Cómo enseñarle a tu perro a no morder (6 consejos)

--1-
240

Si piensas tener un perro en casa o ya lo tienes, notarás que constantemente siente la necesidad de masticar algo y tenerlo en su hocico, por lo que tus zapatos y muebles podrían sufrir daños si no corriges este comportamiento. Ideas en 5 minutos te ofrece algunos consejos para actuar frente a su impulso de morder y así educarlo de forma correcta.

1. Consulta con un veterinario

Para poder determinar las causas del mordisqueo de tu perro es recomendable que hagas una visita a su veterinario para que pueda examinarlo y diagnostique si su comportamiento se debe a un problema de salud, de conducta o de ansiedad.

2. Cómprale un juguete diseñado para morder

⛔ Si tienes un cachorro de 4 a 6 meses, notarás que muerde constantemente tus zapatos, muebles, ropa y otros accesorios. Esto se debe a que se encuentra en la etapa de dentición, es decir, sus dientes de leche están en proceso de caída y puede que eso le cause molestia.

✅ Bríndale tiempo y espacio de juego utilizando juguetes diseñados para dolencias de dientes en cachorros. Intenta con diferentes modelos y texturas. Antes de comprarlos, verifica que su etiqueta indique que son elaborados con materiales no tóxicos para tu mascota.

✅ Enfría sus juguetes antes de la hora del juego. Colócalos en una bolsa con cierre hermético y déjalos en el congelador por unos minutos. Procura seguir las instrucciones específicas del producto.

✅ Una alternativa saludable es prepararle tú mismo un helado apto para caninos. De esta manera refrescarás a tu mascota, lo mantienes hidratado y el frío le ayudará a desinflamar sus encías.

3. Aumenta su actividad física y mental

⛔ No dejes solo a tu perro en casa, ni lo encierres en una habitación por un largo período de tiempo, especialmente si aún es cachorro. Esto podría provocarle estrés, y una forma de lidiar con su aburrimiento sería morder todo lo que encuentre a su alcance.

✅ Antes de salir de casa, llévalo a dar un paseo. Es necesario que tenga actividad física y mental para eliminar el exceso de ansiedad. De esta manera lo dejas cansado y quedará en casa tomando una siesta o relajándose. Además, deja a su alrededor uno o varios juguetes interactivos.

4. Corrige sus malos hábitos

⛔ Si tu mascota te muerde cuando están jugando, dile “No” empleando un tono de voz firme. Aléjate e ignóralo por unos 15 a 20 segundos. Es una manera de enseñarle que esa acción no es correcta y te ha molestado. Repítelo algunas veces hasta que lo entienda.

Prémialo cuando lo veas morder y jugar con sus juguetes. Dale un snack, acarícialo y demuéstrale tu cariño para reforzar el comportamiento positivo.

✅ Si tu mascota continúa mordiendo tus manos o tu ropa cuando juegan, un truco sencillo y natural es aplicar sobre ellas un olor fuerte que no sea tóxico para el animal, como vinagre blanco o alcohol.

✅ También puedes comprar, en una tienda para mascotas, sprays o repelentes de mordidas para aplicarlo sobre ropa y muebles. Estos productos son elaborados con elementos que no le agradarán a tu perro y ayudarán a corregir su comportamiento.

5. Prémialo cuando se comporte correctamente

⛔ Tu perro no debería portarse agresivo o morderte si tomas su plato de comida o uno de sus juguetes. En caso de que presente un problema de actitud. Debes evitar regañarlo, mantener la calma, no lo mires fijamente y aléjate de él sin darle la espalda.

✅ Para prevenir comportamientos agresivos, debes entrenarlo a compartir contigo sus juguetes y pertenencias desde que es un cachorro. Utiliza snacks o premios para que suelte un objeto y asocie que una actitud posesiva es incorrecta.

6. Recurre a un profesional en adiestramiento canino

✅ Si observas que tu mascota tiene actitudes posesivas contigo y con otros miembros de la familia a la hora de manipular sus objetos, es recomendable buscar la ayuda de un profesional que corrija y eduque a tu perro para evitar actos agresivos que podrían causarte daño.

✅ Es imprescindible que desde muy pequeño enseñes a tu cachorro a socializar con personas, animales y su entorno físico fuera de casa. Lo ideal es que cuando lo saques a pasear pueda jugar e interactuar con perros de distintas razas y tamaños. Bríndale cariño y refuerza con premios su comportamiento social cuando haga amigos. Eso ayudará a que se acostumbre a personas y animales extraños y confíe en ellos, sin la necesidad de portarse agresivo y quiera morder o atacar.

--1-
240
Compartir este artículo