Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo decirle a alguien que te gusta

Uno de los temores más grandes de las personas es el miedo al rechazo, y a esto te expones cuando quieres decirle a alguien que te gusta. Entonces empiezan a surgir preguntas del tipo “¿Cómo se lo digo?” o “¿Cuál es el mejor momento?”. Tenemos que ser lo más honestos posible y procurar que la otra persona no se sienta incómoda.

En Ideas en 5 minutos te daremos algunos consejos para ayudarte a confesar tus sentimientos y expresar tu atracción hacia alguien.

1. Usa el lenguaje corporal

La comunicación no verbal es un aspecto importante a la hora de demostrar la atracción física. De hecho, hay algunas claves y señales del lenguaje corporal que pueden hacerte más atractivo.

  • Las emociones positivas son fundamentales. Mostrarlas, principalmente a través de expresiones faciales, te hará parecer más agradable y atractivo. Sonreír también es importante. Pero todo en su justa medida; si sonríes todo el tiempo, puede interpretarse como un gesto falso y vacío.

  • La orientación corporal y la apertura facilitan el acercamiento. Si mantienes una postura corporal cerrada, como estar de brazos cruzados o con los hombros encogidos hacia adelante, podrías dar a entender a la otra persona que no te interesa o que hay cierta distancia entre ustedes. Una postura abierta, con los brazos a los lados o con las manos a la vista, transmite confianza.

  • El tacto es una señal de atracción. Aumenta el contacto físico. Con esto nos referimos a uno sutil y obligatoriamente consensuado. Dentro de un contexto apropiado, un roce de manos puede ser seductor. Cuando estén hablando, puedes tocar ligeramente su brazo. Si se aleja o lo rechaza, es una señal de que la atracción no es recíproca.

2. Mira directo a los ojos

A veces, una mirada vale más que mil palabras. Mirar a alguien directo a los ojos siempre causa una reacción. Esta, por supuesto, dependerá de las circunstancias.

  • Intenta expresar tus sentimientos con la mirada cuando hables con esa persona. De hecho, es a través de los ojos que se puede distinguir una sonrisa verdadera de una forzada. Una mueca de felicidad hará que los ojos se entrecierren y se formen unas pequeñas arrugas en sus extremos.

  • No sostengas la mirada si no te está mirando o si no conoces tanto a esa persona. El sentirnos observados durante un largo rato puede tener el efecto contrario al buscado y parecer amenazante.

  • Observa las pupilas. Lo interesante es observar las pupilas del otro. Pueden ser un indicador de que el sentimiento es recíproco. Cuando algo o alguien despierta nuestro interés, estas se dilatan por un momento.

3. Escoge el momento y el lugar adecuados

A la hora de hablar sobre tus sentimientos, es importante que tengas confianza en ti mismo, por lo que tu entorno debe brindarte seguridad.

  • Elige un lugar en el que te sientas a gusto para hablar con naturalidad. Puede ser, por ejemplo, una cafetería a la que suelen ir juntos. Lo mejor es que sea un territorio neutral, es decir, que no sea ni en tu casa ni en la de la otra persona, para evitar momentos incómodos.

  • Evalúa si es un buen momento. Puede que tengas muchas ganas de decirle a esa persona cuánto te gusta. Pero asegúrate antes de que la otra parte esté receptiva. Si está teniendo un mal día o si acaba de terminar una relación, lo mejor será que esperes a que se recupere emocionalmente.

  • Asegúrate de que estarán solos. Busca un lugar en el que puedan hablar en privado. Evita los sitios muy públicos en los que haya mucha gente y, sobre todo, en los que otros puedan oírlos.

4. Ponlo en palabras

Cuando vayas a decirle a alguien que te gusta, procura expresarte de la manera más clara posible y no crear un momento incómodo para la otra persona, ya que tendrá que darte una respuesta al respecto.

  • No te preocupes por los nervios. Es completamente normal ponerse nervioso en estas situaciones. Intenta no mostrar incomodidad o malestar frente a esto. Tampoco pasa nada si la persona a la que estás declarándote nota tus nervios. Lo importante es que esto no entorpezca la comunicación. Ten en cuenta que probablemente la otra parte también esté nerviosa.

  • Dilo de manera directa y evita las frases hechas. Puedes crear un pequeño guion para tener las ideas ordenadas, pero lo mejor es que se lo digas directamente y que seas breve. Una charla larga puede generar incomodidad en ambas partes y no permitirá que la situación fluya. También evita los clichés, ya que harán que suene a algo preparado e impersonal, cuando lo que quieres es que esa persona se sienta única.

  • Haz que se sienta atractiva. Es obvio que esa persona es especial para ti, por lo que será bueno hacérselo saber. Puedes decirle qué fue lo que te atrajo cuando se conocieron, por qué disfrutas de su compañía o cómo te sientes cuando están juntos.

  • Acorta las distancias. Lo que estás diciendo debe corresponderse con tu lenguaje corporal. Recuerda que estás teniendo un momento íntimo. Intenta acercarte un poco más a esa persona para mostrar tu atracción. Pero siempre ten en cuenta su reacción: si al acercarte se aleja, entonces no vas por buen camino.

5. Cómo expresar tus sentimientos

Poner tus sentimientos en palabras no es fácil, y por eso es importante saber cómo expresar tu afecto hacia esa persona.

  • Ten en cuenta a la persona que tienes enfrente. No puedes expresar tus sentimientos siempre del mismo modo, como si fuese un guion que puedes repetir. No es lo mismo decirle a tu abuelo que lo quieres mucho que confesarle a una persona que te gusta. Lo que vas a decir será algo muy íntimo. Por eso, ponte en el lugar del otro y, si lo conoces bien, piensa en cómo le gustaría escuchar una declaración de amor.

  • Lucha contra las barreras culturales. Tristemente, la sociedad nos ha enseñado que muchas veces expresar nuestros sentimientos es una muestra de debilidad. Sin embargo, recuerda que la capacidad de conectar con el otro es lo que nos mantiene unidos.

  • Sé asertivo. Expresar tus sentimientos requiere de valentía. Comunícalos partiendo de la autoconfianza y dales el valor que realmente tienen. Ser asertivo es ser sencillo y directo. No es necesario que digas “Me gustas porque...”, ya que no tienes que dar explicaciones sobre tus sentimientos. Tampoco te disculpes con un “Perdón, pero creo que me gustas”. Debes hablar con seguridad. Los nervios son completamente normales, pero intenta no perder la calma y, sobre todo, no ponerte a la defensiva.

6. Cómo lidiar con el rechazo

Lamentablemente, no todas las declaraciones tienen un final feliz, y puede que tu amor no sea correspondido. Si esto sucede:

  • No dejes que perjudique tu autoestima. A la primera persona que debes amar es a ti. Si te valoras y sientes plenamente el mensaje que proyectas hacia afuera, también cambiarás y te verás más atractivo para el resto.

  • Habla de ello. Platica con un amigo sobre tus sentimientos y por lo que estás pasando. Exteriorizarlo y poner en palabras lo que llevas adentro te aliviará.

  • Considera volver a tener citas. Una vez que te sientas preparado, y siempre que así lo desees, vuelve a tener citas con el objetivo de encontrar a alguien que corresponda tus sentimientos.

  • Busca nuevas actividades y formas de socializar. Amplía tu círculo y conoce a otras personas. Al realizar nuevas actividades, el cerebro crea otras conexiones neuronales que hacen que las del pasado queden atrás.

  • Comprométete contigo. Cree firmemente que mereces ser feliz y tener a tu lado a alguien que te quiera. Prepárate para dar y recibir amor nuevamente.

Ideas En 5 Minutos/Consejos/Cómo decirle a alguien que te gusta
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos