Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

En qué se diferencia una polilla de una mariposa

Seguro que has visto alguna vez una mariposa con antenas y cuerpo peludos, al menos en una foto. Pero ¿y si te decimos que lo que viste no era esa criatura como tal, sino una polilla?

Estos insectos son muy similares entre sí. Con Ideas en 5 minutos aprenderás a distinguirlos.

  • Momento de actividad
    Las mariposas son insectos diurnos, mientras que las polillas son nocturnas. Si en un día de verano ves un insecto sentado en una flor y bebiendo néctar, puedes decir con seguridad que es una mariposa.
  • Comportamiento
    Las mariposas necesitan la luz del sol para volar. La utilizan para aumentar su propia temperatura corporal.
    Las polillas prefieren las zonas de sombra para su hábitat, como lugares arbolados o sitios oscuros en el interior (por ejemplo, armarios y almacenes). También necesitan calor para volar, pero han aprendido a calentarse utilizando las vibraciones de sus alas.
  • Color
    La mayoría de las mariposas son de colores llamativos, a diferencia de las polillas. Las diminutas escamas de sus alas reflejan la luz y crean un colorido e intrincado patrón. Las alas de las polillas tienen una disposición ligeramente diferente: los insectos nocturnos no necesitan detalles reflectantes que puedan atraer la atención innecesaria de los depredadores. Por lo tanto, la mayoría de las polillas tienen un color tenue, de camuflaje.
  • Antenas
    Las mariposas poseen antenas finas y filamentosas, en forma de bastoncillo, y las utilizan para oler y mantener el equilibrio.
    Las antenas de las polillas se asemejan a un peine o pluma. No solo sirven para orientarse, sino que también las ayudan a buscar comida y a localizar a sus parejas. Se cree que las antenas de las polillas son más sensibles que las de las mariposas. A veces se pueden encontrar polillas con antenas finas como las de las mariposas, pero estas últimas nunca tendrán las mismas antenas “peludas” que las polillas.
  • Apariencia
    El cuerpo de las polillas es más corto y regordete, como si fuera ligeramente peludo, mientras que el de las mariposas, por lo general, es más delgado y largo. Entre las alas delanteras y traseras de las polillas hay un fino ligamento llamado frenillo, mientras que las mariposas no tienen esa estructura conectiva.
  • Alas en reposo
    Cuando descansan, las polillas no suelen plegar las alas, sino que las mantienen bien abiertas. Mientras que las mariposas, reposando sobre una flor, suelen plegarlas, levantándolas por encima de su cuerpo. Sin embargo, también es posible encontrar una de estas criaturas con las alas abiertas. Esto ocurre mientras toman el sol.
  • Fase de pupa
    Al transformarse de oruga a pupa, la mariposa crea un capullo brillante que suele ser duro y liso. Durante la misma etapa, la mayoría de las polillas se trenzan en un capullo sedoso.
  • Esperanza de vida
    Una mariposa adulta no suele vivir más de 2 semanas, aunque algunas especies pueden hibernar durante todo el invierno y permanecer en este estado durante varios meses.
    Las polillas pueden vivir de 7 días a 10 meses, dependiendo de la especie. Sin embargo, la mayoría no sobrevive hasta la vejez y acaba siendo devorada por los depredadores.
Ideas En 5 Minutos/Animales/En qué se diferencia una polilla de una mariposa
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos