Qué animales duermen con los ojos abiertos

Qué animales duermen con los ojos abiertos

Para conciliar el sueño, lo primero que hacemos es cerrar los ojos. Es difícil imaginar sumergirse en los brazos de Morfeo de otra manera. Pero para algunos seres vivos, dormir con los ojos abiertos es bastante común.

En Ideas en 5 minutos hemos recopilado toda una lista de animales que duermen sin cerrar los ojos.

Quiénes duermen con los ojos abiertos

Entre los animales que duermen con los ojos abiertos, suelen distinguirse los que no tienen párpados y los que utilizan el sueño unihemisférico.

También se informa que alrededor del 20 % de las personas duermen con los ojos abiertos. En medicina, esto se llama lagoftalmos nocturno. Quienes duermen de esta manera pueden sufrir de ojos secos y rojos, así como visión borrosa.

Si el sueño de una persona con los ojos abiertos es el resultado de alguna alteración en el organismo, en los animales esto suele ser una medida forzada.

Cómo duermen los peces

Los peces duermen con los ojos abiertos debido a que no tienen párpados. Simplemente no los necesitan en el agua, ya que sus ojos no se secan allí. Su sueño es diferente al de los humanos. Se mueven para hacer pasar el agua por las branquias y obtener oxígeno. Al dormir, muchos de ellos continúan moviéndose, pero no tan activamente. Por lo tanto, el sueño de los peces se caracteriza con mayor frecuencia por una disminución de su actividad.

Los peces pueden dormir a cualquier hora del día, pero hay algunos que se mantienen despiertos durante el día y descansan por la noche. En general, estos viven cerca de los arrecifes de coral. Pueden esconderse allí de los depredadores y descansar tranquilamente por la noche.

El pez loro duerme de una forma curiosa. Cuando quiere descansar, segrega una sustancia gelatinosa especial que forma un “saco de dormir”. Así es como se protege de los depredadores mientras duerme.

Los tiburones forman parte de los peces y tampoco tienen párpados. Además, muchos de ellos tienen que moverse mucho para poder pasar el agua por las branquias y respirar. Por lo tanto, su sueño es de mucho interés para los científicos, aunque todavía no ha sido posible estudiarlo lo suficientemente bien. Los tiburones más bien no duermen en el sentido habitual de la palabra, sino que simplemente descansan en un estado inmóvil. Para respirar mientras permanecen en un lugar, succionan agua por la boca y la pasan por las branquias.

Algunas personas creen que los peces pueden soñar. Las observaciones de un pulpo demostraron que este podía cambiar de color mientras dormía. En general, este tono varía cuando se esconden de los depredadores o se acercan sigilosamente a sus presas. Por lo tanto, se puede suponer que el pulpo estaba soñando con algo parecido.

Cómo duermen las serpientes

Las serpientes también carecen de párpados, por lo que simplemente no pueden cerrar los ojos mientras duermen. Estos están cubiertos con finas membranas transparentes llamadas gafas. Sirven para proteger los ojos de la arena, el polvo, etc. No pueden cerrar los ojos para dormir, pero sí pueden cerrar la retina.

Las serpientes duermen mucho: unas 16 horas al día. Y en invierno pueden dormir incluso 20 horas. Según una investigación reciente, no solo duermen, sino que también sueñan. Las serpientes se vuelven especialmente somnolientas después de consumir alimento. Luego de comer, pueden dormir hasta 20 horas seguidas.

Las serpientes viven tanto en la tierra como en el agua. Por ejemplo, las serpientes marinas viven en el agua, pero pueden arrastrarse para descansar debajo de una piedra o un árbol si los tienen cerca. Estos reptiles no tienen branquias, por lo que no pueden estar constantemente bajo el agua, de vez en cuando necesitan emerger. Se informa que dependiendo del tipo de serpiente, esta puede quedarse en el agua de 30 minutos a 8 horas.

No existe una información detallada sobre las serpientes que duermen bajo el agua. Pero no pueden dormir allí por mucho tiempo, ya que tienen que emerger para respirar aire.

Hecho interesante: Las serpientes marinas pueden morir de sed a pesar de vivir en el agua. El hecho es que necesitan agua dulce para beber y no es tan fácil conseguirla en el océano. Es por eso por lo que suelen salir a la tierra, para buscar agua.

Sueño unihemisférico

Los que tienen párpados también pueden dormir con los ojos abiertos. Algunos animales dejan un ojo abierto mientras duermen. Tal sueño se llama unihemisférico. Durante este, un hemisferio del cerebro está dormido y el otro está despierto. Esto permite que el cuerpo realice las tareas importantes y vigile su entorno.

Animales que practican el sueño unihemisférico:

  • Delfines
  • Belugas
  • Manatíes amazónicos
  • Leones marinos sudamericanos
  • Cocodrilos
  • Pingüinos
  • Mirlos
  • Halcones peregrinos
  • Ánades reales
  • Murciélagos frugívoros, etc.

Delfines y belugas

El sueño unihemisférico es común entre los mamíferos marinos. Así, por ejemplo, duermen los delfines mulares y las ballenas beluga.

El sueño unihemisférico permite, si es necesario, flotar hacia la superficie para respirar aire fresco, así como para monitorear la situación a su alrededor. Mientras un hemisferio de un delfín o ballena beluga duerme, el otro observa el entorno, se fija en depredadores o algunos obstáculos, y también señala cuándo es necesario emerger a la superficie para respirar aire. Se cree que para poder respirar, estos mamíferos deben estar despiertos. Mientras que en los seres humanos y en muchos animales, la respiración es un proceso inconsciente. En palabras simples, si los delfines mulares o las ballenas beluga se duermen profundamente, pueden ahogarse.

Por cierto, estos mamíferos pueden dormir tanto de forma horizontal como vertical.

Focas, leones marinos y manatíes

Algunas focas, leones marinos y manatíes también practican el sueño unihemisférico. Durante el sueño, se ven obligados a estar alerta. El caso es que estos mamíferos son presa sabrosa para muchos depredadores.

Las focas son comúnmente cazadas por leopardos marinos y orcas. Los leones marinos se convierten en presa de orcas y tiburones. Los manatíes, o vacas marinas, como se les llama a menudo, están amenazados no solo por los depredadores, sino también por los humanos. Estos animales suelen ser presa de las personas que viajan en lanchas rápidas.

Cocodrilos e iguanas

Los cocodrilos también duermen con los ojos abiertos. Los científicos aún no pueden establecer la razón de esto. Casi no tienen a quién temer, pero por alguna razón prefieren controlar la situación mientras duermen.

Las investigaciones muestran que los cocodrilos no siempre aplican el sueño unihemisférico. Usan esta técnica cuando existe una amenaza potencial cerca: una persona u otros cocodrilos.

Las iguanas y algunos lagartos también practican el sueño unihemisférico, según los científicos. Esta técnica les ayuda a mantenerse alerta en todo momento. Mientras un hemisferio del cerebro del lagarto descansa, el otro se asegura de que no se convierta en presa de nadie.

Pingüinos

Los pingüinos de Humboldt de América del Sur también se clasifican como practicantes del sueño unihemisférico. Se cree que se ven obligados a dormir de tal forma para poder cuidar a sus crías.

Estos pingüinos, incluso mientras duermen, intentan no dañar los huevos que eclosionarán. Y después de la eclosión de los polluelos, los padres se ven obligados a vigilarlos durante todo el día. Tanto los polluelos como los huevos de pingüino son la delicia favorita para los depredadores locales.

Por cierto, en general, los pingüinos duermen estando de pie.

Murciélagos

El murciélago frugívoro de Wahlberg también duerme de esta manera. Los científicos creen que esta es la primera vez que se observa este tipo de sueño en un mamífero no marino.

Aunque los murciélagos, como los cocodrilos, no duermen así todo el tiempo. Y no todos los murciélagos frugívoros practican el sueño unihemisférico. Observaciones han demostrado que solo el 21 % duerme así.

Investigadores especulan que estos mamíferos dejan un ojo abierto para protegerse de los depredadores. Mientras duermen, pueden ser atacados por monos y águilas coronadas africanas.

Aves

El hecho de que algunas aves practican el sueño unihemisférico se conoció a finales del siglo pasado. Esto les ayuda a protegerse de los depredadores.

Las aves también duermen así durante los vuelos. Las que están en el centro de la manada pueden descansar tranquilamente con los ojos completamente cerrados. Otras tienen que dejar uno abierto.

Los científicos creen que en aquellas situaciones en las que puede surgir un peligro, las aves duermen con un hemisferio y vigilan la posible amenaza percibida.

Entre las aves que practican el sueño unihemisférico se destacan los gansos y los ánades reales. Más del 50 % de la población de estos patos se convierte en presa de depredadores en los primeros años de vida.

Las aves de presa también deben estar atentas incluso cuando duermen. Por ejemplo, el halcón peregrino también duerme con un solo hemisferio para protegerse de los depredadores más grandes: el águila real y el búho cornudo.

El mirlo a menudo se convierte en presa de animales y aves más grandes. El sueño de un hemisferio le ayuda a evitar el destino poco envidiable de la víctima.

Quién más puede dormir con los ojos abiertos

  • Los conejos. Ellos también duermen con los ojos abiertos, pero no todos y no siempre. En la naturaleza, tal sueño les permite estar constantemente alerta y reaccionar a tiempo al acercamiento de los depredadores. Los conejos domésticos heredaron esta habilidad más bien por herencia. Para saber si tu conejo está durmiendo o simplemente descansando, debes mirarlo bien. Cuando duermen, su respiración se ralentiza, la nariz deja de temblar y las orejas se relajan.
  • Los perros. Algunos también pueden dormir con los ojos ligeramente abiertos. Pero este no es un sueño unihemisférico. De hecho, solo nos parece que los ojos de la mascota están abiertos. La película blanca que podemos ver no es el ojo en sí, sino la membrana parpadeante del perro, o el tercer párpado.
  • Los caballos. Estos animales pueden dormir de pie y acostados, con los ojos cerrados y abiertos. Los párpados entreabiertos indican que el animal está dormitando. Para un sueño profundo y completo, deben cerrar los ojos totalmente. Mientras duerme estando de pie, el caballo levanta o pone la punta de la pata trasera.
Compartir este artículo