Cómo enseñarle a un niño a seguir las reglas de tránsito para que se mantenga a salvo

Tanto los adultos como los niños deben conocer y seguir las reglas de tránsito. Nuestra editorial recopiló algunos de los puntos más importantes de estas normas para que le expliques a tu hijo cómo comportarse de manera segura en la carretera.

Ideas en 5 minutos espera que logres hablar de ellas de una manera accesible y entendible.

Recuerda que hasta los 11 o 12 años, los niños deben estar bajo la supervisión de los adultos. Y estos, a su vez, mostrarles un buen ejemplo

A pesar de que los niños pequeños conozcan las reglas de tránsito, no siempre las siguen. Para enseñarle a tu hijo a seguirlas, solo tienes que mostrarle con tu propio ejemplo cómo cruzar la calle correctamente.

  1. Acércate a la carretera y toma a tu hijo de la mano.
  2. Espera la señal verde del semáforo.
  3. Mira cuidadosamente primero a la izquierda y en medio del camino a la derecha.
  4. Cruza la calle solo en las zonas especiales marcadas con una cebra o una señal de tránsito.
  5. No te distraigas con dispositivos.

Cuéntale sobre el semáforo y las señales de tránsito principales

Explícale a tu hijo para qué sirven las señales de tránsito y los semáforos, y qué hacer cuando se enciende luz roja, verde o amarilla. Si estás manejando o simplemente caminando por la calle, tienes que llamar la atención de tu hija o hijo sobre esta o aquella señal y explicársela de forma detallada. Puedes hacerlo de forma lúdica. Deja que tu niño te cuente con sus propias palabras qué debe hacer una persona en una señal determinada.

Advierte a tu hijo que hay que estar muy atento a la hora de estar cerca de una zona de circulación

Enséñale las reglas importantes del comportamiento en la carretera: detente, mira, escucha y piensa. Al acercarte al costado de la carretera, tienes que detenerte, mirar a tu alrededor, escuchar los sonidos y las señales de los automóviles y luego decidir si es seguro cruzar la calle en ese momento. El claxon de los vehículos y los sonidos del motor pueden indicar que se acerca un auto, aunque no lo hayas visto hasta el momento. Si tu hijo lleva un teléfono con él, tienes que prestarle una especial atención a que no se permite usarlo cerca de la carretera, e incluso solo escuchar música puede ser peligroso.

Cuéntale que es importante tener paciencia y no sacar conclusiones precipitadas. Explícale que no todos los conductores siguen las reglas de tránsito y pueden reaccionar rápidamente, por eso es importante estar lo más atentos posible.

Explícale qué son la cebra y el paso peatonal

Muéstrale a tu hijo cómo se ven las marcas viales de cebra. Explícale que estas son áreas especiales donde los peatones pueden cruzar la calle. No hay que correr sobre ellas, sino caminar con calma para que el conductor pueda calcular la trayectoria del movimiento de una persona y reaccionar a tiempo.

Es importante explicarle a tu hijo que en la carretera hay ciertas áreas donde el conductor no puede ver al peatón. Por ejemplo, cerca de una curva. Y eso significa que es muy peligroso cruzar la calle.

Cuida que los niños no estén corriendo y jugando cerca de la carretera y que solo caminen por la banqueta

El niño debe saber que jugar cerca de la carretera puede ser peligroso. Solo se puede correr, jugar con la pelota o andar en monopatín dentro de los patios infantiles, porque, al aficionarse tanto, puede salir a la zona de circulación sin querer.

Cuida que tu hijo sea visible en la oscuridad

  • No permitas que tu hijo camine solo por la noche.
  • Asegúrate de que tu hijo siempre tenga un retrorreflector o un elemento reflectante en su ropa.
  • Si tu hijo tiene una bicicleta, entonces debes instalar luces led en sus ruedas.
Compartir este artículo