6 Ideas para darle sabor a la comida sin usar sal

Es posible que no nos percatemos de la cantidad de sal que ingerimos en nuestra alimentación. Sin embargo, es muy importante procurar consumir una dieta baja en sodio para cuidar nuestro corazón y nuestra presión arterial. Ideas en 5 minutos te ofrece ideas para condimentar tus comidas y darles sabor sin añadirles sal.

1. Prepara un sofrito

  • El sofrito es una manera saludable de condimentar nuestras comidas y realzar su sabor. Se compone de tres ingredientes principales: aceite de oliva, ajo y cebolla.

  • Utilízalo como base antes de freír carnes, al cocinar guisos, sopas y arroz o al preparar salsas para pastas.

  • En una sartén con un poquito de aceite de oliva o de coco, fríe el ajo y la cebolla.

  • También puedes incorporar: cilantro fresco, zanahoria, pimientos morrones y tomate, así como unos trocitos de jamón bajo en sodio para obtener más textura.

2. Carameliza las cebollas

  • Las cebollas son ricas en antioxidantes, y ayudan a reducir el colesterol y la presión arterial. Puedes caramelizarlas para sazonar o acompañar tus platillos.

  • Corta la cebolla en delgadas tiras. En una sartén, coloca una cucharada de mantequilla sin sal o un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté bien caliente, suéltalas y permite que eliminen sus propios líquidos.

  • Cocínalas a fuego medio-alto al menos durante 1 hora, dependiendo de la cantidad que hayas colocado en la sartén.

  • Las cebollas caramelizadas tomarán un color dorado. No es necesario que añadas azúcar ni miel de abeja.

  • Puedes mezclarlas con crema agria, queso crema y pimienta negra al gusto. Obtendrás una salsa ideal para untar sobre pan o galletas.

  • También puedes agregarlas la próxima vez que prepares hamburguesas, puré de papas o carnes a la parrilla.

3. Añade vinagreta a tus carnes y vegetales

  • El vinagre blanco y el aceto balsámico aliñan diversos alimentos como carnes, pescados, mariscos, verduras cocidas y vegetales.

  • Puedes mezclar vinagre blanco o aceto balsámico con aceite de oliva y un poquito de pimienta molida. Échalo a tus ensaladas frescas con unas gotitas de limón.

4. Marina las carnes

  • El marinado es una técnica culinaria. Consiste en remojar las carnes u otros alimentos con un líquido sazonador durante un tiempo determinado. Esto logra ablandar y aromatizar los productos antes de ser cocinados.

  • Para potenciar el sabor de tus carnes sin necesidad de añadir sal, déjalas marinando al menos durante 1 hora.

  • Mezcla aceite de oliva, aceto balsámico, un chorrito de limón y un par de ajos pelados.

  • Otra alternativa para marinar tus carnes: puedes mezclar yogur griego con varias especias, como páprika, tomillo, ajo, pimienta, perejil, y añadir unas gotas de limón.

  • Combina bien los ingredientes y unta la salsa sobre la carne.

  • Permite que se concentren los condimentos al menos durante 2 horas antes de llevar al horno o a la parrilla.

5. Cocina con hierbas frescas

  • Cocina con hierbas frescas como romero, tomillo, orégano, perejil y salvia. Les aportarán un aroma y un sabor delicioso a tus alimentos.

  • Puedes sazonar caldos y sopas añadiendo una cucharadita de orégano o un par de hojas de laurel.

  • Cuando prepares papas horneadas, vierte un poco de aceite de oliva sobre ellas y una cucharadita de romero o tomillo fresco picado.

  • En lugar de utilizar sal, agrega pimienta negra molida.

6. Reemplaza el pan y las tortillas por vegetales

  • El contenido de sodio puede ser alto en los productos procesados como panes, galletas, snacks y tortillas.

  • Para convertir un burrito en un platillo más saludable, en lugar de usar tortillas de harina de trigo, envuélvelos en una o varias hojas de lechuga. Cocina la carne o el pollo con un refrito.

  • De igual manera, podrías reemplazar los panes de tu hamburguesa usando un tomate grande partido por la mitad.

  • De esta manera, has preparado platillos sin sal, dándoles sabor con otros ingredientes y condimentos.

Recomendaciones

  • Consulta con un médico especialista antes de hacer cambios en tu dieta alimentaria.

  • Al momento de comprar tus productos, verifica que la etiqueta indique “bajo en sodio”, “bajo contenido de sal” o “sin sal”.

  • Evita consumir sal de cebolla o sal de ajo. Es recomendable utilizar cebolla en polvo y ajo frescos.

  • No añadas sal al cocinar arroz, pasta o cereales calientes. Emplea sofritos para sazonarlos.

  • Cuando emplees frijoles y vegetales enlatados, enjuágalos con abundante agua para ayudar a eliminar el sodio añadido.

  • Cuando tengas ganas de un bocadillo, reemplaza las papas fritas por palitos de zanahoria o apio.

Imagen de portada 5-Minute Crafts / Youtube
Compartir este artículo