Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

4 Mitos sobre bajar de peso en los que aún seguimos creyendo

Existen muchas formas para bajar de peso. Sin embargo, no todas ellas son seguras y efectivas. Datos científicos dicen que incluso puedes perder kilos mientras duermes. Pero lamentablemente no vale la pena esperar un resultado inmediato. Y, por desgracia, bajar de peso de esta forma es algo inalcanzable, por mucho que los fabricantes de productos mágicos lo prometan.

Nosotros, en Ideas en 5 minutos, queremos disipar algunos mitos para perder peso y ayudarte a encontrar un método funcional para ti.

Mito 1: los largos y complicados entrenamientos son la única manera eficaz de bajar de peso

En realidad: a pesar de que el ejercicio puede ayudarte a acelerar la pérdida de peso, en primer lugar, todo esto ocurre debido a una alimentación balanceada. El ejercicio representa una parte muy pequeña del gasto energético total. Además, es difícil crear un déficit calórico solo con hacer ejercicio. Los especialistas recomiendan dedicar al menos 150 minutos de actividad física moderada a la semana. Esto puede ser una caminata rápida o andar en bicicleta. Pero para adelgazar deben quemarse más calorías de las que se consumen.

Cómo aplicarlo: realiza un programa semanal de ejercicios. Debido a que ejercitarse tiene muchos otros beneficios para la salud, continúa acudiendo al gimnasio. Sin embargo, no esperes adelgazar únicamente a costa de esto.

Mito 2: rechazar los carbohidratos, gluten, grasas y tus alimentos favoritos, pasar hambre y las dietas rápidas te ayudarán a adelgazar

En realidad:

  • Excluir por completo los carbohidratos puede ser una causa de subir de peso, ya que crea una deficiencia de fibra que contribuye a la pérdida de kilos. El experto Andrea Dunn dice lo siguiente: “Los alimentos ricos en carbohidratos tales como las verduras (incluyendo frijoles y los chícharos), las frutas y los productos cereales integrales son la base de una dieta saludable. Hay que tener en cuenta que la fibra es un carbohidrato. Si rechazas el consumo de carbohidratos, entonces la ingesta de fibra disminuirá de forma drástica”.
  • El gluten es una proteína vegetal especial que se encuentra en todas las variedades de cebada, centeno y trigo. La nutricionista Isabel Smith dice lo siguiente: “En lugar de eliminar el gluten de tu dieta, trata de no comer alimentos procesados. Por ejemplo, cereales azucarados y galletas. Una dieta rica en vegetales y sin alimentos procesados ​​puede ayudarte a perder peso de manera más eficaz que simplemente rechazar el gluten”. Los productos que no contienen gluten tienen menos fibra, por lo que tras su consumo puedes comenzar a sentir hambre. Por consiguiente, puedes comer en exceso.
  • Rechazar las grasas puede provocar un aumento de peso. Los alimentos que contienen grasas saludables no te hacen ganar kilos.
  • No tienes que rechazar por completo tus platillos favoritos ricos en calorías. A veces puedes mimarte. Solo no olvides realizar un seguimiento de las calorías consumidas.
  • El hambre y las dietas rápidas no conducirán a una pérdida de peso estable y a largo plazo. Tales restricciones son demasiado difíciles de cumplir. Además, es fácil crear un déficit de elementos nutritivos.

Cómo aplicarlo: si no tienes contraindicaciones médicas, no rechaces los carbohidratos, el gluten y las grasas. Lo principal es su consumo moderado y el conteo de las calorías.

Mito 3: la mejor opción es tomar refrescos que no contengan azúcar

En realidad: las bebidas dulces sin azúcar no son mejores que las normales, aunque son más bajas en calorías y azúcar. Según un estudio publicado en Canadian Medical Association Journal, los edulcorantes artificiales pueden estar ligados con el riesgo de obesidad, presión arterial alta, diabetes y enfermedades cardíacas.

Cómo aplicarlo: intenta evitar el consumo de refrescos con edulcorantes.

Mito 4: el vegetarianismo te ayudará a adelgazar

En realidad: una alimentación vegetariana equilibrada puede reducir la probabilidad de obesidad, presión arterial y riesgo de enfermedades cardiovasculares. Pero al mantener tal dieta, puedes bajar de peso en condición de que reduzcas la cantidad general de calorías consumidas. Algunos alimentos vegetarianos con alto contenido de azúcar y grasas pueden provocar un aumento de peso. El consumo de pequeñas cantidades de carne magra también puede ser parte de un plan saludable para bajar o mantener peso.

Cómo aplicarlo: si eliges comer comida vegetariana y no tienes contraindicaciones para ello, entonces controla el contenido calórico de tus platillos para obtener suficientes nutrientes.

Ideas En 5 Minutos/Consejos/4 Mitos sobre bajar de peso en los que aún seguimos creyendo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos