Cómo abrir un frasco muy apretado

Esto nos ha pasado a todos. El simple hecho de abrir un frasco puede ser una verdadera pesadilla, ya que en ocasiones puede estar realmente apretado. Ideas en 5 minutos tiene 7 soluciones fáciles para este problema, por lo que nunca más tendrás que pedirle a alguien que abra un frasco por ti.

1. Envuelve la tapa con una toalla de cocina

Envuelve la tapa del frasco con una toalla de cocina para crear fricción adicional al abrir el frasco.

2. Utiliza guantes de goma

Ponte unos guantes de goma o de látex y comienza a girar la tapa. Este tipo de guantes tienen muy buen agarre al realizar esta acción.

3. Pon la tapa debajo del agua caliente

Deja correr agua caliente sobre la tapa directamente del grifo del fregadero. Gira el frasco para que todos los lados de la tapa se mojen. El agua caliente hará que el metal se expanda, lo que hace que sea más fácil desenroscar la tapa.

4. Utiliza un secador de pelo

Usa un secador de pelo para aplicar calor directamente a la tapa del frasco y que así sea más fácil de abrir.

Nota: No hagas esto si el frasco tiene una tapa de plástico, ya que puede derretirse.

5. Hazle una abolladura a la tapa

Con una cuchara, comienza a girar el frasco y a abollar la tapa a medida que avanzas. Puede que tardes un poco, pero es eficaz.

6. Golpea la tapa

Este es un buen método para frascos que se han abierto antes. Golpea la tapa en la parte superior y alrededor de los bordes con un objeto pesado, como un cuchillo o un rodillo de madera. Esto aflojará el frasco.

7. Haz palanca para abrir

Usa un cuchillo y haz palanca debajo de la tapa para abrir el frasco.

Compartir este artículo