Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo ayudar a una mascota en una emergencia

Puede ser estresante cuando ocurre una emergencia con una mascota, y la situación puede llevarnos a entrar en pánico. Pero es importante hacer todo lo posible para mantener la calma y evaluar la situación para ayudar a tu amigo peludo.

En Ideas en 5 minutos, queremos ayudarte a estar preparado y poder auxiliar a tu mascota.

❗️ Importante: este artículo es solo para fines informativos. Siempre contacta a tu veterinario en caso de emergencia o si tu mascota tiene algún problema de salud.

1. Cómo comprobar los signos vitales de perros y gatos

Lo primero que debes recordar al controlar los signos vitales de una mascota es conocer los parámetros normales. Esto te permitirá ayudar a evaluar al animal en caso de emergencia:

💓 Latidos del corazón: puedes verificar el latido colocando la mano sobre el corazón, pero también puedes tomar el pulso sintiéndolo cerca de la parte superior interna de la pata trasera del perro o detrás de la pata delantera de los gatos.

  • Perros grandes: 60 a 100 latidos por minuto
  • Perros pequeños: 80 a 130 latidos por minuto
  • Gatos: 140 a 180 latidos por minuto (cualquier tipo de estrés podría aumentar los latidos del corazón hasta 220 latidos por minuto)

👃 Frecuencia respiratoria: cuenta los movimientos del pecho durante 15 segundos y multiplícalos por 4.

  • Perros: 10 a 30 respiraciones por minuto
  • Gatos: 20 a 40 respiraciones por minuto

🌡 Temperatura: coloca un termómetro dentro del recto (para que sea más cómodo, usa un lubricante).

  • Tanto en el caso de los perros como en el de los gatos, para obtener resultados más precisos, la temperatura debe tomarse por vía rectal.
  • La temperatura normal de un perro o un gato es de 37,5 a 39,0 °C.

2. Cómo ayudar a una mascota que se está ahogando

Síntomas que te pueden indicar que tu mascota se está ahogando:

  • Sonidos de asfixia al toser o respirar
  • Pataleo excesivo hacia la boca
  • Respiración dificultosa
  • Lengua / labios azules

Antes de aplicar cualquier técnica para ayudar a tu mascota, asegúrate de hacerlo con precaución porque un animal que se está asfixiando podría morderte por el pánico. Ahora, así es como puedes ayudar:

  • Abre su boca y trata de ver si hay algún objeto dentro. Si ves uno, intenta quitarlo suavemente con pinzas o alicates, pero asegúrese de no empujarlo más hacia abajo. Sin embargo, no pierdas demasiado tiempo tratando de quitarlo, especialmente si no es fácil de alcanzar, y acude al veterinario de inmediato.
  • Si no logras retirar el objeto, coloca las manos sobre la caja torácica de la mascota (de ambos lados) y aplica una presión rápida y firme. O acuesta al animal de lado y presiona la caja torácica firmemente con la palma de la mano 3 o 4 veces. El punto aquí es tratar de sacar algo de aire de sus pulmones y empujar el objeto. Sigue haciéndolo hasta que saques el objeto atascado o hasta que llegues al consultorio del veterinario.
  • Si tu mascota aún no puede respirar, no entres en pánico y llévala al veterinario de inmediato.

3. Cómo reaccionar si tu mascota estuvo expuesta a toxinas

La mayoría de los productos que pueden ser dañinos para nosotros, los humanos, también pueden ser malos para nuestras mascotas, como productos de limpieza, anticongelantes, venenos para roedores e incluso algunos alimentos para humanos. Por eso es importante alejar esos químicos de tu amigo peludo.

Sin embargo, si sucede y los ojos o la piel de tu mascota quedan expuestos a una toxina, consulta la etiqueta de ese producto y sigue las instrucciones que se encuentran para las personas. Por ejemplo, si dice que después de la exposición debes lavarte las manos con agua y jabón, hazlo también con la piel de tu mascota (pero no con la nariz, la boca ni los ojos). Si dice que limpies los ojos y la piel con agua, hazlo lo antes posible y de la manera más segura que puedas, luego llama a tu veterinario de inmediato.

❗️ Si tu mascota come algo dañino y está presentando convulsiones, pérdida del conocimiento o respiración agitada, llama de inmediato a la línea de emergencia del veterinario.

Si la situación lo permite, debes tener a mano esta información:

  • El sexo, la edad, la raza y la especie de la mascota y cuántos animales estaban involucrados
  • El nombre y/o descripción del producto y cuánto tiempo estuvo expuesto el animal, junto con el empaque como referencia
  • Si tu mascota vomitó o escupió algo que masticó, ponlo en una bolsa de plástico sellable para mostrárselo al veterinario.

4. Qué hacer si tu mascota tiene una convulsión

Hay algunas cosas simples que debes hacer durante esta situación de emergencia:

  • Asegúrate de que tu mascota esté alejada de cualquier objeto que pueda lastimarla, incluidos los muebles, y no la sujetes.
  • Comprueba el reloj y el tiempo de las convulsiones. Por lo general, duran alrededor de 2 a 3 minutos.
  • Después de que se detengan, mantén a tu mascota lo más tranquila y abrigada posible y llama a tu veterinario.

❗️ Si tu mascota tiene una convulsión por primera vez, debes consultar con el veterinario porque podría ser una señal de una condición más preocupante.

5. Qué hacer en caso de fracturas

Si tu mascota tiene una fractura, esto es lo que puedes hacer para ayudarla:

  • Tu mascota sentirá dolor y reaccionará de forma inesperada, incluso pudiendo llegar a morderte, así que ponle un bozal para evitarlo.
  • Coloca al animal suavemente sobre una superficie plana.
  • Usa una camilla cuando transportes a tu mascota al veterinario. Puedes usar cualquier superficie firme como una tabla, un cabestrillo o una manta. Sin embargo, asegúrate de no ejercer demasiada presión sobre el lugar lesionado o el pecho.

⚠️ No intentes tratar la fractura en casa porque puedes hacer más mal que bien y realmente puedes causar más daño, por lo que siempre es mejor llevar al animal al veterinario.

6. Comprueba el color de las encías de tu perro o gato

El color de las encías de tu mascota puede decirte mucho sobre su salud. Sin embargo, dependiendo del gato o el perro, el color puede variar, pero, por lo general, las encías sanas deben ser de color rosa o rosa pálido. Significa que la mascota tiene encías sanas y buen flujo sanguíneo. Así es como se revisan las encías de un animal:

  • Levanta suavemente el labio de la mascota y comprueba el color. Cualquier color que no sea rosa o rosa pálido podría significar un problema (como amarillo, rojo, azul/púrpura, blanco grisáceo, blanco o amarillo). Recuerda que el rosa y el rosa pálido significan encías sanas y buen flujo sanguíneo.
  • Revisa el tiempo de recuperación del flujo sanguíneo. Levanta suavemente el labio de tu mascota. Con el dedo índice, presiona suavemente la encía durante un par de segundos y luego suéltala. Si el color rosa saludable regresa en 1 a 2 segundos, entonces todo está bien, pero si el color tarda más en regresar, comunícate con tu veterinario de inmediato.
Ideas En 5 Minutos/Animales/Cómo ayudar a una mascota en una emergencia
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos