Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo ayudar a tu mascota a toser para sacar algo atascado en su garganta

Incluso los gatos más sanos pueden tener dificultades para respirar si se les atora un objeto extraño en su garganta. Hay muchas técnicas que puedes hacer para ayudarles si se están atragantando con algo. Pero es importante reconocer primero los síntomas para poder actuar de inmediato.

En Ideas en 5 minutos hemos creado este artículo para brindarte los consejos más importantes para ayudar a salvar a nuestros amigos peludos cuando están tosiendo algo.

❗ La información proporcionada en el artículo solo tiene fines informativos y no puede considerarse un consejo médico. Recomendamos ponerse en contacto con el veterinario inmediatamente.

La diferencia entre tos y ahogo

Cuando algunas pequeñas partículas extrañas, como polvo, mucosidad o microbios, entran en las vías respiratorias, el gato reacciona con un reflejo de protección, mejor conocido como “tos”. Estos animales suelen toser bolas de pelo, etc. Si tu gato está haciendo sonidos sibilantes o agudos es una señal de que puede pasar algo de aire.

Si algo se atasca en la boca o en la garganta del gato, no podrá ingresar suficiente aire, lo que se considera un “ahogo”. Si la vía respiratoria está completamente obstruida, no se oirá nada. Podrás darte cuenta si se está ahogando si observas los siguientes síntomas: se ve molesto, lleva la pata hacia la boca o la cara, empieza a sacudir la cabeza, refriega la cara contra el suelo. Otras cosas a las que deberías prestar atención son la salivación, las encías y la lengua azules o moradas, etc.

Cuándo deberías preocuparte y qué hacer al respecto

Mantén la calma e intenta darte cuenta si se está ahogando o solo tosiendo. Si ves que el gato puede respirar, entonces no se está ahogando. Sin embargo, si sus vías respiratorias están parcial o totalmente obstruidas y no puede respirar, deberás actuar inmediatamente.

1. Retira el objeto si está visible. Primero sujeta firmemente al gato y luego fíjate si tiene algún cordón, hilo, etc., enrollado alrededor del cuello. De ser así, quítalo rápidamente o córtalo con unas tijeras.

2. Aplica el método de barrido con los dedos si el objeto está dentro de la boca. Si tu gato perdió el conocimiento, abre su boca y saca su lengua para localizar el objeto. Luego explora la boca con los dedos en dirección a la base de la lengua. Actúa rápidamente para despejar las vías respiratorias, pero cuidando de no empujar o agarrar el objeto directamente, ya que podrías empujarlo involuntariamente más abajo en la garganta. Prueba correrlo hacia un costado para sacarlo con el dedo. Si no ves nada dentro de la boca, intenta hacer la maniobra de Heimlich.

3. Haz la maniobra de Heimlich si no puedes ver el objeto o está demasiado metido dentro. Ten cuidado de no meter el dedo en la garganta de tu mascota, porque el objeto puede terminar desplazándose más abajo en la garganta y causar una lesión. Hay diferentes formas de realizar la maniobra de Heimlich.

  • Si el gato puede estar de pie, sujétalo con su espalda contra tu pecho. Luego coloca las manos alrededor de la cintura (vientre) y, con suavidad pero con firmeza, haz un movimiento rápido hacia arriba. Repítelo varias veces si no logras que expulse el objeto en el primer intento.
  • También puedes sujetarlo de modo que su espalda esté contra tu estómago con la cabeza hacia arriba y las patas hacia abajo. Después, pon tu mano sobre su estómago y busca el hueco blando bajo las costillas. Haz presión contra tu estómago de forma rápida. Repite esto 2-3 veces. Mira dentro de su boca para ver si el objeto sigue atorado. Si todavía lo está, repite el proceso.
  • Si no puede ponerse de pie, ponlo de costado, con una de tus manos sobre su espalda. Coloca tu otra mano sobre el vientre, debajo de sus costillas, y realiza varios movimientos bruscos presionando hacia arriba. Por último, mira dentro de su boca para ver si aparece algún objeto extraño y retíralo. Repite estos pasos si el objeto sigue atorado.

4. Si tu mascota sigue ahogándose o tiene problemas para respirar, llévalo a una clínica veterinaria. Pero, aun si pudiste remover el objeto y tu gato parece estar libre de peligro, es importante llevarlo al veterinario para controlar que la asfixia no le haya causado ningún daño.

Bono: Cómo prevenir que vuelva a suceder

Puedes evitar que esto vuelva a suceder tomando algunas precauciones. Es importante localizar todo lo que pueda suponer un riesgo de asfixia.

  • Deberías estar siempre atento a lo que tu mascota está masticando.
  • Vigílalo de cerca cuando esté jugando. Quita del medio los juguetes que puedan romperse. Los peligros de asfixia más comunes son las banditas elásticas, los cordeles, los clips, los popotes, el papel de aluminio, los artículos para hacer manualidades como los pompones, los limpiapipas, etc. Consigue juguetes que no tengan adornos ni piezas colgantes y recuerda que cuanto más grandes sean, mejor.
  • Por lo general, la comida para gatos se elabora tomando en cuenta el tamaño del animal, pero igual conviene vigilarlo mientras come. No deberías darle comida con hueso.
Ideas En 5 Minutos/Animales/Cómo ayudar a tu mascota a toser para sacar algo atascado en su garganta
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos