Alimentos que a menudo se guardan erróneamente en el refrigerador

El refrigerador es un gran invento que ha salvado a la humanidad de muchos problemas y dificultades. Sin embargo, a veces ponemos demasiadas esperanzas en este milagro de la tecnología. El caso es que algunos productos se pueden almacenar tanto en frío como a temperatura ambiente, mientras que para otros la temperatura que hay dentro del refrigerador está directamente contraindicada.

Ideas en 5 minutos te propone averiguar qué alimentos no deben almacenarse a bajas temperaturas. Y al final del artículo, encontrarás un bono con una lista más completa de dichos productos.

Plátanos

  • En el refrigerador los plátanos se volverán negros rápidamente y, lo más importante, su estructura cambiará.
  • Hay que almacenar estas frutas (como se les llama comúnmente, aunque desde el punto de vista botánico son bayas) a temperatura ambiente.
  • Si los plátanos están verdes, lo mejor es guardarlos en un bol o colgarlos para evitar marcas marrones y abolladuras.
  • Los plátanos se suelen transportar a 13 °C con cierta humedad y ventilación. Tales condiciones son necesarias para que los plátanos que todavía están verdes no maduren demasiado rápido.
  • Para que los plátanos maduren más rápido en casa, colócalos junto a manzanas, papas o aguacates.
  • Para que maduren, por el contrario, más lentamente, envuelve el tallo con un papel film o papel de aluminio. Esto ralentizará el proceso de maduración.

Albahaca

  • Es casi seguro que las hojas de albahaca se volverán negras rápidamente en el refrigerador.
  • La albahaca es una hierba muy caprichosa.
  • Para mantenerla fresca, hay que poner un manojo de albahaca en un frasco o un vaso con agua, cubrirlo con una bolsa de plástico y luego cambiar el agua periódicamente.
  • Si no usas una bolsa, la albahaca se marchitará en unas horas.

Hierbas

  • El eneldo, el perejil, el cilantro y la menta no deben refrigerarse. En condiciones frescas y húmedas, estas hierbas se marchitan rápidamente e incluso pueden comenzar a pudrirse.
  • Es mejor poner los manojos en recipientes con agua fría y, al igual que con un ramo de flores, controlar el nivel y la frescura del agua.
  • Las hierbas como el romero, el tomillo y el orégano sí se conservan mejor envueltas en una servilleta de papel y guardadas en el refrigerador.

Bayas

  • En principio, las bayas se pueden poner en el refrigerador, pero si quieres disfrutar al máximo de su sabor, es mejor no refrigerarlas, sino comerlas el mismo día o al día siguiente de la compra.
  • Para conservar mejor las bayas y evitar que se enmohezcan, es mejor lavarlas inmediatamente antes de comerlas.

Mango

  • El mango, el kiwi, la piña y otras frutas exóticas no toleran muy bien el frío.
  • A temperatura ambiente, los mangos y los kiwis pueden madurar durante varios días, pero ten cuidado de que no maduren demasiado.
  • Las frutas maduras deben consumirse en 2 a 3 días como máximo, y si no tienes tiempo para hacerlo, pélalas, córtalas en cubos y congélalas.

Manzanas y peras

  • No pasará nada terrible si pones las manzanas o las peras en el refrigerador, pero no es necesario en absoluto.
  • Si almacenas estas frutas en frío, dejarán de crujir apetitosamente.

Duraznos

  • Se recomienda mantener los duraznos que aún están verdes fuera del refrigerador para que maduren.
  • Si tienes prisa y quieres que los duraznos maduren más rápido, colócalos en una bolsa de papel junto con un plátano.
  • No laves estas frutas con anticipación. Hazlo justo antes de consumirlas.

Cítricos

  • Las naranjas, mandarinas, limones, limas, pomelos y otras frutas cítricas se sienten muy bien a temperatura ambiente.
  • Asegúrate de que no se cubran de moho, porque una fruta puede infectar a otras.
  • Las frutas cítricas se pueden conservar en el refrigerador durante aproximadamente una semana más que a temperatura ambiente.

Aguacate

  • Es mejor no guardar los aguacates en el refrigerador, porque se vuelven menos sabrosos por el frío.
  • Asegúrate de que los aguacates no estén demasiado maduros. Es mejor comerlos tan pronto como alcancen la condición deseada.

Cebollas y papas

  • Se recomienda guardar las papas y las batatas en un lugar fresco y oscuro. Pero hace demasiado frío en el refrigerador para las patatas, la baja temperatura es perjudicial para la fécula que contienen. Por lo tanto, este vegetal puede perder sus cualidades útiles.
  • El ajo se deteriora más rápido en el refrigerador debido al aumento de la humedad.
  • También es mejor guardar las cebollas sin pelar fuera del refrigerador: contienen almidón y, debido a un enfriamiento fuerte, pueden humedecerse y deteriorarse.

Tomates

  • Los tomates no se pueden refrigerar.
  • Al hacerlo, pierden su textura, se vuelven blandos e insípidos.
  • Los tomates se mantienen bien a temperatura ambiente durante varios días.

Encurtidos

  • Los pepinos, tomates, calabazas, berenjenas y otras verduras en escabeche se pueden almacenar perfectamente fuera del refrigerador.
  • Esto es posible gracias a la salmuera, que contiene un conservante natural: la sal.

Mantequilla: ¿se puede, es necesario, o mejor no?

  • Es habitual almacenar la mantequilla en el refrigerador, pero, en realidad, este producto lácteo en particular no se deteriorará si se deja a temperatura ambiente.
  • Debido a su alto contenido de grasa (un producto de calidad tiene más del 80 %) y un contenido de agua bastante bajo, la mantequilla se conserva mucho mejor que la leche, la nata y los productos lácteos fermentados como yogures, kéfir, etc.
  • Si planeas almacenar la mantequilla durante mucho tiempo, es mejor ponerla en el refrigerador. Pero si te gusta la mantequilla blanda, puedes dejarla tranquilamente durante 1 o 2 días a temperatura ambiente, conservada en un recipiente cubierto o debajo de papel film.
  • Si la mantequilla se almacena durante un período más prolongado a temperatura ambiente, puede volverse rancia y cambiar el sabor y el aroma. Entonces deberá desecharse.
  • La mantequilla salada se mantendrá fuera del refrigerador por más tiempo que la mantequilla normal, gracias a la sal, que ralentiza el crecimiento de las bacterias.

Chocolate

  • El chocolate no se puede guardar en el refrigerador, porque a causa del frío, se cubre con una capa blanquecina y pierde su sabor.
  • La manteca de cacao absorbe los olores extraños, por lo que el chocolate también puede comenzar a oler desagradablemente.

Refrescos

  • No es necesario guardar ningún refresco dulce en el refrigerador para almacenarlo.
  • Si te gusta beber refrescos fríos, simplemente refrigera la botella antes de beberla.
  • Gracias a su gran cantidad de azúcar, las bebidas carbonatadas se pueden almacenar en el armario de la cocina durante toda su vida útil.

Pan

  • No se recomienda almacenar pan en el refrigerador.
  • Mucha gente guarda el pan en el refrigerador para evitar que se ponga rancio.
  • En realidad, en el frío pierde humedad aún más rápido.
  • Pero si envuelves el pan en papel film, se endurecerá mucho más lentamente, incluso en el refrigerador.
  • El mejor lugar para guardar el pan es en el mueble de la cocina o en la panera. Pero incluso en estos lugares, el pan conservará su frescura por más tiempo si se empaqueta en papel film, pero hay que hacerle algunos orificios para garantizar el acceso de aire.

Miel

  • Si la miel se almacena en el refrigerador, se cubrirá de azúcar rápidamente.
  • Guarda la miel a temperatura ambiente lejos de la luz solar directa.

Crema de nueces

  • La pasta de nueces debe ser suave y fácil de untar sobre el pan.
  • Si la pones en el refrigerador, se endurecerá.
  • Además, el sabor a chocolate de la pasta no será tan intenso si se deja en el frío.

Jarabe de arce

  • No se recomienda poner jarabes en el refrigerador, porque a bajas temperaturas el azúcar que contienen comenzará a cristalizarse.

Salsas industriales

  • El kétchup embotellado comenzó a venderse mucho antes de que se generalizara el uso de los refrigeradores.
  • Contiene vinagre, azúcar y sal, por lo que se puede conservar a temperatura ambiente y no se deteriora.
  • Muchas otras salsas elaboradas comercialmente, incluida la salsa de soja, también contienen estos ingredientes, por lo que se mantienen frescas a temperatura ambiente.
  • Solo se recomienda poner el kétchup en el refrigerador si lo usas habitualmente durante un mes o más.
  • Las salsas picantes se pueden mantener fuera del refrigerador hasta por 3 años.

Salami

  • El salami es un embutido curado en seco. Por sorprendente que parezca, es mucho mejor para él si no lo guardas en el refrigerador.
  • La etiqueta de un salami real indica una temperatura de almacenamiento de entre 0 y 15 °C. Pero si lo almacenas a una temperatura de entre 10 y 15 °C, también madurará.

Bono: Una lista de productos que se pueden almacenar fuera del refrigerador

  • Plátanos
  • Albahaca
  • Eneldo
  • Perejil
  • Cilantro
  • Bayas
  • Mango
  • Manzanas
  • Peras
  • Duraznos
  • Cítricos
  • Aguacate
  • Cebolla
  • Ajo
  • Papas
  • Batata
  • Tomates
  • Encurtidos
  • Mantequilla
  • Chocolate
  • Refrescos
  • Pan
  • Miel
  • Crema de nueces
  • Jarabe de alce
  • Salsas industriales
  • Salami
  • Nueces
  • Calabaza
  • Aceite de oliva
  • Café
  • Sandía
  • Berenjena
  • Magdalenas
  • Frutas secas
  • Especias secas
  • Mermeladas
  • Salsa de soja
  • Pimientos
Compartir este artículo