Cómo distinguir entre el guepardo, leopardo y jaguar

Si no sabes distinguir un guepardo de un leopardo y un leopardo de un jaguar, no eres el único. Estos grandes felinos con manchas confunden constantemente a la gente. De hecho, hay más diferencias entre ellos que similitudes. Solo hace falta verlos de cerca.

En Ideas en 5 minutos, aprenderás a diferenciar el guepardo, el leopardo y el jaguar en cuestión de segundos. Y nunca volverás a confundir a estos hermosos felinos.

Tamaño, peso, forma corporal

  • En comparación con el leopardo y el jaguar, el guepardo tiene un cuerpo más estilizado y delgado con una cabeza pequeña. Tiene unas patas más largas y finas y una cola larga y ágil que le ayuda a moverse con facilidad para perseguir a sus presas. Los guepardos son bastante altos y ligeros. La altura promedio de un espécimen es de 67-94 cm. Por lo general, el peso de este gato no supera los 65 kg, pero algunos gatos grandes pueden pesar hasta 72 kg.
  • El leopardo es un felino de patas más bien cortas, sobre todo en comparación con el guepardo. Tiene una cabeza grande y un cuerpo largo. El leopardo tiene una constitución más ligera que el jaguar, pero es más musculoso que el guepardo. Estos grandes gatos pueden pesar hasta 91 kg y medir hasta 80 cm de altura.

  • El jaguar es uno de los felinos más grandes del mundo. Solo es superado por los tigres y los leones en tamaño, fuerza y peso corporal. Este animal tiene un cuerpo muy fuerte, no tan flexible y ágil como un leopardo, y no tan esbelto como un guepardo. Los jaguares pueden pesar hasta 160 kg (aunque el peso medio es de 56-96 kg) y suelen medir entre 63 y 76 cm de altura.

Características de la cabeza

  • El guepardo tiene una cabeza pequeña y redondeada, un hocico más bien corto y sus ojos de color marrón ámbar están bien arriba en su cabeza. La mandíbula de este depredador no es muy grande y los bigotes no son largos. El hocico de este felino está notablemente marcado por las denominadas “líneas lagrimales”, rayas negras que van desde las comisuras de los ojos a lo largo de los lados de la nariz hasta la boca.
  • La cabeza de un leopardo es bastante más grande que la de un guepardo. Tanto en relación con el cuerpo como por sí sola. El hocico de estos gatos es alargado, como ligeramente anguloso, con pómulos prominentes y mandíbulas bastante potentes. Los bigotes están bien desarrollados (esta diferencia es especialmente llamativa cuando se compara con el guepardo), y los ojos son de color amarillo-verde (excepto en el caso del leopardo del Amur, que tiene ojos con un tinte azulado).
  • El jaguar, al igual que el leopardo, tiene una cabeza grande y unas mandíbulas muy fuertes. Pero su hocico es más redondeado y fuerte. También tiene la frente más ancha y las orejas menos prominentes.

Diferencias en la coloración

Aunque el guepardo, el leopardo y el jaguar tienen manchas, su coloración no es idéntica.

  • El guepardo tiene manchas negras redondas de 2-3 cm en el cuerpo. Este felino no tiene manchas en el abdomen y la cola tiene grupos de manchas que forman de 4 a 6 anillos oscuros.
  • El patrón en el pelaje de un leopardo consiste en un grupo de manchas y se asemeja a la forma de “enchufes” redondeados. Son ligeramente más pequeñas que las manchas del pelaje del jaguar y tienen una forma más redondeada. Las manchas negras sólidas suelen encontrarse solo en el hocico, las extremidades y la parte inferior del abdomen.
  • Las manchas en el pelaje de los jaguares se asemejan a la forma de las manchas de los leopardos, pero son más grandes e irregulares. Además, dentro de cada “anillo” de manchas, los jaguares suelen tener una o más marcas más pequeñas. Solo la cabeza, el cuello y la cola de estos depredadores tienen manchas negras uniformes.

Otros datos curiosos

  • La pantera negra es un jaguar o leopardo con un despliegue de melanismo. No existe una especie independiente “pantera negra”, tal nombre puede ser obtenido por un leopardo o jaguar con un exceso de pigmento negro.
  • El leopardo y el jaguar pertenecen al mismo género —Panthera— y pueden considerarse parientes más cercanos. El guepardo pertenece a un género diferente —Acinonyx— y no es un “gran gato”.
  • Los leopardos y los jaguares, que son grandes gatos, pueden gruñir pero no ronronear. Los guepardos, en cambio, solo pueden ronronear. Su aparato vocal no es capaz de producir sonidos de gruñido.
  • La mordida de un jaguar es inusualmente poderosa. Estos animales pueden incluso perforar el caparazón de las tortugas con sus colmillos. En términos de poder de mordida, el jaguar es el campeón reconocido de los felinos.
  • Los guepardos son más sociales que los leopardos y los jaguares. Son capaces de unirse y cuidarse mutuamente. Los leopardos y los jaguares son solitarios y solo forman parejas durante el apareamiento y la reproducción.
  • Los guepardos son los únicos que cazan corriendo en la familia de los felinos. La mayoría de los grandes felinos prefieren acechar a sus presas desde una emboscada y acercarse a ellas sigilosamente, pero el guepardo se comporta de forma diferente. Su estrategia de caza se basa en agotar a su presa durante la persecución, durante la cual el depredador puede realizar giros impensables, casi sin frenar. Este gato corre muy rápido, desarrollando una velocidad de hasta 120 km/h.
  • Los leopardos trepan perfectamente a los árboles, para lo cual se ayudan de una cola larga y fuerte. Estos gatos pueden arrastrar al árbol una presa cuyo peso es 3 veces mayor que el suyo. Los jaguares también son bastante buenos para trepar los árboles. Los guepardos a veces descansan en las ramas más bajas de los árboles, que pueden alcanzar sin mucho esfuerzo.
  • Los guepardos son depredadores diurnos, mientras que los leopardos y los jaguares prefieren cazar de noche.
  • A los jaguares les gusta nadar y suelen cazar caimanes, serpientes y grandes peces en las orillas de los ríos. Los leopardos pueden nadar, pero prefieren cazar en tierra, al igual que los guepardos.
Compartir este artículo