Cómo aprender a dormir bocarriba

Dormir bocarriba proporciona muchos beneficios: mantiene la columna vertebral correctamente alineada, previene los dolores de cabeza e incluso reduce las arrugas del sueño en la cara. Ideas en 5 minutos está a punto de darte algunos consejos que podrían ayudarte a entrenar tu cuerpo para dormir en esta posición.

Evita dormir bocarriba si estás embarazada, si sufres de apnea del sueño o si tienes tendencia a roncar.

1. Elige un colchón adecuado

⛔ No duermas en un colchón demasiado suave. De lo contrario, las caderas y la zona lumbar podrían hundirse en la cama, lo que te hará sentir incómodo.

✅ En su lugar, elige siempre un colchón firme que apoye la curva natural de tu columna vertebral y te haga sentir cómodo.

2. Consigue una almohada adecuada

⛔ Tu almohada no debe estar demasiado baja ni muy alta. De lo contrario, ejercerá una tensión innecesaria en tu cuello.

✅ Tu almohada debe apoyar tu cabeza, la curva natural de tu cuello y tus hombros. Debe ser lo suficientemente gruesa para mantener tu cráneo al mismo nivel que tu cuerpo.

✅ Para obtener el mejor apoyo, intenta usar 2: coloca una pequeña y redonda debajo de tu cuello y una almohada más plana debajo de la cabeza.

✅ En lugar de una almohada para el cuello, también puedes usar una toalla enrollada.

3. Soporte para las rodillas

✅ Coloca una almohada debajo de las rodillas para apoyar la curva natural de la espalda baja y, de esta forma, reducir la presión y el estrés en la columna.

✅ En lugar de una almohada, también puedes usar una toalla enrollada.

4. Extiende tus brazos y piernas

⛔ No intentes mantener los músculos rígidos y los brazos o piernas estirados durante toda la noche.

✅ Por el contrario, relaja los brazos y las piernas extendiéndolos hacia los lados en posición de estrella de mar. Esto te ayudará a distribuir tu peso de manera uniforme y liberará la presión de tus articulaciones.

✅ También puedes levantar los brazos por encima de la cabeza en posición de poste de portería.

5. Construye un soporte de almohadas

Agrega un par de almohadas a ambos lados de tu cuerpo, además de las que debes colocar debajo de la cabeza y de las rodillas, para que puedas apoyar los brazos sobre ellas. Esto evitará que ruedes hacia un lado.

6. Utiliza una manta con peso

✅ Reemplaza tu manta ordinaria por una con peso. Esta hará que dar vueltas y vueltas sea más difícil y evitará que gires de costado o bocabajo.

Compartir este artículo