Cómo eliminar el óxido de diferentes superficies

Las manchas de óxido pueden parecer difíciles de eliminar, especialmente cuando se trata de ropa. Pero es posible combatir tales manchas utilizando productos disponibles en cualquier cocina, por ejemplo, con ayuda de jugo de limón, papas o tomates con sal.

Ideas en 5 minutos te explicará cómo deshacerte fácilmente de la oxidación en diferentes superficies.

Cómo eliminar el óxido del metal

  • Toma la mitad de una papa fresca. Coloca detergente para lavar trastes en el cuchillo, échale un poco de sal o bicarbonato. Después, utiliza la papa para limpiar la superficie metálica hasta que la oxidación desaparezca. Posteriormente, enjuaga con agua y sécalo.

  • Los pequeños objetos metálicos se pueden dejar durante una noche en un recipiente lleno de vinagre. Después, lávalos con una esponja o cepillo metálico para deshacerte de los restos de óxido. En caso de ser necesario, repite el procedimiento dejando los objetos en vinagre durante más tiempo. Después de que el óxido desaparezca, limpia los objetos con detergente, enjuaga con agua y ponlos a secar.

  • Para deshacerte de las pequeñas manchas de óxido, se puede utilizar bicarbonato. Mézclalo con agua para obtener una pasta espesa y viértelo por la superficie metálica de tal forma que cubra por completo la mancha. Déjalo así durante una hora y después limpia con una esponja metálica o cepillo, enjuaga enseguida y ponlo a secar.

  • Si la mancha es pequeña, entonces vierte bastante sal y después, sin quitarla, exprime jugo de limón. Déjalo reposar durante un par de horas y después limpia bien la superficie con ayuda de una esponja metálica o cepillo. Posteriormente, enjuaga con agua para limpiar la superficie y déjalo secar.

Cómo eliminar las manchas de óxido de la ropa

  • Utiliza jugo de limón y sal si necesitas deshacerte de manchas en cosas de color blanco o prendas elaboradas con tejidos duros, por ejemplo, el lino. Primero, vierte en la mancha sal y después moja muy bien con jugo de limón. Si la mancha es pequeña, entones será conveniente utilizar un disco de algodón o un cepillo de dientes remojado en jugo de limón. Deja reposar durante 10 minutos, después seca la mancha con una toalla blanca. Coloca la prenda a secar en el sol y cúbrela con una sábana. Déjalo así durante unas cuantas horas hasta que la mancha desaparezca. Si se trata de prendas de color, entonces cada hora comprueba si el jugo de limón está eliminando el tinte de la prenda. Al final, es necesario enjuagar la prenda manchada en agua fría y lavarla como de costumbre en la lavadora. Es mejor acudir a una tintorería para eliminar las manchas en tejidos y materiales delicados, por ejemplo, lana, seda, rayón, piel o gamuza.

  • El vinagre también ayuda a eliminar las manchas de óxido en las prendas. Si se aplica a tiempo, incluso puede ayudar a deshacerse de las manchas más complicadas. Primero coloca una toalla bajo la prenda y después vierte el vinagre sobre la mancha. Con ayuda de una esponja limpia o tela para secar la mancha y absorber el pigmento. Posteriormente, deja que la prenda se seque al sol: la mancha continuará desapareciendo. Después de esto, limpia la prenda como de costumbre siguiendo las recomendaciones del fabricante y ponla a secar. Si quedan rastros de óxido, entonces repite el proceso.

  • El ruibarbo también se puede utilizar como detergente para eliminar las manchas de óxido de la ropa, especialmente cuando son demasiadas y no se tiene la posibilidad de limpiar cada mancha por separado. Toma una olla en la cual quepa fácilmente la prenda sucia. Llénala a la mitad con agua, coloca unos cuantos tallos de ruibarbo y ponla a hervir. Déjala cocer durante unos 20 minutos, después saca el ruibarbo y colócalo en la olla con las prendas manchadas. En cuanto la suciedad desaparezca, saca la prenda y lávala como de costumbre.

Como limpiar la bañera, el lavabo y el inodoro de óxido

  • Para eliminar de forma efectiva las manchas de óxido, especialmente de superficies de porcelana, remoja una piedra pómez y el lugar de la mancha. Después limpia cuidadosamente con la piedra pómez para eliminar la mancha de óxido.

  • Un método más tradicional es mezclar jugo de limón con sal hasta conseguir una pasta espesa. Aplícalo sobre la mancha de óxido y déjalo reposar de 15 a 20 minutos, después límpialo utilizando una esponja con un abrasivo y deja reposar durante una hora. Después enjuaga con agua. Si la mancha no se eliminó por completo, repite el proceso.

  • Como forma alternativa, se puede utilizar una pasta elaborada con bicarbonato y vinagre mezclada en una proporción 3:1. Aplica la mezcla obtenida sobre la superficie oxidada, frotando con una esponja abrasiva, luego déjala por una hora. Después, enjuaga con agua. Si no has logrado eliminar la mancha por completo, repite el proceso.

Cómo deshacerse de las manchas de óxido en los azulejos

  • Coloca sal en la mancha de óxido. Después, toma la mitad de un tomate fresco y frótalo sobre la mancha. Deja reposar de 5 a 7 minutos y después límpialo con un paño.

  • Una pasta de dientes a base de bicarbonato también se deshace de las manchas de óxido. Coloca una capa delgada sobre la mancha y, utilizando un cepillo de cuerdas finas, limpia la mancha con movimientos circulares. Después, limpia los azulejos con agua o papel.

  • También puedes limpiar los azulejos con vinagre. Vierte 2 o 3 cucharadas de vinagre en la mancha, deja secar unos cuantos minutos. Utiliza un paño limpio para limpiar el azulejo. Repite el proceso.

Cómo deshacerse del óxido en el plástico

  • Con ayuda de jabón y agua tibia, limpia el plástico de suciedad y polvo. Después, vierte bicarbonato sobre la mancha de óxido. Coloca un poco de vinagre para obtener una pasta espesa. Extiéndelo de forma uniforme sobre la mancha y déjalo de 15 a 20 minutos. Posteriormente, utiliza una esponja con un abrasivo para limpiar la mancha con movimientos circulares hasta que desaparezca. En caso necesario, repite el proceso unas cuantas veces, después enjuaga con agua y limpia nuevamente la superficie.

Compartir este artículo