Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Qué tipos de cuerpos celestes existen

El espacio está repleto de muchos misterios. Incluso los nombres de los cuerpos celestes, que pueden ser familiares para cualquiera, en ocasiones pueden sorprendernos, dado que no siempre entendemos las diferencias entre cada uno de ellos.

Ideas en 5 minutos te explicará las diferencias entre cometa, meteoro y meteorito.

Asteroide

Los asteroides son cuerpos rocosos que quedaron en el espacio después de la formación del sistema solar, la cual tuvo lugar hace unos 4,6 mil millones de años. Aunque estos también orbitan alrededor del sol, no poseen un tamaño suficiente para ser clasificados como planetas.
Pueden ser de forma redonda, dentada o irregular, alcanzar varios kilómetros de diámetro y pueden ser tan pequeños como una pequeña piedra.

Una gran cantidad de asteroides que orbitan alrededor de nuestro sol se encuentran en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter. Actualmente, la NASA ha registrado más de 1 millón de ellos.

Cometa

Los cometas son grandes cuerpos celestes formados por hielo y gas que giran alrededor del sol. Aparecieron en nuestro sistema hace unos 4,6 mil millones de años como restos de la formación del sistema solar.

En general, todos los cometas están fuera del sistema solar, pero a veces, la gravedad de un planeta o una estrella puede “sacarlos” de sus órbitas habituales. En tales casos, cambian su trayectoria habitual y se dirigen hacia el sol. Ellos giran alrededor de él, tomando una ruta en forma de elipsoide y regresando a su órbita habitual.

Los núcleos de los cometas constan de acumulaciones sueltas de hielo, polvo y pequeñas partículas rocosas. Pueden tener un diámetro de varios cientos de metros a decenas de kilómetros. Cuando un cometa está en su órbita habitual, el núcleo es prácticamente todo lo que tiene. No obstante, tan pronto como comienza a moverse hacia el sol, su núcleo se calienta poco a poco y el hielo se convierte en gas. El gas y el polvo forman una nube brillante alrededor del núcleo, llamada cola o cabellera.

Durante el movimiento del cometa, el núcleo sigue liberando gas y polvo y, bajo la luz del sol, se convierte en una cola brillante que puede alargarse por millones de kilómetros.

Meteoroide, meteoro y meteorito

Los asteroides no siempre están aislados unos de otros. En algunos casos, pueden chocar y romperse en pedazos. Las partículas formadas durante un choque de este tipo se llaman meteoroides. Además, estos últimos pueden formarse a partir de cometas.

En caso de que un meteoroide se acerque bastante a la Tierra y entre en su atmósfera, se calentará con moléculas de aire en las capas superiores de la atmósfera, se evaporará y se convertirá en un meteoro, un rayo de luz en el cielo. Por lo general, solemos llamarlos “estrellas fugaces”.

A veces, los meteoroides no se evaporan por completo en la atmósfera terrestre, sino que continúan su viaje y caen en la superficie de nuestro planeta. Tales cuerpos celestes se llaman meteoritos. De hecho, los meteoritos son partículas de asteroides que realizaron una ruta a través de la atmósfera terrestre y alcanzaron la superficie de la Tierra.

Ideas En 5 Minutos/Ciencia/Qué tipos de cuerpos celestes existen
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos