. El bebé puede llorar cuando mamá o papá se van, portarse de forma desconfiada con los extraños y, en algunos casos, incluso mostrar miedo.
  • El bebé puede realizar algunas acciones sin ayuda de otros. Por ejemplo, guardar juguetes en una caja y sacarlos de allí, beber de una taza, cepillarse el pelo y entre otras. Examina los objetos de manera diferente, ya que puede sacudirlos, arrojarlos, golpearlos, incluso golpear objetos entre sí.
  • El bebé puede encontrar cosas escondidas, correlacionar un objeto o una imagen con un nombre. Puede sostener un lápiz y dibujar algunos garabatos en papel, construir una torre de 2 cubos, dar un libro a sus papás para que le lean algo de ahí.
  • Incluso a la hora de cambiar a su bebé, el padre le puede pedir que estire su mano o su pierna.
  • El bebé es capaz de repetir sonidos y acciones para atraer la atención de alguien, vocalizar cambiando su tono de voz, como si imitara un habla real. Puede copiar los gestos de los adultos e intenta repetir las palabras que usan sus papás. Por lo general, a la edad de un año, el bebé puede decir algunas palabras más (sin tomar en cuenta “mamá” y “papá”).
  • La mayoría de los niños a la edad de un año ya pueden dar pasos de forma independiente y moverse libremente, agarrándose de los muebles.
Compartir este artículo