Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos
Cómo cuidar una mascota

Cómo cuidar una mascota

Cuando le abres las puertas de tu hogar a una nueva mascota, también estás dándole la bienvenida a una gran responsabilidad. Por más que cuidar un animal sea una tarea ardua, tiene muchas recompensas. Por eso es importante que estés preparado para este nuevo desafío.

En Ideas en 5 minutos hemos preparado una guía sencilla y fácil de seguir para que le puedas brindar a tu mascota un hogar cómodo y para que tú también te adaptes a este nuevo cambio.

Cómo cuidar un perro

Qué necesitarás:

  • Alfombrillas resistentes y a prueba de fugas para entrenar el control urinario
  • Juguetes aptos para perros
  • Jaula resistente
  • Puerta de seguridad
  • Cuencos para el agua y para la comida
  • Comida
  • Cortaúñas y cepillo para perros
  • Cama cómoda
  • Correa
  • Arnés o transportador de mascotas
  • Collar
  • Productos de limpieza
  • Dale un refugio: uno que lo proteja de cualquier tipo de riesgo y de las condiciones climáticas. Puede ser una casa para perros cálida y cómoda o su propia cama dentro de la vivienda.
  • Asegúrate de tener un cuenco para el agua y otro para su comida: que se mantenga hidratado es importante para que esté sano y tenga energías.
  • Dale comida de calidad: al igual que los humanos, si un perro tiene sobrepeso, esto puede tener un efecto negativo sobre su salud. Consulta con tu veterinario para determinar qué necesidades nutricionales tiene. Él te recomendará la mejor dieta según la edad, el tamaño, la raza y el nivel de actividad de tu mascota.
  • Llévalo al veterinario regularmente: este profesional te brindará información sobre parásitos y la desparasitación, como también el calendario de vacunas. Ten una copia en casa del registro de vacunación y llévala contigo cuando te vayas de viaje. Si observas algún cambio en su comportamiento o parece estar herido o enfermo, no actúes por tu cuenta. Acude al veterinario para que juntos puedan dilucidar qué está sucediendo.
  • Busca el ejercicio adecuado: todos los perros son diferentes y cada uno puede necesitar más o menos ejercicio. Es importante que encuentres el más apropiado para tu can, ya que así lo ayudarás a mantenerse sano y en buen estado físico, lo que a su vez hará que disfrute más de sus actividades.
  • Háblale: la mayoría de los perros disfrutan de las actividades sociales, y es vital que interactúen con las personas que los rodean. Ese momento compartido no solo te ayudará a entender mejor a tu compañero de 4 patas, sino que también te permitirá prevenir comportamientos inapropiados. Además, podrás darte cuenta a tiempo si presenta algún síntoma de enfermedad para ayudarle lo antes posible.
  • Entrenamiento: esto no implica convertirlo en un perro profesional, pero sí enseñarle algunas órdenes básicas para que pueda mantenerse a salvo y tener una vida larga. Si no puedes entrenarlo, entonces busca clases de entrenamiento.
  • Alimentación: es importante cuidar de su nutrición. La comida seca y húmeda comprada es buena, pero también puedes considerar prepararla tú mismo. Si lo haces, fíjate que haya un equilibrio en las cantidades de los ingredientes: vegetales (50 %), proteína (40 %) y almidón (10 %).
  • Salud dental: tanto perros como humanos requieren de ciertos cuidados en sus dientes, e incluso algunas razas tienen mayor predisposición a presentar enfermedades en las encías que pueden traer complicaciones graves.
  • Corte de uñas y aseo: esto no se trata solo de su aspecto. Por ejemplo: los perros con pelaje largo tienen más chances de que se les formen bolitas o nudos. Unas uñas demasiado crecidas, en especial en los más ancianos, pueden hacer que les resulte más difícil caminar. Asimismo, las uñas largas suelen romperse con más facilidad, y esto puede ser doloroso. Sin embargo, asegúrate de tener cuidado cuando se las vayas a cortar porque podrías lastimarlo.
  • Controlar la reproducción: si no quieres cruzar a tu mascota y que tenga cachorros, entonces deberías considerar la castración o esterilización. Habla con tu veterinario sobre cuáles son las mejores opciones.
  • Los cachorros pueden dormir hasta 20 horas por día: incluso pueden quedarse dormidos mientras están jugando. No los molestes, pero intenta establecer un horario de sueño que te sea cómodo a ti también, así podrás dormir bien de noche.

Cómo cuidar un gato

Qué necesitarás:

  • Jaula o transportador
  • Comida
  • Cuencos para el agua y la comida
  • Arena y caja de arena para gatos
  • Cama
  • Rascador
  • Juguetes
  • Dale un espacio para que se esconda: cuando los gatos están en un ambiente nuevo, por lo general se ponen nerviosos y buscan esconderse. Puedes brindarle buenos sitios de escondite si colocas sábanas sobre sillas o les dejas cajas de cartón. Deberías sacar muebles grandes, como camas o armarios, si el gato es muy tímido, ya que es más fácil relacionarse con un felino que está dentro de una caja que uno dentro de un mueble o bajo una cama.
  • Bríndale un espacio seguro y tranquilo: prepara una habitación para que sea el primer lugar a donde pueda ir para sentirse seguro y se pueda ir familiarizando con los sonidos y aromas del hogar. Es importante que esta habitación tenga una puerta de seguridad.
  • Adapta la habitación a prueba de gatos: coloca juguetes para gatos, remueve cualquier objeto frágil y bolsas plásticas, porque, por más que les guste jugar con ellas, podrían provocar asfixia. También deberías quitar las cortinas o venecianas, como también los cables eléctricos.
  • Ten cuidado con las plantas venenosas: algunas plantas pueden ser tóxicas para los gatos y provocar inflamación del estómago, de la boca, piel, o dañar sus órganos. Saca estas del alcance de tu mascota: palma de sagú, tejo, tulipán, hiedra del diablo, tomillo español, lirio de la paz, adelfa, lirio del valle, lirio, jacinto, kalanchoe, hiedra inglesa, narcisos, Dieffenbachia, ricino, ciclamen, amarilis, azaleas y rododendros, crisantemo, margarita y azafrán de otoño.
  • Dale una playera tuya usada: un truco que puede ayudar a que tu michi se sienta cómodo contigo es colocar una de tus playeras en la habitación segura para que se acostumbre a tu olor.
  • Alimento y caja de arena: coloca los cuencos de agua y alimento de un lado de la habitación, mientras que la caja de arena debería ir del lado opuesto. Si tu minino todavía no se siente cómodo, puede que no coma durante las primeras 24-48 horas y tenga diarrea por la ansiedad y el estrés. Pero si pasadas las 48 horas todavía no probó un bocado, intenta darle alguna golosina. Si esta opción falla, entonces deberías consultar con un veterinario.
  • Alimentación: no es fácil prepararles comida casera, porque quizá no tengas los ingredientes adecuados en tu casa. Por eso se recomienda darles comida enlatada/húmeda o seca. Ambas opciones son buenas, y puedes alimentar a tu minino con cualquiera de las dos o incluso combinarlas.
  • No te olvides del rascador: deberías poner uno en la habitación segura porque esta actividad es un comportamiento natural de los gatos que los hace sentir seguros. A su vez, es importante que el rascador sea nuevo y que no lo haya utilizado otro gato. El olor de otros animales puede provocarle estrés mientras se está adaptando a su nuevo hogar.
  • Consigue juguetes para gatos: esto los mantendrá entretenidos, especialmente cuando no estés en tu casa. Puede ser cualquier objeto: desde un ratón de juguete hasta una pelota.
  • Intenta pasar tiempo juntos: dependiendo de cuan tímida sea tu mascota, pueden hacer varias cosas juntos. Puedes jugar, acariciarla o tan solo estar en el mismo espacio mientras lees un libro o usas tu teléfono. Recuerda que cuando un gato está nervioso, suele mover la cola en una serie de espasmos rápidos, sisear, gruñir o llevar las orejas hacia atrás. La mejor manera de actuar en estos casos es hablarle con suavidad y darle espacio para que esté solo.
  • Fuera de la habitación segura: una vez que haya entrado en confianza, empezará a explorar la casa. Sin embargo, asegúrate de estar en tu vivienda durante este proceso, así podrás supervisarlo. Cierra las puertas, ya que muchos lugares nuevos pueden asustarlo y causarle estrés. Si tu gato no se siente cómodo aún, no lo dejes ir al sótano, ya que en estas habitaciones hay muchos espacios para esconderse y algunos son difíciles de acceder para los humanos.
  • Es hora de dejarlo explorar: no te olvides de que todos los gatos tienen personalidades distintas y algunos pueden necesitar 2-4 días para sentirse seguros, mientras que otros 2 semanas o más. Sé paciente.

Consejo: los gatitos duermen 22 horas por día. Esto también incluye a uno de 6 meses, que puede dormir hasta 20 horas. Asegúrate de que esté cómodo y libre de molestias.

Cómo cuidar un cuyo

Qué necesitarás:

  • Jaula con base sólida (mínimo 60×30×30 cm)
  • Botella de agua
  • Comedero
  • Juguetes de goma
  • Jaula
  • Pino, álamo o papel reciclado para usar de lecho (no uses cedro porque es tóxico)
  • Hierba de avena, hierba de huerto o heno Timothy
  • Dale un poco de espacio: le gustan los mimos, pero no en el primer día. Dale tiempo para que te vaya conociendo.
  • Háblale: puedes hablarle con un tono suave y tranquilo mientras le acaricias la cabeza. Si todavía no se siente cómodo, dale un poco más de tiempo.
  • Prepara su hábitat: asegúrate de poner en su jaula cosas ricas para comer y juguetes. Colócala en un lugar fresco y alejado de mascotas más grandes. Asimismo, debería estar alejada de ventanas con corrientes de aire para que así pueda regular mejor su temperatura corporal.
  • Pon su comida en un comedero: el heno que come se ve igual al que se usa en el lecho, por lo que no querrás que tu nuevo amigo se coma su colchón, ¿no?
  • También come ensalada: todos los días dale heno fresco para comer, pero día por medio puedes ofrecerle zanahorias ralladas, calabacita o kale. Una vez por semana puede probar un bocado de alguna fruta, como mango, banana o papaya. Dos veces por semana dale de comer alfalfa y pasas de uva.
  • Ten en cuenta las proporciones: una dieta sana implica 20 % de vegetales, 5 % de fruta y el resto de heno.
  • Limpia su espacio: cambia el lecho todos los meses y limpia su cuenco para la comida. Asegúrate de darle agua fresca todos los días.
  • Juega: a los cuyos les gusta jugar, en especial si se trata de buscar comida. Entonces puedes esconder alimento en sus juguetes para que lo encuentre. Si vas a dejarlo salir de su hábitat, vigílalo para que no coma o muerda algo peligroso.


Consejo: son animales muy activos y no pasan mucho tiempo durmiendo. Duermen alrededor de 9 horas en un ciclo de 24.

Ideas En 5 Minutos/Animales/Cómo cuidar una mascota
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos